Trabajadoras sexuales en Andalucía: «No tenemos ayudas ni para dejar la prostitución ni para ejercerla»

Se quejan de que la autoridades no les ayudan y solo van al club «a enseñarnos a poner un condón y a hacernos la prueba del VIH»

 

Las trabajadoras sexuales, este martes durante su protesta en Sevilla – J. M. Serrano

 

M. Moguer

2 de septiembre de 2020

https://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-coronavirus-andalucia-trabajadoras-sexuales-andalucia-no-tenemos-ayudas-para-dejar-prostitucion-para-ejercerla-202009020717_noticia.html

 

Marijose Barrera es una de las portavoces del colectivo en defensa de las trabajadoras sexuales. Desde hace dos semanas se manifiestan y llegaron a colgar una gran pancarta en el puente de Triana de Sevilla reivindicando ayuda ante el inminente cierre de los clubs de alterne por la crisis del coronavirus.

Se ha visto al colectivo de trabajadoras sexuales en varias manifestaciones esta semana pasada, ¿Qué reivindican?

Llevamos un par de semanas protestando, sí. No tenemos ni recursos ni ayudas de nadie y encima nos dejan en la calle, sin vivienda. El Gobierno ya ha anunciado que quieren que se cierren todos los clubs y tememos que la Junta lo ponga en marcha ya.

¿Por la pandemia?

Sí. Nosotras entendemos  que hay una pandemia y que hay que tomar medidas, pero así no. En la calle no se puede dejar a nadie. Putas, migrantes, mujeres trans… Somos los que peor lo estamos pasando en esta crisis. No tenemos derechos ninguno.

¿Cómo ha sido el confinamiento para las trabajadoras sexuales? ¿Han pasado necesidad?

Durante el confinamiento hemos tenido que llegar a mandarle a compañeras en un club una bombona de butano porque no tenían ni calefacción ni se habían duchado en días. Así han estado algunas. Y ahora nos echan a la calle. No hay derecho. Porque además muchas mujeres que están en esto no saben de Internet, no tienen información. No saben qué hacer ni cómo.

¿Lo ponen más difíciles a ustedes el acceso a las ayudas del Covid-19?

Para acceder a ayudas nos piden que estemos empadronadas. Cómo vamos a estar empadronadas si muchas viven en los clubs donde ejercen. O nos piden que tengamos un contrato de trabajo para acceder al Ingreso Mínimo Vital. Qué contrato, eso es absurdo. Además quieren que hayamos pedido ayudas antes de solicitar el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Pero hay muchas compañeras que han ido tirando ejerciendo o limpiando casas o lo que sea y no han tenido que pedir ayudas antes. ¿Qué pasa, que no somos lo suficientemente pobres para una ayuda porque es la primera vez que nos hace falta?

¿No tienen ninguna ayuda específica para su colectivo?

No tenemos ayudas ni derechos ni para dejar la prostitución ni para ejercerla. Y eso cuando en el PIB se cuenta nuestro trabajo. Cuando la última crisis Europa le pidió a España que metiera en las cuentas lo que produce la prostitución para dar las ayudas. Es vergonzoso que hayamos avalado el rescate de la crisis de 2008 con nuestro cuerpo pero luego no tenemos acceso a ninguna ayuda.

¿Piden entonces que les regulen?

No queremos la regularización. Eso es lo que han hecho en Holanda, no es lo que buscamos. Lo que planteamos es un modelo como el de Nueva Zelanda.

¿Cuál es la diferencia?

En Holanda los derechos son sobre todo de los empresarios. La prostitución se orienta para eso, para que las compañeras trabajen en clubs de otros. En Nueva Zelanda los derechos son de las mujeres.

¿Y eso cómo repercute en su día a día? ¿Se organizan solas?

Eso supone que puedes darte de alta como autónoma, que pagues tus impuestos, que puedas hacer una cooperativa, es lo que queremos las prostitutas. Que cuando una compañera alquila un piso para montar un sitio de citas no aparezca como trata y ella sea la culpable…

¿Es lo que quieren las trabajadoras sexuales de Andalucía?

