Amnistía Internacional denuncia que la policía detiene a trabajadoras sexuales y a hombres supuestamente gays en la nueva campaña de “moralidad” de Tajikistán

 

Nota de prensa.

13 de junio de 2014

 

http://www.amnesty.org/en/for-media/press-releases/police-seize-sex-workers-and-men-believed-be-gay-tajikistan-s-new-morality-0

 

Tajikistán debe detener inmediatamente su campaña de acoso y violencia contra personas acusadas de “delitos morales”, dijo hoy Amnistía Internacional. La policía ha detenido a más de 500 trabajadoras sexuales y a un número indeterminado de hombres sospechosos de “conducta homosexual” desde el 6 de junio. En una serie de redadas nocturnas en la capital, Dushanbe, la policía detuvo a aquellas personas de las que sospechó que hacían trabajo sexual u otro tipo de “delitos morales”, incluídos una mujer embarazada y tres hombres sospechosos de ser gays.

Fueron introducidos en furgones policiales y varios denunciaron haber sido golpeados por la policía. “Estas redadas nocturnas, disfrazadas como una campña para defender la moral pública, son en realidad un ejercicio de discriminación y malos tratos”, dijo Denis Krivosheev, Director Delegado para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.

“Denuncias de palizas policiales, amenazas, violencia sexual y procedimientos médicos invasivos forzados sugieren que el Ministro del Interior debe investigar con urgencia los abusos presuntamente cometidos por la policía”

Los grupos locales de defensores de los derechos humanos dijeron que la policía detuvo a unas 70 personas durante la última redada, el 10 de junio. La mayoría fueron liberados sin cargos unas 36 horas más tarde. Sin embargo, no se sabe todavía qué ha sido de otras 30 personas que no han sido liberadas.

Los policías obligaron a los detenidos a hacerse análisis de sangre, y a las que se sospechaba que eran trabajadoras sexuales les hicieron citologías vaginales, reduciendo físicamente a cualquiera que se opusiera. Varias dijeron que los policías las habían humillado sexualmente, pero no quisieron dar más detalles.

Amnistía Internacional ha recibido varias denuncias de que la policía de Tajikistán ha violado a trabajadoras sexuales detenidas, exigiéndolas sexo a cambio de su puesta en libertad.

Varios de los detenidos fueron sometidos a pruebas forzadas de VIH y otras infecciones de transmisión sexual, violando sus derechos humanos a la privacidad, la integridad corporal y a la libertad frente a los maltratos.

A todos los detenidos se les tomaron las huellas dactilares, se les fotografió y se les filmó. La policía no siguió el protocolo de registro de detenidos.

Aunque Tajikistán despenalizó el sexo entre personas del mismo género en 1998, el Ministerio ha declarado abiertamente que los tres hombres fueron detenidos por ser sospechosos de “conducta homosexual”.

“La policía no puede acorralar a las personas, detenerlas durante días sin permitirlas hablar con un abogado, sin garantías ni cargos, solo para imponer su propio punto de vista de lo que es la moral pública”, dijo Denis Krivosheev. “Cuando las autoridades llevan a cabo detenciones, deben respetar los elementos básicos de un proceso justo y deben tomar todas las precauciones para que los detenidos sean tratados con dignidad y humanidad”

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s