Sexo en la ciudad: los “boxes de sexo” de prostitución de Zurich se consideran exitosos en Suiza

 

Por Helena Bachmann

Especial para USA Today

24 de agosto de 2018

https://eu.usatoday.com/story/news/world/2018/08/24/sex-boxes-make-legal-prostitution-safe-zurich-switzerland-europe/1083444002/

Las prostitutas pueden comerciar con seguridad y legalmente en una de las famosas “cajas de sexo” de Zúrich. Estos aposentos patrocinadas por el gobierno, que parecen garajes para un automóvil, celebran su quinto aniversario el 26 de agosto. La semana pasada, funcionarios municipales anunciaron que proyecto ha sido un éxito rotundo.
Cortesía de la Ciudad de Zürich. Foto de Niklaus Spoerri.

 

ZURICH – Cada noche, una fila de automóviles se forma en el camino a un drive-in en la zona de Strichplatz de esta ciudad suiza, pero los clientes no se están preparando para la comida rápida. Más bien, están esperando un servicio de otro tipo: pasar tiempo con las prostitutas que ejercen su oficio en una de las famosas “cajas de sexo” de Zúrich.

Y todo es perfectamente legal.

De hecho, estos aposentos patrocinados por el gobierno, que parecen garajes para un automóvil, van a celebrar su quinto aniversario el domingo. La semana pasada, los funcionarios de la ciudad anunciaron que el proyecto fue un éxito rotundo.

La prostitución en Zurich no es nada nuevo. Durante años, las prostitutas llevaron a cabo sus negocios en la zona de la ribera de la ciudad, pero los residentes a menudo se quejaban del ruido, los atascos y otras molestias ocasionadas por los clientes que se divertían.

Así que en 2012, el 52 por ciento de los votantes de Zurich aprobó un plan municipal para apartar $ 2 millones del dinero de los contribuyentes para construir varias estructuras de autocinema en un ambiente seguro y discreto, lejos de los vecindarios residenciales. Otros $ 800.000 se destinaron a costos de operación anuales, que incluyen seguridad y servicios sociales en el sitio.

Un año después, estas instalaciones comenzaron a dar la bienvenida a docenas de prostitutas y sus clientes.

Para las autoridades municipales, este arreglo tiene mucho sentido de calle. Como señaló la ciudad en su sitio web, las instalaciones tenían la intención de “mejorar las condiciones de trabajo de las trabajadoras sexuales: su salud y su integridad física y mental”.

Cinco años después, estos objetivos “se han logrado”, dijo la portavoz de la ciudad Nadeen Schuster a USA TODAY.

“La Strichplatz es efectiva para prevenir la violencia contra las trabajadoras sexuales y la trata de personas”, agregó.

Y desde su apertura en 2013, se han realizado varias mejoras. Originalmente, las cajas solo acomodaban clientes en vehículos. Un año después, el municipio agregó varias estructuras de madera provistas de camas de tablas, “respondiendo a las preocupaciones de que no todos los clientes desean recibir servicios en su automóvil”, dijo la ciudad.

Ahora también se permite que entren motocicletas y bicicletas “para satisfacer las necesidades de la población”, señalaron las autoridades. Sin embargo, los peatones no son bienvenidos y son dirigidos a la otra área de prostitución oficialmente autorizada de la ciudad, la Harnigstrasse.

El sitio está regulado con una precisión de reloj suizo: los mapas muestran cómo encontrar el área y qué camino tomar siguiendo las flechas pintadas en la carretera. Las instalaciones están abiertas para el negocio desde las 7 p.m. a las 3 a.m. durante la semana y hasta las 5 a.m. los fines de semana.

Una vez dentro, el costo se negocia con una de las 24 mujeres, en su mayoría de Europa del Este, que suelen trabajar en la Strichplatz. “El precio lo fijan las trabajadoras sexuales y sus clientes. El personal no interfiere en estos arreglos “, dijo Schuster.

Después de establecer el precio, el cliente y la trabajadora sexual conducen a una caja gratis. Por razones de privacidad, no hay cámaras de seguridad, pero cada caja está equipada con un botón de alarma que convocará guardias en caso de problemas. No ha habido ningún incidente grave hasta el momento.

La prostitución ha sido legal en Suiza, una nación de aproximadamente 8,5 millones de personas, desde la década de 1940 y se considera como cualquier otra industria de servicios. Los suizos han adoptado este enfoque pragmático para prevenir la explotación, las enfermedades de transmisión sexual, los vínculos con redes delictivas y otros problemas comunes en países donde el comercio sexual está prohibido.

 


Los visitantes caminan junto a un letrero el 24 de agosto de 2013 durante un día de puertas abiertas en un sex-drive inaugurado recientemente por la ciudad de Zurich, que las autoridades locales dicen que les permitirá controlar la prostitución, un año después de que los votantes respaldaran el plan.
Fabrice Coffrini, AFP / Getty Images

 

De las prostitutas, a su vez, se espera que paguen impuestos y contribuyan a sus fondos de Seguridad Social. También deben registrarse ante las autoridades de salud pública y someterse a controles de salud periódicos.

Para trabajar en Zurich, las prostitutas deben completar una solicitud de permiso, que está disponible en el sitio web de la ciudad en varios idiomas, incluido el inglés. Schuster no reveló cuántas están registradas, pero dijo que unas 100 trabajan en las calles; la mayoría de ellas comercian con servicios de escort o en burdeles.

Si bien la ciudad no realiza un seguimiento de la cantidad de clientes de cajas de sexo, “si no hubiera suficientes trabajadoras sexuales o suficientes clientes, el lugar no funcionaría. No ocurre ninguna de las dos coasas”, dijo Schuster.

Y esa es otra medida del éxito de Strichplatz.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s