Pagar por sexo no es delito en Suecia si es para evitar una condena por violar a una prostituta secuestrada

 
El caso del médico sueco que encerró a una mujer en un “bunker secreto”

 
Publicado: 23 Feb 2016 10:19 GMT+01:00
Actualizado: 23 Feb 2016 17:14 GMT+01:00
http://www.thelocal.se/20160223/swedish-doctor-awaits-sentence-in-bunker-case

 

1

 

ACTUALIZACIÓN: Un médico sueco que mantuvo a una mujer encerrada en un bunker con aislamiento acústico durante casi una semana ha sido condenado a 10 años de cárcel.

 

ACTUALIZACIÓN: 25 Enero 2016: Un médico sueco fue a juicio el lunes acusado de drogar, violar y secuestrar a una joven en un bunker que había construido con la idea de tenerla escondida durante años.

Según consta en el sumario, el hombre se hizo pasar por americano cuando vio a la mujer por primera vez el 10 de septiembre en el apartamento de esta en Estocolmo, tras haber hecho un contacto inicial por internet.

Dos días más tarde, volvió al apartamento de ella con champán, fresas y jugo de fruta envenenados con sedantes. Una vez ella inconsciente, se dice que la violó, luego la llevó en una silla de ruedas a su coche de él al que había colocado placas de matrícula falsas.

Luego condujo el coche 550 kilómetros desde Estocolmo a su casa de campo cerca de Kristianstad, al sur de Suecia.

Se le acusa de haberla encerrado luego en lo que la acusación describe como un “bunker” en superficia que había construído en su parcela y que desde fuera parecía una caseta de jardín. Allí tomó a su víctima muestras sanguíneas y vaginales para estar seguro de que no tenía ninguna enfermedad de transmisión sexual.

http://www.thelocal.se/20160125/doctor-who-kept-girlfriend-in-bunker-goes-on-trial

El Juzgado de Distrito de Estocolmo dictó sentencia el martes por la mañana, encontrando a Martin Trenneborg, de 38 años, culpable de raptar a la mujer. Sin embargo, no le encontró culpable de violación agravada. Le condenó también a pagar 180.000 coronas (19.222 euros) a la víctima por daños.

 
Descrito en los medios como el “Fritzl sueco” —en referencia al padre austríaco que mantuvo a su hija cautiva durante 24 años— Trenneborg había sido acusado de drogar a su víctima con fresas envenenadas y llevarla en coche a su casa de campo enmascarado y con placas de matrícula falsas el otoño pasado.

 
Había sido acusado posteriormente de encerrar bajo llave a la mujer en lo que la acusación ha descrito como un “bunker” en superficie que había construido en su parcela y que tiene el aspecto externo de una caseta de jardín.

 
El tribunal dijo en un comunicado que anuncia el veredicto que el propósito del acusado había sido mantener a la víctima encerrada para “obligarla a servirle como novia y futura pareja sexual”.

 
“El médico planeó su crimen meticulosamente y durante mucho tiempo. Además, puso a la víctima en serio riesgo al drogarla y tenerla en condiciones muy incómodas en este bunker aislado”, dijo.

 
Pero le exoneró del cargo de violación al que se enfrentaba, diciendo que no había sido probado más allá de cualquier duda razonable que hubiera “realizado el acto sexual con la víctima mientras estaba drogada”.

 

2

 

Durante el juicio, la víctima estaba visiblemente afectada, y se presentó con las manos cubiertas con guantes negros y la cabeza oculta bajo un pañuelo. Su identidad no ha sido revelada.

 
“No se encuentra bien. Es muy difícil para ella dar la cara”, dijo al tribunal su abogado Jens Högström.

 
Trenneborg ha admitido retenerla contra su voluntad, pero ha negado haberla secuestrado o violado.

 
“Tuvieron relaciones sexuales, pero fueron consensuadas. Ella es trabajadora sexual y él pagó por el sexo que tuvieron”, dijo su abogada defensora Mari Schaub a la agencia de noticias AFP tras el veredicto.

 

Durante el juicio, que se llevó a cabo casi por entero a puerta cerrada, la abogada defensora Mari Schaub dijo que Trenneborg era un “alma rota” y un hombre solitario con pocos amigos.

 
“Quería desesperadamente tener una novia”, dijo a los periódicos suecos el mes pasado.

 
En las primeras declaraciones a la policía, el médico dijo que “novia podría ser la mejor denominación” para la mujer, aunque admitió que “no era una novia en el sentido corriente, aunque yo lo pudiera entender así.”

 
Sin embargo, la mujer que encerró dijo a la policía que temió ser torturada o asesinada.

 
Los investigadores se enteraron de la extraña trama en septiembre de 2015, después de que Trenneborg se presentara él mismo en una comisaría de policía con la mujer, pero no fue acusado formalmente hasta enero de este año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s