Prostitución en París: ¡la izquierda debe cesar en su guerra contra las trabajadoras del sexo!

Publicado el 21-12-2015 – Modificado el 22-12-2015

 

7691323188078
Por Thierry Schaffauser
Trabajador del sexo

http://leplus.nouvelobs.com/contribution/1463099-prostitution-a-paris-la-gauche-doit-cesser-sa-guerre-aux-travailleuses-du-sexe.html

 

LE PLUS. El grupo Frente de izquierda y los alcaldes del PS de los distritos 19 y 20 de París desean poner fin a las subvenciones destinadas al “Autobús Lotus”, programa de Médicos del Mundo dedicado a proteger e informar a las trabajadoras del sexo chinas en París. Pero su utilidad ha sido reconocida unánimente, defiende Thierry Schaffauser, cofundador de STRASS.

 

Reunión de las Rosas de Acero, asociación de trabajadoras del sexo chinas, en Belleville, el 17/12/15 (J.DEMARTHON/AFP)

Reunión de las Rosas de Acero, asociación de trabajadoras del sexo chinas, en Belleville, el 17/12/15 (J.DEMARTHON/AFP)

 

El pasado día 17 de diciembre, en plena jornada internacional de lucha contra la violencia hacia las trabajadoras del sexo, nos enteramos de que el Frente de izquierda en el Consejo de París, junto a los alcaldes socialistas de los distritos 19 y 20, se oponía a la renovación de una subvención a favor de Médicos del Mundo, cuyo autobús Lotus lleva a cabo acciones de salud con la comunidad de trabajadoras del sexo chinas desde hace más de diez años.

La razón invocada es que Médicos del Mundo no toma posición a favor de la ideología abolicionista defendida por esos partidos y no busca convencer a las trabajadoras del sexo de que cesen en su trabajo cuando está con ellas. Tal vez, también sea porque Médicos del Mundo se opone a la penalización de los clientes, penalización que estima peligrosa.

 

Un retroceso de treinta años

Poco importa cuál sea la calidad del trabajo que lleva a cabo el autobús Lotus, calidad que es, sin embargo, unánimemente reconocida. Hay que creer que, según ciertos hombres y mujeres dedicados a la política, el acceso a la asistencia sanitaria debe estar condicionado a la incitación a entrar en un “circuíto de salida de la prostitución”.

Es un precedente peligroso, ya que el conjunto de asociaciones que trabajan por la salud de las trabajadoras del sexo, ya sea asociaciones de salud comunitaria, de lucha contra el SIDA, Médicos del Mundo o incluso Planning familial, se oponen a la penalización del trabajo sexual, comprendida la de los clientes, y se niegan a condicionar su ayuda a un cese en la prostitución. Es un retroceso de treinta años, hasta el comienzo de la epidemia de SIDA, cuando las únicas asociaciones sostenidas y legitimadas por el Estado eran aquellas que se negaban a distribuir preservativos, con el argumento de que dicha distribución hacía que las personas se mantuvieran en la prostitución.

 

Una mayor represión policial

El mismo Frente de izquierda y los cargos electos del Partido socialista votaban ya en junio pasado en el Consejo de París a favor de aumentar la presencia policial en el barrio de Belleville para luchar contra la presencia de las prostitutas chinas. Las trabajadoras del sexo, organizadas en torno a su asociación las Rosas de Acero, han denunciado durante todo el verano el acoso policial que sufrían, fotografiando sin permiso la policía a algunas de ellas y rompiéndoles los papeles a otras, y hallándose de nuevo la mayor parte de ellas en una situción de precariedad extrema.

Las consecuencias de esta represión son que las agresiones son cada vez más numerosas. Es precisamente para luchar contra estos actos de violencia que Médicos del Mundo ha puesto en marcha, junto con los Amigos del Bus de las Mujeres y las Rosas de Acero, el proyecto “Todos en marcha”; pero algunos siguen diciendo que están equivocados.

 

Una izquierda biempensante
Se esperaba que la izquierda adoptara medidas sociales para ayudar a las mujeres inmigrantes, o para regularizar su derecho de residencia. Pero, por ser trabajadoras sexuales, solo tienen derecho a más represión.

Esta izquierda biempensante presenta cuando le conviene a todas estas mujeres inmigrantes como víctimas de la trata, para mejor negar su capacidad de organizarse y para rehusar escuchar sus reivindicaciones, bajo el pretexto de que estarían manipuladas por proxenetas. Es entonces aún más incoherente, si deben ser consideradas como víctimas, justificar ahora y siempre nuevas medidas de penalización, o intentar cortar el suministro de recursos a la asociación que les permite acceder en su propia lengua a la asistencia sanitaria y social, a la defensa de sus derechos y a la justicia, .

____________________________________
Thierry Schaffauser
· Trabajador del sexo
· 33 años
· Twitter : https://twitter.com/TSchaffauser
· Facebook : http://www.facebook.com/profile.php?id=732884225
· Email : sexworkeractivist@googlemail.com
· 14 artículos seleccionados por el nouvelObs

Cofundador del STRASS, el sindicato del trabajo sexual. Autor de Les luttes des putes, en Ediciones La Fabrique.
http://leplus.nouvelobs.com/thierryschaffauser

Anuncios

4 pensamientos en “Prostitución en París: ¡la izquierda debe cesar en su guerra contra las trabajadoras del sexo!

  1. Yo creo que los activistas debemos preguntarnos por qué las autoridades ponen tanto empeño en lo que la compañera Carol Leight (Scarlot Harlot) denomina la “war on whores” (guerra a las putas). Parece que tuviesen un interés personal en mantener a las trabajadoras sexuales en una situación de desprotección, clandestinidad y vulnerabilidad perpetua.

    Si eso fuese así, resultaría inútil PEDIRLES nada. Lo que habría que hacer, entonces, sería desenmascarar lo que Gail Pheterson denominó “Hidden agenda” (agenda oculta). Thierry estuvo la semana pasada en una charla aquí en España. ¿Escuchó a Georgina Orellano de AMMAR? ¿Qué expresó ella? ¿Qué problemas comentó tener, qué dificultades afrontaba, cuál era la actuación de las autoridades hacia las prostitutas?

    Tenemos que comenzar por entender cómo funcionan las cosas. La “izquierda” ataca a las putas PORQUE NO PUEDE HACER OTRA COSA, al igual que la derecha corrupta. No van a cambiar no porque desconozcan lo que sucede, sino por su PROPIOS INTERESES. La única manera es organizarnos y, mediante charlas y medios de comunicación, comenzar a destapar los verdaderos abusos que se cometen contra las trabajadoras del sexo.

    Dime, Citerea. ¿Estás dispuesta/o a colaborar conmigo? Necesito alguien que se tome este tema en serio y tú has demostrado una constancia y capacidad de trabajo que pocas personas tienen. Me gustaría conocerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s