Vendiendo mi corazón

Por inesmiamor

30 de mayo de 2018

https://www.sellingmyheart.me/blog/2018/5/30/3vdhbwo4g4z5jtfgo07h272z252v3u

 

Una amiga me ha pedido que escriba este blog para exponer más sobre un post que subí a FB recientemente. Pido disculpas por el enfoque heterosexual, pero escribo sobre lo que mejor sé, y eso es sexo entre personas heterosexuales cisgénero.

Hace un par de semanas tuve un encuentro casual con un hombre al que había visto una vez antes. Durante este encuentro, pasó treinta minutos seguidos con los ojos cerrados, hacíéndome cunnilingus. Él estaba en su pequeño mundo durante este tiempo, sin prestar atención a dónde estaba yo emocional o energéticamente. Eso estuvo bien porque yo estaba participando en un experimento para ver qué haría él si se lo dejara solo con sus propios recursos, sin que yo guiara la interacción.

Cuando estuvo satisfecho, levantó la cabeza y me miró triunfante. Él hizo que me corriera muchas, muchas veces. Lo que pasó por mi cabeza fueron las estrofas del poema de Alfonsina Storni, “Hombre Pequeñito”, pero eso no viene al caso.

Una de las cosas que he notado en el último año entre la cultura del consentimiento, el #MeToo, la masculinidad tóxica y el intento de los hombres de redefinir la masculinidad es la idea de que la forma de garantizar que no eres un violador es hacer que la mujer llegue al orgasmo. Aquí hay un ejemplo del New York Times:

Hay tipos problemáticos que simplemente no tienen ni idea: que interpretan mal las pistas y piensan que sus víctimas disfrutan de lo que hacen. Es de suponer que la educación puede cambiarlos para mejor. Peor aún son aquellos a quienes no les importa lo que sus víctimas quieren o sienten, o aquellos que, debido a que son el jefe o simplemente un ser humano más grande y atemorizante, coaccionan a los demás y en realidad disfrutan de la coacción. 

Para estos hombres, es precisamente el desequilibrio de poder lo que es erótico. Y para arreglar eso, tienes que cambiar la sexualidad masculina. Pienso en esto como una reciprocidad erotizante, y va más allá del consentimiento entusiasta. Los hombres necesitan ser excitados por el hecho de que las mujeres estén excitadas. Les debe gustar el hecho de que las mujeres estén encantadas con cualquier cosa que estén haciendo.

  •  Por Moisés Velasquez-Manoff

El problema con eso es que buscar el orgasmo de una mujer se convierte en otra forma de realizar la masculinidad. Simplemente cambias un punto de referencia de hombría (cuántas mujeres has jodido) por otro (cuántas veces las hiciste correrse). Eso no es un progreso real.

¿Por qué no? Porque los hombres todavía están “interpretando” la masculinidad. No están aprendiendo a estar presentes ni con las mujeres ni con ellos mismos. No están aprendiendo a sentirse cómodos con las emociones. Incluso cuando están dando, todavía están tomando, y la experiencia real de la mujer es ignorada.

Las mujeres, las personas y los seres humanos anhelan presencia más de lo que desean el orgasmo.

Los hombres deben profundizar en su exploración de la masculinidad y las mujeres deben elevar el listón más allá del “consentimiento entusiasta”. Al final, ambos sexos anhelan más.

Algunas de las mejores relaciones sexuales que he tenido en los últimos años han sido con el Sr. Ojos-castaños, y no tiene mucho que ver con sus habilidades técnicas. Tiene que ver con nuestras mutuas presencias. Comenzamos a tener relaciones sexuales, y entonces uno de nosotros puede quedar ausente, distraído con otras cosas. La otra persona se da cuenta, detiene la acción y se comunica verbalmente. Tal vez pasemos a respirar juntos. Quizás compartamos lo que está pasando. A veces la posición cambia, y pasamos a abrazarnos. Luego, habitualmente, después de un rato, nos volvemos a conectar con nosotros mismos, deseamos volver, y el sexo vuelve a aparecer, incluso más dulcemente que antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s