“Caldo de cultivo de corrupción”: los legisladores de Nueva York condenan el control policial del trabajo sexual entre llamadas a disolver la Brigada Antivicio

 

 

Por Sessi Kuwabara Blanchard

22 de abril de 2019

Https://filtermag.org/2019/04/22/lawmakers-nypd-criminalization-of-sex-work/

 

Miembros de la Asamblea del Estado de Nueva York y senadores, así como un concejal de la Ciudad de Nueva York, están pidiendo al inspector general de la policía de Nueva York que inicie una investigación independiente sobre “la explotación, el acoso y la victimización constantes de las trabajadoras sexuales por parte de la policía de Nueva York”, y en particular su notoriamente corrupta “Brigada Antivicio”.

Los asambleístas Ron Kim y Dan Quart, la senadora estatal Jessica Ramos y el concejal Ritchie Torres redactaron una carta (ver a continuación), que fue entregada el 5 de abril al inspector general del Departamento de Policía de Nueva York, Philip K. Eure. Describe a la Brigada Antivicio como un “caldo de cultivo de corrupción” que, si se investigare, “sería [encontrada] igual de perturbadora” que la recientemente investigada “desastrosa Unidad de Delitos Sexuales”.

La carta plantea la pregunta de si la vigilancia a la vez del trabajo sexual, la trata de personas y los delitos de internet contra los niños está mal orientada, especialmente dado su supuesto propósito: “Si la Brigada Antivicio está destinada a resolver los delitos basados ​​en las víctimas, ¿por qué se incluye la prostitución? Es peligroso y ofensivo combinar la participación voluntaria en el comercio sexual con la trata de personas “.

“Particularmente preocupante es el continuo hostigamiento, el acoso y, en algunos casos, directamente la explotación de las trabajadoras sexuales por parte de la Brigada”, dijo Quart en un comunicado de prensa del 19 de abril de  Decrim NY. “Durante demasiado tiempo, a la policía de Nueva York se le permitió operar en la sombra, abusando de su poder y evitando la responsabilidad. Basta ya.”

La carta describe una serie de escándalos recientes que revelan hipocresía dentro del departamento de policía de la ciudad. En septiembre de 2018, el ex detective del Departamento de Policía de Nueva York, Ludwig Paz, fue acusado de dirigir “un extenso imperio de prostitución y juego”, mientras que oficiales en servicio activo, como el oficial Michael Golden, supuestamente explotaron a mujeres que hacían trabajo sexual mientras realizaban una redada, y luego procedieron a arrestarlas.

De acuerdo con la carta, la Sociedad de Ayuda Legal ha informado que “sus clientes trabajadoras sexuales a menudo son tocadas de manera inapropiada, humilladas, forzadas a una actividad sexual no consensual y más”.

Más allá de las contradicciones en su propósito, las operaciones de la Brigada Antivicio también han resultado ser fatales para las trabajadoras sexuales. En un caso que se ha convertido en el centro del movimiento de despenalización de la ciudad de Nueva York, Yang Song murió en noviembre de 2018 mientras huía de una redada en una sala de masajes de Flushing.

Hablando en referencia a la muerte de Song, la asambleísta Kim dijo en el comunicado de prensa: “En lugar de acosar y empujar a estas trabajadoras a la muerte, debemos cambiar toda nuestra forma de abordar el problema central que enfrentan estas trabajadoras todos los días, que está directamente relacionado con la injusticia económica”.

“Estamos horrorizados de que la policía continúe allanando salones de masajes en nombre de ‘rescatar’ a las personas que hacen trabajo sexual”.

Para las organizaciones activistas, como Red Canary Song, que se oponen a la criminalización de las trabajadoras sexuales migrantes en Queens, abordar el problema central requiere que se cierre por completo la Brigada Antivicio.

“Estamos horrorizados de que la policía continúe allanando salones de masajes en nombre de ‘rescatar’ a las personas que hacen trabajo sexual”, dijo Red, activista de Red Canary Song. “Debemos disolver la Brigada Antivicio”.

Los políticos firmantes se dirigen a Albany en la sesión de 2019 para presionar por una legislación que promulgue “la despenalización del trabajo sexual, el borrado de los registros de prostitución, la expansión de anulación de órdenes judiciales para las sobrevivientes de la trata y… la derogación del delito de vagabundeo con el propósito de la prostitución”. ”

“Tenemos que aceptar que no estamos tratando con una o dos manzanas podridas”, escriben los legisladores. “Estos incidentes recurrentes apuntan no solo a una cultura de corrupción y mala conducta, sino a una explotación, un acoso y una victimización constantes de las trabajadoras sexuales por parte de la policía de Nueva York”.

 

 

Fotografía: Consistorio de la ciudad de Nueva York

En la foto: Ritchie Torres en una reunión del Consistorio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s