Trabajo sexual: autoridad empresarial según la ley alemana

Publicado el 14 abr. 2015

Alexa os va a contar algunos datos acerca del trabajo sexual en Alemania

Podéis encontrar más información en: http://berufsverband-sexarbeit.de/en/

 
Texto:

Hoy:

 
Autoridad empresarial según la ley alemana

¿Puedo presentarme?

 
Alexa

 
Alexa trabaja en un burdel

 
Allí paga por el uso de las habitaciones, o bien un alquiler diario o bien una cantidad estipulada por cliente

Alexa es una trabajadora sexual independiente

 
Como todos los autónomos, ella decide cuándo, dónde y por cuánto tiempo quiere trabajar…

 
Esta es Susana; trabaja en la panadería de al lado…

 
Susana tiene un empleo permanente

 
Esto significa que gana un salario mensual estipulado y su patrón determina cuándo, por cuánto tiempo tiene que trabajar y exactamente qué es lo que tiene que hacer…

 
Su patrón tiene una autoridad empresarial ILIMITADA

 
El caso de Alexa es diferente porque es autónoma y no tiene patrón. El propietario del edificio que le alquila la habitación NO tiene derecho a darle instrucciones.

 
Además, NADIE puede decidir con qué clientes tiene que tener relaciones Alexa o qué clase de servicios sexuales debe ofrecer.

 
Alexa podría trabajar también como empleada en el burdel, pero la mayor parte de las trabajadoras sexuales prefieren ser independientes. Como empleada, tendría seguridad social, pero como Susana, tendría que tener un contrato de trabajo, de forma que ya no podría tomar sus propias decisiones.

 
El operador del burdel sería su patrón y, de acuerdo con el artículo 3 de la Ley de Prostitución, tendría entonces la autoridad empresarial LIMITADA.

Es limitada debido al derecho de Alexa a la autodeterminación sexual: nadie puede ordenar a Alexa qué clase de sexo tiene que practicar o a qué clientes debe aceptar, sino SOLO cuándo y por cuánto tiempo debe estar presente en el burdel. Esto se aplica a todas las modalidades de trabajo sexual.

 
Sencillamente, Alexa no podría cambiar de burdel ni de ciudad, o descansar por un par de días. Solo si es independiente, flexible y movible puede trabajar dónde y cuándo quiera.

 
Por tanto, Alexa piensa que por lo que respecta al trabajo sexual los contratos son una tontería y prefiere trabajar como autónoma. Lo que más le importa es que no tiene que preocuparse de la publicidad.

Así que esta es la diferencia entre Susana y Alexa.

 
Para las trabajadoras sexuales autónomas NO hay autoridad empresarial. Para las trabajadoras sexuales empleadas con seguridad social solo se aplica una autoridad empresarial LIMITADA. Y para las empleadas que NO son trabajadoras sexuales, como Susana, se aplica la autoridad empresarial ILIMITADA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s