Los proxenetas están depredando a las trabajadoras sexuales expulsadas de la Web a causa de FOSTA-SESTA

 

Por Samantha Cole

 

30 de abril de 2018

 

https://motherboard.vice.com/en_us/article/bjpqvz/fosta-sesta-sex-work-and-trafficking

 

“Las trabajadoras sexuales están aterrorizadas:” Menos de tres semanas después de que el así llamado proyecto de ley contra la trata sexual se convirtiera en ley, las consecuencias son nefastas.

 

Advertencia de contenido: este artículo contiene referencias a violencia sexual, agresiones   y suicidio. Si usted o alguien a su alrededor muestra tendencias suicidas o a autolesionarse, comuníquese, por favor, con el Centro de Recursos para la Prevención del Suicidio.

 

 

La última vez que Katie trató de dejar a su proxeneta, él la golpeó con un hierro para neumáticos.

“El tiempo cura heridas físicas”, me dijo por teléfono Katie, cuyo nombre ha sido cambiado para proteger su seguridad. “He sido independiente durante años y lejos de él, pero todavía estoy intentando superar mentalmente, ya sabes, todo lo que ha hecho”.

En marzo, el Congreso aprobó aprobó la Ley para la lucha contra la trata sexual online (FOSTA), un controvertido y confuso proyecto de ley empaquetado junto con la Ley para detener la trata sexual (SESTA) que fue presentado por sus defensores como destinado a luchar contra la trata sexual. Castiga los sitios web por las conversaciones sobre la prostitución y el comercio sexual, bajo la guía de la lucha contra la trata sexual.

Pero debido a esta nueva ley, las personas explotadoras y abusivas como el ex chulo de Katie están volviendo a la vida de las trabajadoras sexuales. Están aprovechando la confusión y el temor que esta ley ha creado, ya que las comunidades en línea donde las trabajadoras sexuales encontraban y examinaban clientes y donde se apoyaban unas a otras están desapareciendo.

¿Qué vas a hacer sin mí ahora? dicen los explotadores inundando las bandejas de entrada y los mensajes de las víctimas. Me necesitas. De acuerdo con las trabajadoras sexuales con las que he hablado, este es un mensaje común.

“Parece que están saliendo proxenetas de la nada desde que todo esto sucedió”, me dijo en un correo electrónico Laura LeMoon, una superviviente de trata, escritora, cofundadora y directora de la organización sin fines de lucro Safe Night Access Project Seattle. “Se están aprovechando de la situación en que se encuentran las trabajadoras sexuales. Es por eso que digo que FOSTA / SESTA realmente ha incrementado la trata. Ha habido proxenetas que han contactado conmigo. Son sanguijuelas. Ganan dinero con la desgracia [de las trabajadoras sexuales] “.

Para aquellas que no tienen otras alternativas, las próximas semanas y meses podrían ver una vuelta a una época oscura, a medida que más personas sean empujadas al trabajo de calle, o a la explotación extrema de tratantes y proxenetas. FOSTA está destruyendo las comunidades que apoyaban a las trabajadoras sexuales con listas de malas citas y ayuda de emergencia, una comunicación que literalmente significaba la vida o la muerte para algunas.

“No se equivoquen, si estos proyectos de ley se aprueban, las trabajadoras sexuales morirán”, me dijo el actor de contenido para adultos Lorelei Lee eel pasado mes, antes de que FOSTA se convirtiera en ley. “Necesito que sepas que eso no es una exageración”.

Ahora sabemos que no era una exageración. El blog de trabajo sexual Tits and Sass escribió la semana pasada que sobre la base de informes anecdóticos, trece trabajadoras sexuales han desaparecido, dos han sido confirmadas muertas, y un sinnúmero de otras han sido agredidas y violadas, como resultado de haber perdido la conexión en línea y haber tenido que salir a la calle para encontrar trabajo.

*

FOSTA-SESTA, firmada como ley a principios de abril, se presentó como una forma de frenar la trata sexual en línea. Modifica la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, y responsabiliza a los sitios web por lo que los usuarios dicen y hacen en las plataformas interactivas.

Esto suena positivo a nivel superficial —los daños de la trata sexual son bien conocidos— pero los críticos dicen que la ley es a la vez demasiado vaga para ayudar a las verdaderas víctimas de la trata y demasiado amplia para evitar daños generalizados a las trabajadoras sexuales consensuales. Limita la forma en que las personas hablan sobre el sexo y el trabajo sexual en línea, lo que hace que los sitios web cierren los foros que albergan conversaciones basadas en el sexo de manera preventiva. Como dijo el consejero general de Cloudflare, Doug Kramer, el Congreso no se molestó en “hacer el trabajo duro” para evitar este resultado.

