Crisis griega: el crecimiento de la industria del sexo muestra que la austeridad ha violado los derechos de las mujeres

Por Lydia Smith

1 de julio de 2015

http://www.ibtimes.co.uk/greek-crisis-thriving-sex-industry-shows-austerity-has-violated-womens-rights-1508814

 
Siete años de crisis económica han dejado a Grecia asfixiada por la deuda y con el mayor nivel de desempleo de todas las eonomías desarrolladas. Alrededor de un tercio de los griegos están viviendo por debajo del umbral de la pobreza, y los niños y las familias constituyen una proporción significativa de los más vulnerables como consecuencia de las brutales medidas de austeridad.

 
Esto es bien sabido y está bien documentado. Pero una consecuencia del desempleo masivo en Grecia es ampliamente ignorado: la creciente tasa de mujeres que recurren al trabajo sexual para llegar a fin de mes. Se dice que hay alrededor de 18.000 trabajadoras sexuales en Grecia, frente a las 17.000 que se estimaba que había en 2012.

 
Según el Centro Griego para las Ciencias Sociales y la Universidad Panteion, el número de personas que venden servicios sexuales en Grecia se ha disparado en un 150% durante la crisis, impulsado por aquellas mujeres desesperadas por llevar comida a la mesa tras el colapso financiero de la nación.

 
“Durante los últimos años, Atenas ha tenido que lidiar con un número creciente de personas que han perdido su trabajo, han sido echados de sus casas y han sido afectados por la pobreza y la exclusión social”, dice Eva Cossé, asistente de investigación senior de la organización Human Rights Watch.

 
“A medida que han sido llevadas a cabo las medidas de austeridad, el VIH, los suicidios y las depresiones han aumentado, y cientos de miles de personas han sido expulsadas en bloque del sistema de salud”, dice Cossé. “Algunas viven en las calles y otras van allí para buscar drogas o clientes para el trabajo sexual”.

 
Aunque la tasa de desempleo descendió ligeramente de 27,2% a 25,4% en febrero, muchas mujeres no han tenido otra opción que el trabajo sexual. Muchas piden apenas unos pocos euros a cambio de sus servicios, habiéndose vistas forzadas a bajar los precios a causa de la competencia. Otras ofrecen sexo sin protección para aumentar sus ingresos.

 
Hablando con trabajadoras sexuales en las calles de la capital griega el año pasado, Cossé encontró que muchas mujeres trabajaban para llegar a fin de mes. Algunas vendían sexo para costearse una dependencia de drogas y algunas otras tenían otro trabajo aparte. “Me dijeron que tienen que enfrentarse a muchos retos, incluyendo serios problemas de salud, falta de vivienda, abuso policial, acoso diario y constante discriminación”, dice.

 
Es una triste realidad para los miles de mujeres atrapadas en un ciclo de prostitución callejera ilegal para pagarse una adicción.

 
Aunque la prostitución callejera es ilegal, el trabajo sexual es legal en Grecia. Las trabajadoras sexuales deben registrarse y pasar controles sanitarios cada dos semanas. Los burdeles o “estudios” permiten a las mujeres trabajar legalmente y, según la legislación aprobada en 1999, todos ellos deben tener una licencia extendida por el Estado. Aunque, según los informes, solo una parte de los burdeles funcionan con licencia y menos de 1.000 trabajadoras sexuales están registradas.

 
La legislación que rodea el trabajo sexual es una parte principal del problema. Hay una larga lista de requisitos que las mujeres deben cumplir para registrarse como trabajadora sexual legal. Deben tener derecho a vivir y trabajar en el país, no padecer enfermedades infecciosas y no padecer una adicción a drogas.

 
En Grecia, las mujeres casadas tienen prohibido trabajar legalmente en la industria del sexo. Expulsadas de los burdeles —que en general se considera que son más seguros que trabajar en la calle— terminan trabajando ilegalmente, enfrentándose potencialmente a un mayor riesgo de violencia y problemas de salud.

 
Soula Alevridou, propietaria de un burdel legal en Larissa, capital de la región de Tesalia, dijo a la BBC que el número de mujeres casadas que acudían a ella buscando trabajo se había duplicado entre 2010 y 2015. “Suplican y suplican, pero como burdel legal que somos no podemos emplear a mujeres casadas. Es ilegal. Así que eventualmente terminan como prostitutas callejeras”, dijo.

 
11694887_10205684098036224_8313821090677085316_n

 

La presente crisis financiera de Grecia ha provocado un desastre de salud pública que ha visto cómo se disparan las enfermedades infecciosas. Un informe publicado en 2014 por investigadores de las universidades de Oxford y Cambridge junto a la London School of Hygiene and Tropical Medicine encontró pruebas de aumento de la tasa de VIH en el país.

 
Recortes en los programas de apoyo a los trabajadores sanitarios, aumento del uso de drogas en un momento de degradación social y aumento del número de trabajadoras sexuales que ofrecen un servicio de mayor riesgo —sexo sin preservativo— para reforzar sus escasos ingresos, todo ello ha contribuido al aumento en la tasa de infecciones.

 
Pero en lugar de abordar el problema real —responsabilizándose de las repercusiones negativas que han tenido los recortes en atención sanitaria en la consecución de los objetivos marcados por la Troika— las autoridades griegas han echado la culpa a las trabajadoras sexuales. En 2012, la policia detuvo a 17 trabajadoras sexuales supuestamente seropositivas como parte de una ofensiva contra los burdeles sin licencia.

 
Acusadas de provocar intencionadamente lesiones corporales graves, sus nombres y fotografías fueron publicados en la web de la policía, a pesar de los defensores de derechos humanos que alegaban que no estaba claro que las mujeres supieran que eran seropositivas.

 
En lugar de condenar a las mujeres que trabajan ilegalmente en la industria del sexo, más valdría cuidar su salud, dice Cossé. “El gobierno griego debería llevar a cabo un genuino programa de salud pública dirigido a las personas que cambian sexo por dinero, drogas o necesidades vitales, y asegurar que la policía respete los derechos de mujeres cuyas condiciones de vida son ya bastante duras”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s