Hay de todo. También hay mujeres que quieren trabajar para otros, estar en un club. Pasa como en todas las profesiones.

¿Cuántas trabajadoras sexuales hay en Andalucía ahora mismo?

Eso no se sabe. No hay cifras ni las puede haber. Algunas son nómadas, cambian de club o piso cada semana. Y ninguna está registrada. Es un dato imposible de saber.

Si se regula la prostitución, ¿habría que certificar a las trabajadoras, crear título profesional?

No sé si habría que regular la formación. Nosotras reivindicamos nuestros derechos. De esas cosas se tiene que encargar el Gobierno, que es el que está capacitado.

¿No entran en esas cuestiones?

No, nosotras lo que queremos es nuestros derechos. No es normal que cuando saltó la crisis del coronavirus se aprobaron enseguida ERTE para las empresas. Los clubs se apuntaron y están todos cobrando menos nosotras. Los camareros, los de seguridad, el cocinero… Todos cobran su ERTE. Las prostitutas no. No tenemos ninguna de las ayudas de la pandemia. Todos ellos cobrando y yo en la calle.

¿Se sienten dejadas de lado?

No tiene sentido la forma en que está planteada la prostitución. Nos consideran a todas víctimas, pero nos multan por ejercer. Nos quieren ocultar y sancionar, pero recaudan el dinero que generamos con nuestro cuerpo.

¿Las quieren ocultar?

Lo que quieren es eliminar la prostitución de las calles del centro y los pisos donde se ejerce en los barrios bien.

Ahora mismo la prostitución es alegal, ¿temen que las prohiban?

Esto no la van a prohibir en la vida. Si la prohiben seremos clandestinas. Esto no va a desaparecer. La prostitución es la única vía que tenemos algunas de comer. Nosotras estaríamos encantadas de eliminar la prostitución de trata, la que supone abusos a las mujeres, esa sí.

Hay partidos que sí defienden la eliminación de la prostitución…

Izquierda Unida sí la quiere abolir, igual que Podemos. No queremos entrar en quién es mejor o peor, pero es verdad que el Ministerio de Igualdad y el PSOE se han lucido los dos en el Gobierno. Proponen cerrar los clubs de alterne y nos dejan en la calle sin más medidas. Sin techo, sin recursos… Y esto pasa en una legislatura en que como están Podemos y el PSOE en el Gobierno pensábamos que nos iban a tratar con más sensibilidad, que íbamos a ganar en derechos.

¿Sienten que no les atienden? ¿Hay atención pública en los clubs?

¿Al club vienen a cuidarnos? No, jamás. Vienen a enseñarnos cómo se pone un preservativo. ¡A nosotras nos vas a enseñar eso, hombre por favor! Y luego vienen a hacernos pruebas del VIH. Que esa es otra. Hemos pasado en los años 80 y en los 90 de ser las que expandíamos el sida, que vaya trabajito nos costó quitarnos ese estigma a ahora que nos quieran decir que transmitimos el coronavirus. Pues habrá quien lo tenga y quien no, pero en los clubs no es donde la gente se contagia.

¿Los clubs son un foco de contagio de Covid-19?

El problema es que ha habido un par de focos en clubs y como los hombres no dicen que se han ido de putas pues los cierran todos. Ala. Y las mujeres a la calle.

¿Desde el Ministerio de Igualdad no les han atendido en sus reivindicaciones?

Le pedimos una reunión a la ministra de Igualdad, Irene Montero, y no nos recibió. Nos dieron cita el día 3 de junio y luego nos dijeron que había un problema de agenda. Nosotras pensábamos que con esta gente en el Gobierno íbamos a estar mejor las pobres. Iba a decir las precarias, pero esa palabra es un invento postmoderno. Yo no soy precaria, mire usted, yo soy pobre.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s