Cómo comportarse bien con una prostituta o un prostituto

La compra de servicios sexuales ahora puede estar prohibida por la ley en Francia, pero la práctica aún continúa. No agregues falta de respeto o burlas.

 

Por Edouard Hesse

5 de abril de 2018

http://www.slate.fr/story/159928/prostitution-regles-respecter-travailleurs-sexe

 

 Dos años después de su implementación, la ley de penalización de los clientes aprobada en abril de 2016 sigue siendo extremadamente dañina: como en todas partes donde se ha aplicado, aumenta la creciente precariedad de las trabajadoras y los trabajadores sexuales y la violencia de la que ellas y ellos son victimas.

Podemos seguir luchando por la derogación de las leyes de penalización que tanto dañan a las mismas personas a las que se supone que deben proteger, pero los clientes también pueden actuar: más allá de la lucha contra el estigma permanente; los consumidores de trabajo sexual juegan un papel central en la vida y el bienestar de los trabajadores y las trabajadoras sexuales.

Involucrado en la lucha por la despenalización del trabajo sexual, conozco online a un gran número de profesionales del sexo que denuncian con mucha frecuencia determinados comportamientos de sus clientes. Después de meses de recopilar testimonios, os ofrezco un resumen de los puntos más importantes y recurrentes. Algunos son sugerencias simples que serían muy apreciadas, mientras que otros son reglas que no deben romperse.

Algunos argumentarán que la compra de un servicio sexual ahora está penalizada por la ley francesa y, por lo tanto, no es necesario establecer reglas para la comisión de un delito. Esto sería olvidar que, como en todos los países donde se ha aplicado esta ley, el trabajo sexual no ha desaparecido en absoluto. En este mercado gris en el que el Estado ha fracasado, parece más esencial que nunca trabajar por la protección de las numerosas trabajadoras sexuales que continúan ejerciendo.

 

Las veintitrés reglas a seguir

 

A continuación se indican algunas reglas a seguir para facilitar su vida profesional.

1- Antes de contactar con una trabajadora sexual, investiga. Estas personas suelen tener un sitio web que contiene mucha información sobre precios, servicios y lo que se puede esperar de la experiencia en general. Explora su perfil en detalle en los sitios de referencia. No les hagas perder el tiempo pidiéndoles por mensaje o teléfono la información disponible en Internet.

2- Cuando te pongas en contacto por escrito con una trabajadora o un trabajador sexual, no envíes un mensaje a no ser que estés seguro de que deseas concertar una cita. No intentes contactar por ningún otro medio que no sea el indicado. Si has encontrado una cuenta de red social personal, eso no te da derecho a utilizarla bajo ninguna circunstancia si no se te ha ofrecido.

Envía un mensaje cortés y directo. Incluye toda la información necesaria, explicando cuándo, a qué hora te gustaría que tuviera lugar la reunión, por cuánto tiempo y dónde. No pierdas el tiempo con mensajes incompletos. El tiempo de los trabajadores y las trabajadoras sexuales es precioso.

Tampoco intentes obtener trabajo emocional gratuito de estas personas. Este trabajo tiene un precio. No tiene sentido y es deshonesto intentar hacerse pasar por un amigo que solo quiere charlar. Las personas que se dedican al trabajo sexual no están buscando amigos o maridos, y mucho menos salvadores o salvadoras.

No envíes solicitudes para el mismo día y a la misma hora a varias trabajadoras o trabajadores sexuales. Espera a que la primera persona responda negativamente antes de preguntarle a la segunda.

Finalmente, no envíes fotos de tus genitales por mensaje si no han sido solicitadas. Esta regla es válida para todas las personas, y no lo es menos para una trabajadora o un trabajador sexual.

3- A la hora de realizar llamadas telefónicas, las reglas son similares: solo llama si estás seguro de concertar una cita, y si estás seguro del horario que más te conviene. Se siempre absolutamente educado y respetuoso. No desempaques tu vida personal o romántica, ni tu libido. No busques trabajo emocional gratuito, y mucho menos sexual, por teléfono. Las trabajadoras y trabajadores sexuales no te deben nada. No presiones para obtener algo que se te niega.

4- No enuncies una lista de los actos sexuales que quieras realizar, es una falta de respeto y contribuye a dar a las trabajadoras y trabajadores sexuales una imagen de simple máquina, cuando ella o él realmente te ofrecen una experiencia completa. . Sin embargo, si tienes una fantasía particular y específica, puedes hablar de ella. Si la persona se niega, se comprensivo y respetuoso porque no tienes idea de por qué está rechazando esta solicitud. Acepta la respuesta y pasa a otra cosa.

