El Departamento de Estado no logra proporcionar pruebas para lo que afirma en su “Hoja Informativa”

http://rightswork.org/2011/11/us-state-department-fails-to-produce-evidence-for-its-%e2%80%98fact-sheet%e2%80%99/

Posted on November 8, 2011 . Written by Ann Jordan.

 

El 15 de septiembre pasado, académicos y activistas escribieron a la Oficina de Trata del Departamento de Estado para requerir pruebas fiables que demostraran lo que afirma en el documento (1): “Prevención: combatir la trata sexual mediante la restricción de la demanda de prostitución”. La Oficina de Trata respondió recientemente pero, para nuestro disgusto, fue incapaz de proporcionar ni tan sólo un elemento de investigación fiable en apoyo de lo que proclama en su “hoja informativa”. Por el contrario, la respuesta parece indicar que la Oficina mantiene su posición y cree que una opinión o una idea acerca de cómo solucionar un problema tiene el mismo peso que hechos respaldados por la evidencia. Su respuesta afirma que la “hoja informativa” es “sólo una entre una amplia gama de hojas informativas similares” y que su “Oficina no afirma que se deba usar una sola técnica para combatir la trata con exclusión de otras”. Esto indica que la Oficina de Trata cree que sus opiniones sobre las causas de la trata son “hechos” y que esas opiniones son una base sólida para “combatir la trata”. Con todo el respeto debido a la Oficina, las afirmaciones acerca de “hechos” y “técnicas para combatir la trata” deberían ser respaldadas por la sólida evidencia que es producida por una investigación cuidadosa con métodos validados. Las respuestas efectivas a la trata requieren algo más que intuiciones y suposiciones con raíces ideológicas acerca de lo que funciona o no.

Mientras la Oficina de Trata no sea capaz de llevar a cabo una sólida investigación en apoyo de las afirmaciones que hace en su “hoja informativa”, debería quitar el documento de su página web y no volver a colocarla hasta que tenga tal evidencia. Si no hace esto, parecería que la promesa de la administración Obama de aplicar una evidencia rigurosa a sus programas y políticas no se aplica a la Oficina de Trata.

_________________________________________

1.-

Prevención: Combatir la trata sexual mediante la restricción de la demanda de prostitución

Departamento de Estado de los EE.UU.

 

Hoja informativa
27 de junio de 2011

https://www.state.gov/j/tip/rls/fs/2011/167224.htm

Una comprensión cada vez mayor de la naturaleza de la trata de personas ha dado lugar a nuevas innovaciones para hacer frente a la demanda. Los estándares corporativos para el monitoreo de las cadenas de suministro y las políticas gubernamentales para eliminar la trata de las prácticas de compra están haciendo nuevas incursiones en la lucha contra la esclavitud moderna. Pero el hecho es que si no existiera demanda de sexo comercial, la trata de personas para la explotación sexual comercial no existiría en la forma que lo hace hoy. Esta realidad subraya la necesidad de seguir esforzándose por reducir la demanda de trata sexual mediante la promulgación de leyes y la promoción de actitudes culturales que rechacen la idea de pagar por sexo.

Normas para combatir la demanda de sexo comercial
Los gobiernos pueden liderar tanto en la práctica como con el ejemplo mediante la implementación de normas de tolerancia cero para los empleados, los miembros uniformados de servicio y los contratistas que pagan por sexo. Si pagar por sexo estuviera prohibido para aquellos que trabajan para, o hacer negocios con, un gobierno, los efectos de propagación podrían ser de largo alcance. A través de sus compras masivas, los gobiernos tienen un impacto en una amplia gama de actores del sector privado, y las políticas que prohíben la compra de sexo podrían a su vez llegar a una parte significativa del sector privado también.

Al mismo tiempo, los gobiernos tienen la capacidad de sensibilizar sobre el carácter sutil y brutal de este crimen, exigiendo la capacitación de empleados, contratistas y subcontratistas sobre cómo las personas sometidas a trata sexual son víctimas de coacción. Con demasiada frecuencia, las víctimas de la trata de personas son erróneamente consideradas como adultos “consintientes”. El uso de la violencia para esclavizar a las víctimas de la trata es omnipresente, pero hay otras formas más sutiles de fraude y coerción que también impiden a una persona escapar de la servidumbre obligada. Una persona prostituida puede haber consentido inicialmente, puede creer que él o ella está enamorada de ella o de su traficante, puede no identificarse como una víctima, puede no estar operando en las proximidades del proxeneta, o puede haber estado lejos del control físico del proxeneta con lo que parecía ser una amplia oportunidad de pedir ayuda o huir. Ninguno de estos factores, tomados de uno en uno o en conjunto, significa que él o ella no sea víctima de una forma grave de trata. Asegurar que estos hechos sean parte de la capacitación requerida para cada empleado del gobierno y todos los que hacen negocios con o en nombre de un gobierno es un paso importante en el cambio de actitudes sobre el sexo comercial.

Liderazgo moral en el futuro de esta lucha
Leyes fuertes son fundamentales para liberar a los países de todas las formas de esclavitud moderna, pero en última instancia para fomentar un cambio cultural más amplio con el fin de lograr avances significativos en la reducción de la demanda de trata sexual. Esto sólo puede lograrse rechazando las nociones aceptadas desde hace mucho que consideran el sexo comercial como un fenómeno de “los chicos siempre serán chicos” y enviando, en cambio, el claro mensaje de que comprar sexo es incorrecto. Los legisladores tienen el poder de elaborar una legislación eficaz contra la trata, pero también tienen la responsabilidad de representar valores que no toleren los abusos del sexo comercial. Los líderes empresariales necesitan cultivar una cultura corporativa que deje atrás un pensamiento obsoleto que hace la vista gorda al comercio sexual, incluyendo la adopción de códigos de conducta que prohíban la compra de sexo. Y los líderes de la sociedad civil —desde maestros a padres y ministros— deben fomentar la creencia de que es responsabilidad de todos reducir la demanda de trata sexual. Es especialmente importante llegar a los jóvenes con un fuerte mensaje de reducción de la demanda para ayudarles a comprender la explotación que implica el sexo comercial y combatir la glamorización de la cultura proxeneta.

Es la responsabilidad individual de cada persona pensar en sus contribuciones a la trata. Las leyes y las normas, las asociaciones y el activismo seguirán siendo cruciales para la lucha contra la esclavitud moderna, pero también lo serán las decisiones cotidianas de hombres y mujeres que pondrán fin a la trata sexual y llevarán un mensaje de libertad para todos.

Carta original a la Oficina de Trata:

http://rightswork.org/wp-content/uploads/2011/10/Ambassador-CdeBaca.9.11.pdf

Respuesta de la Oficina de Trata:

http://rightswork.org/wp-content/uploads/2011/11/Ambassador-CdeBaca.pdf

La “Hoja Informativa”:

http://www.state.gov/g/tip/rls/fs/2011/167224.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s