“No somos vuestras putas”: Morgane Merteuil

 En los últimos días ha habido en Francia un nuevo giro. Lxs abolicionistas han comenzado una campaña, 25/10-25/11, 30 días por la Abolición. El 25/11 tendrá lugar la votación en la Asamblea para la penalización de los clientes. Están publicando un testimonio de “superviviente” cada día (de hecho están luchando por conseguir muchos testimonios, de forma que están reciclando viejas historias de 2006, e incluso extraños testimonios de trabajadoras sexuales que no fueron muy felices haciendo trabajo sexual… en cualquier caso, una campaña un poco floja). El colectivo de organizaciones juveniles, Juventud por la Abolición —8 grupos casi todos de partidos de izquierda— está presionando también. A continuación, Causette, LA revista feminista, sale con “55 razones para NO ir de putas”, dedicado a los clientes. Este artículo de 4 páginas es un puro concentrado de putofobia, racismo, transfobia, etc… “Todas las trabajadoras sexuales son esclavas” es una de sus primeras sentencias. Seguido de afirmaciones tales como “Porque… si vas a violar a alguien, vete sin más a por una chica, ¿por qué pagar por violar?” “Porque… ella puede tener una polla más grande que la tuya” “Porque… follar a una sandía es más barato”, etc… Completamente enfermizo: muchos medios lo han llamado basura.

De cualquier modo, por si esto no fuera bastante… LOS CLIENTES han decidido unirse publicando (la semana que viene, pero ya se ha filtrado) el Manifiesto de los 343 “guarros”, llamado “No toques a MI puta”. Firmado por muchos franceses famosos, dio munición a lxs abolicionistas para decir: “¿veis? la prostitución es patriarcal, los hombres poseen a las mujeres…” etc… Así que POR FAVOR, ¡¡¡clientes!!! no intentéis ayudar, porque no estáis ayudando… Así que el STRASS ha estado escribiendo varias réplicas tanto a abolicionistas como a clientes, pero sobre todo, esta ha sido otra semana asquerosa en la campaña para abolir la prostitución en Francia. (Ah, y lo de los 343 guarros es una jodida referencia al Manifiesto de las 343 guarras de 1971,  iniciado por Simone de Beauvoir en defensa de los derechos reproductivos “Yo también he abortado”, lo que hace todavía más imbécil la referencia que hacen los clientes… arrrrghhh. Francia. 

Luca Stevenson

NO SOMOS VUESTRAS PUTAS

Artículo de Morgane Merteuil, secretaria general de STRASS, en respuesta a la iniciativa de los “343 guarros”, publicado en L’Express

http://www.lexpress.fr/actualite/manifeste-des-343-salauds-l-abjection-n-a-plus-de-limites_1295514.html

Era de esperar que la mediocridad de los debates sobre el trabajo sexual, sabiamente manejada por aquellas y aquellos que no tienen ningún interés en que se aborden los auténticos problemas del mismo, no nos llevaría más que a la abyección. Tras el artículo de Causette y sus “55 buenas razones para no ir de putas”, es Causeur quien toma el relevo con su “Manifiesto de los 343 clientes“(1).

Abyecta es la referencia al “Manifiesto de las 343 guarras”(2): cuando en 1971 343 mujeres levantaron su voz para decir que habían abortado, desafiaban las leyes y el orden moral; anunciaban que a pesar de los riesgos que corrían, nada ni nadie las impediría disponer de sus cuerpos. Y los riesgos eran grandes entonces, no solo en términos de estigmatización, de represión penal, sino sobre todo porque al abortar en condiciones de clandestinidad era su vida lo que arriesgaban aquellas mujeres. Muchas la han perdido, por otra parte, y continúan perdiéndola hoy, por falta de acceso legal a la IVE. ¿Qué arriesgan hoy estos 343 clientes? NADA. Y no vengaís a hablarnos de las penas reflejadas en la ley, que no serán aplicadas como mucho más que tres veces, por ejemplo, ya que en realidad no tienen otro objeto que forzar a las putas a ocultarse cada vez más.