5- El contexto de penalización y violencia empuja a un gran número de trabajadoras y trabajadores sexuales a establecer procedimientos de filtrado. Proporciona, pues, toda la información solicitada sin protestar. Esto es fundamental para la seguridad de las personas. Esta información no será utilizada en tu contra, las trabajadoras y trabajadores sexuales tienen el máximo respeto por la privacidad de sus clientes. La información no se solicita para hacer perder el tiempo, sino para asegurarse de que eres una persona de confianza, y con la que pueden compartir un momento íntimo sin riesgo. Para obtener más detalles sobre la necesidad de esta información, puedes consultar estas explicaciones (en inglés) de una trabajadora sexual.

6- Sólo conciertes una cita si estás absolutamente seguro de estar disponible. Si algo inesperado te impide estar allí, díselo a la trabajadora o trabajador sexual lo antes posible. Si notificas demasiado tarde, la persona no podrá encontrar otro cliente que te reemplace y esto generará una pérdida de ingresos. Algunas personas piden una multa por cancelación. Si la trabajadora o el trabajador sexual no está disponible en el momento que deseas, no insistas. Hacer la misma solicitud durante las próximas horas no cambiará la respuesta que obtengas y hará que la persona pierda el tiempo innecesariamente. Es mejor reservar con anticipación en lugar del mismo día, pero si es necesario, sigue estas recomendaciones.

7- No intentes negociar el precio. Este precio ha sido cuidadosamente considerado y la renegociación te hará aparecer como alguien con poco respeto, que no aprecia el tiempo y los servicios de la trabajadora o trabajador sexual en su valor justo. Este precio puede parecer elevado, pero también tiene en cuenta las muchas horas de administración y preparación antes de cada reunión. No utilices el ejemplo de otras personas cuyos servicios son menos costosos. Si los servicios de la persona que deseas conocer están por encima de tu presupuesto, consulta la competencia o guarda tu dinero para necesidades más urgentes. Algunas personas solicitan el pago inicial antes de la reunión. Estos pagos iniciales están ahí para asegurar que la clientela sea seria y cumpla con la solicitud de reunión. Acéptalos y no los negocies.

8- El hecho de haber fijado una cita no te autoriza a obtener trabajo emocional o sexual por mensaje antes de la cita. Pagas por un servicio durante el tiempo de cita, que no necesariamente incluye mensajes de naturaleza sexual antes o después de ese encuentro. También continúa siendo plenamente respetuoso con la persona, que sigue siendo un ser humano como cualquier otro.

9- Antes de la cita, asegúrate de estar limpio, con un aliento sano y ropa limpia. Presta especial atención a la higiene de tus genitales. Si te reúnes en tu casa, asegúrate de tener sábanas y toallas limpias para tu invitada. Si la reunión tiene lugar en la casa de la trabajadora sexual, es posible que ella te pida que te duches, lo que debes hacer sin protestar.

10- Si te reúnes con la trabajadora sexual en su casa, sé siempre puntual. Llegar tarde no solo es una señal de falta de respeto, sino que harás perder un tiempo precioso. Avisa en caso de imprevistos. Tampoco llegues temprano, ya que la persona necesita tiempo para prepararse y, de ser así, da una vuelta a la manzana.

11- Durante la reunión, muestra lo mejor de ti mismo. Se siempre cortés y agradable, a menos que se haya acordado de antemano la vulgaridad. Que cada socio trate al otro con dignidad y respeto permite crear experiencias satisfactorias para ambas personas.

12- Durante el encuentro, es absolutamente crucial respetar plenamente los límites mentales, físicos, sexuales y emocionales de tu pareja. Esta es probablemente la regla más importante. “No” significa estrictamente “no”. El hecho de ejercer una profesión relacionada con el trabajo sexual no quita la capacidad de consentimiento, ni la importancia capital de respetar este consentimiento. La autonomía de las trabajadoras y trabajadores sexuales es fundamental, y si ella o él te dice “no” o “para”, cumple inmediatamente con esa solicitud. Estos límites se te pueden comunicar de forma verbal y explícita, pero también con indicios: sé atento y respetuoso con las molestias físicas de tu pareja.