Después de que el presidente Donald Trump firmara FOSTA convirtiéndola en ley, el daño que las trabajadoras y los activistas advirtieron en los artículos de opinión, entrevistas y en las redes sociales ha llegado de manera rápida e implacable. Las consecuencias han sido devastadoras para muchas. Múltiples foros de anuncios se han cerrado, y los servicios convencionales como Craigslist personals y Google Drive comenzaron a tomar medidas enérgicas contra el contenido sexual. Incluso los sitios operados fuera de los EE. UU. se han visto afectados: en abril, Cloudflare prohibió la red social alternativa Switter, con sede en Australia, y citó FOSTA como la razón de ello.

Tal vez uno de los golpes más grandes, hecho días antes de que el proyecto de ley se convirtiera en ley, fue la incautación y cierre de Backpage.com, un sitio de anuncios clasificados y un veterano chivo expiatorio de los males de la trata sexual.

Para las trabajadoras sexuales, todo esto marca la desaparición de las vitales comunidades en línea. “Siempre digo que la comunidad es la mejor defensa contra la trata, pero quiero hacerlo concreto para las personas que no están en el comercio sexual y no sé cuán vital es la comunidad para prevenir la trata”, Lola, una organizadora comunitaria con Sobrevivientes contra SESTA, me dijo en un correo electrónico.

Según Lola, las comunidades en línea ofrecen todo tipo de apoyo a las trabajadoras sexuales. Las ayudan a abordar cualquier necesidad de supervivencia inmediata, como encontrar refugio o comida. Pueden proporcionar advertencias de que un posible cliente es violento o controlar su bienestar o ayudarlas a encontrar acceso a la capacitación para conocer sus derechos.

“SESTA ha barrido espacios esenciales limpios para toda esa comunidad, porque le quitó las plataformas y herramientas en línea que las trabajadoras sexuales usan para comunicarse”, dijo Lola. Incluso aparte de dificultarles el trabajo, dijo, ha convertido a las trabajadores en un objetivo más fácil para los tratantes.

*

Katie, ahora en sus treinta y tantos años, cayó en la trata sexual cuando tenía dieciséis años y estaba sin hogar. Mientras caminaba por la ciudad un día, un hombre en un buen automóvil le preguntó si necesitaba que la llevara a algún lado. Aceptó la oferta: un momento que se convertiría en quince años de abusos y aislamiento mental y físico, con varios proxenetas diferentes. “Yo no quería hacerlo, pero él me golpeó y sabía que no tenía a nadie”, dijo. “Me golpeó y yo obedecí”.

No habia otra alternativa que hacer lo que él decía, dijo Katie.

La suya es una situación común para las víctimas de trata, según Jessica Raven, directora ejecutiva del grupo de activismo con sede en Washington, Acción Colectiva para Espacios Seguros. Raven me dijo a través de mensajes directos de Twitter que una de las razones por las que FOSTA falla a las víctimas y sobrevivientes es porque no considera las causas fundamentales de la trata, incluida la falta de vivienda juvenil y el rechazo familiar de los niños LGBTQ. Estos son los factores que llevan a los jóvenes a la falta de vivienda y los empujan a participar en actividades sexuales de supervivencia para acceder a sus necesidades básicas.

“Los jóvenes sin hogar seguirán siendo víctimas de la trata”, dijo Raven. “Simplemente van a ser recogidos en la calle y obligados a vender sexo en la calle … El movimiento contra la trata de personas ha utilizado sus recursos en una estrategia que depende de las detenciones, incluso si eso significa que los jóvenes que están en el comercio sexual —o víctimas de trata sexual— son detenidos por lo que hacen para sobrevivir “.

Tanto Katie como LeMoon, así como varias trabajadoras sexuales y activistas con las que he hablado en las últimas semanas, me han dicho que la comunidad está aterrorizada. “Imagina perder tu fuente de ingresos de la noche a la mañana”, dijo LeMoon. “¿Qué harías? La gente nos dice ‘ve a conseguir un trabajo real’. El trabajo sexual es un verdadero trabajo. Es el trabajo más antiguo que hay “.

Además de hacer un daño inmenso a las trabajadoras consensuales, FOSTA y el cierre de sitios como Backpage no ayudarán mucho a las víctimas de trata sexual y a las sobrevivientes. Los estudios muestran que la violencia contra las mujeres disminuye cuando la publicidad en línea está disponible para las trabajadoras sexuales. Incluso la aplicación de la ley está de acuerdo en que Backpage ayudó a las autoridades a atrapar a los tratantes y obtener datos sobre la actividad delictiva. Cerrarlo permanentemente hunde el problema aún más en la clandestinidad.

“Los proxenetas no desaparecen porque internet se haya ido, y los proxenetas no desaparecen porque no se te permita usar Backpage”, dijo Katie. “Todo lo que hacen es llevarse a las chicas y ponerlas nuevamente en la calle, y eso es aún peor”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s