Abyecta es vuestra negativa a reconocer vuestros privilegios y vuestro discurso antifeminista, que querría hacernos creer que sois las pobres víctimas de los progresos feministas: mientras que vosotros defendéis vuestra libertad para jodernos, nosotras estamos defendiendo nuestra libertad para no morir. La penalización de los clientes, en la medida en que condena a numerosas mujeres a mayor clandestinidad, no es ciertamente un progreso feminista, y es esta la razón por la que, en tanto que putas, nos oponemos a ella. Porque está claro que somos nosotras, las putas, las que somos estigmatizadas e insultadas a diario porque vender servicios sexuales no es considerada una manera “digna” de sobrevivir. Nosotras, las putas, las que ponemos en riesgo nuestra vida en tanto que clandestinas en esta sociedad que no piensa más que en abolirnos. Así que no deis la vuelta a los roles y dejad de presentaros como víctimas, cuando vuestra posibilidad de ser clientes no es más que una prueba del poder económico y simbólico del que disponéis en esta sociedad patriarcal y capitalista.

Abyecto, en fin, pero con un estilo que no tiene nada que envidiar a lxs abolicionistas a los que pretendéis combatir, es vuestro paternalismo, cuando decís “no toquéis a mi puta”: no somos las putas de nadie, y aún menos las vuestras.

_____________________________

(1) Manifiesto de los 343 guarros

En materia de prostitución, somos creyentes, pacticantes o agnósticos.

Algunos de nosotros han ido, van o iran a “putas”, y no les da vergüenza.

Otros, sin haber sido personalmente clientes (por razones que solo les importan a ellos), no han tenido ni tendrán nunca el reflejo ciudadano de denunciar a aquellos de sus prójimos que han recurrido al amor tarifado.

Homos o heteros, libertinos o monógamos, fieles o volubles, nosotros somos hombres. Esto no hace de nosotros los frustrados, perversos o psicópatas descritos por los partidarios de una represión disfrazada de combate feminista. Que lleguemos o no a pagar por tener relaciones carnales, nosotros no prescindiríamos nunca bajo ningún pretexto del consentimiento de la otra parte. Pero consideramos que todo el mundo tiene el derecho de vender libremente sus encantos —e incluso de que le guste hacerlo. Y nos resistimos a que los diputados dicten normas sobre nuestros deseos y nuestros placeres.

No nos gusta ni la violencia, ni la explotación, ni la trata de seres humanos. Y esperamos de los poderes públicos que haga todo lo posible por luchar contra las redes y sancionar a los macarras.

Nos gusta la libertad, la literatura y la intimidad. Y cuando el Estado se ocupa de nuestros culos, esas tres cosas están en peligro.

Hoy la prostitución, mañana la pornografía: ¿qué se prohibirá pasado mañana?

Nosotros no cederemos ante las ligas de la virtud que quieren a las damas (y a los hombres) de virtud fácil. Contra lo sexualmente correcto, tenemos la intención de vivir como adultos. 

Todos juntos, proclamamos: ¡No toques a mi puta!

(2) Manifiesto de las 343 guarras

«Un millón de mujeres abortan cada año en Francia.
Ellas lo hacen en condiciones peligrosas debido a la clandestinidad a la que son condenadas cuando esta operación, practicada bajo control médico, es una de las más sencillas.
Se sume en el silencio a estos millones de mujeres.
Yo declaro que soy una de ellas. Declaro haber abortado.
Al igual que reclamamos el libre acceso a los medios anticonceptivos, reclamamos el aborto libre.»

1460122_533719273388441_466970064_n

Yo también he abortado

Yo también he abortado

Anuncios

Un pensamiento en ““No somos vuestras putas”: Morgane Merteuil

  1. Vale, vale. Los 343 salauds son gilipollas, pero es que las de Osez le féminisme! déjalas correr. Hay momentos que ya no parce un tema de si prostituta o cliente, cualquier persona que escucha se dice: ¿pero que dicen estas tías? Más allás de que puedan tener buenas intenciones…. hay argumentos que no se aguatan. No hace falta tener experiencia en el tema, ¡tan sólo cerebro! Luego, me parece bastante claro que hacen esta igualdad prostitución=violación justamente para que haya “clientes” que reaccionen y así deplazar la discusión de las medidas para las prostitutas (las importantes) a las medidas sobre los clientes (accesorias). En fin, ya lo dejo. Os voy leyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s