Al contrario de lo que quieren hacer creer los abolicionistas y los promotores de las leyes de penalización, no eres dueño del trabajador o la trabajadora sexual, ni de su cuerpo ni de su mente. Durante una reunión, la persona no se convierte de ninguna manera en tu objeto sexual del que puedes disponer como desees. No presiones a tu pareja para que haga cosas que no quiere. En caso de duda, antes de iniciar una nueva actividad, haz una solicitud explícita. No uses la violencia más que si ha sido explícitamente autorizada y solo dentro del marco definido. El consentimiento permanente es una parte esencial de cualquier acto sexual plenamente satisfactorio que respete la dignidad de ambas personas, y es igualmente cierto en una relación remunerada. Si la trabajadora o el trabajaodor sexual te rechaza y excluye después de que no hayas respetado uno de sus límites claramente establecidos, esto no te da derecho a acosar o difundir rumores falsos sobre ella. La culpa está de tu lado y solo de tu lado.

13- Es fundamental asegurarse de que la relación sexual sea sana. Si bien esta responsabilidad es compartida, también es responsabilidad del cliente ser plenamente consciente de los riesgos y las prácticas adecuadas con respecto a las ETS y las ITS, y hacerse la prueba con regularidad. Para los clientes masculinos, también es absolutamente imprescindible el uso de condón: no le pidas a la trabajadora o al trabajador sexual prescindir de él y, sobre todo, no lo presiones para que acepte no usarlo. Sobre todo, es una agresión sexual intentar quitarse el condón durante el acto sin que la pareja se dé cuenta, y esto es igualmente cierto en una relación remunerada.

14- Antes, durante y después de la reunión, respeta también plenamente la privacidad de la trabajadora sexual. No intentes encontrar sus perfiles personales en las redes sociales. Si encuentras uno, ignóralo. No le preguntes su nombre real: esto no solo no cambiará la autenticidad de la experiencia que estás teniendo, sino que en una sociedad donde el trabajo sexual está penalizado y estigmatizado, su anonimato es absolutamente crucial para su seguridad. Tampoco preguntes sobre su estado civil: si la persona es soltera, en pareja o casada es irrelevante.

15- Respeta los límites profesionales marcados por la trabajadora o el trabajador sexual. No presiones a la persona para que tenga una relación romántica contigo. Si con el tiempo le entran ganas, te lo propondrá por su cuenta. Mientras tanto, respetar el límite profesional es saludable y esencial para cualquier trabajadora o trabajador sexual, que busca distinguir claramente a su clientela de las personas que conoce y aprecia fuera del trabajo. El hecho de que la persona busque mantener una relación estrictamente profesional no es de ninguna manera un indicio de que no aprecia tu compañía. El pago no excluye la naturaleza inevitablemente humana de la relación.

16- Respeta el tiempo de la sesión por el que has pagado. Si bien es comprensible que no te guste ser presionado para respetar la hora, es irrazonable e irrespetuoso contar con más tiempo del esperado. Si deseas continuar más allá del tiempo programado, solicítalo y paga el monto correspondiente. A veces es posible que si la trabajadora sexual se lo está pasando bien contigo, te ofrezca más tiempo ella misma, pero no la presiones: es un privilegio y no es un derecho.

17- El hecho de que aprecies mucho a la trabajadora sexual que conoces no te permite juzgar su actividad. Comentarios como “no pareces una escort” no son cumplidos sino insultos vulgares a las personas. Preguntas como “eres tan inteligente, ¿por qué eres una escort?” son muy inapropiados e implican ignorancia y / o gran falta de respeto a su actividad.

18- No sorprendas a tu pareja ofreciéndole los servicios de una trabajadora o un trabajador sexual. Asegúrate de tener su consentimiento, incluso si tu pareja ya ha mencionado la idea en conversaciones traviesas.

19- Aunque no es obligatorio, siempre se agradecen los obsequios o propinas adicionales. Estos son signos que ayudan a demostrar que aprecias plenamente el valor del tiempo y la inversión física y emocional que te ofrece la trabajadora sexual.

20- Si te reúnes con una trabajadora sexual en su casa, ten cuidado con la discreción. En particular, no menciones en voz alta el motivo de tu visita cuando estés en la puerta. ¡No le preguntes al vigilante / conserje si la trabajadora sexual vive en el tercero izquierda!

21- Después de la reunión, aunque algunas trabajadoras sexuales aprecian los informes en las comunidades en línea de clientes, muchas no lo aceptan. Si te has asegurado de que la persona acepta un informe, hazlo de manera honesta y elegante, sin entrar en todos los detalles físicos. No menciones sobre todo información de ubicación ni detalles identificativos de la dirección: ¡la seguridad de los trabajadores y las trabajadoras sexuales depende de ello! Sobre todo, nunca uses la amenaza de estos informes para coaccionar a la persona de ninguna manera.

22- Si te encuentras por casualidad con la persona en un contexto diferente al de su trabajo, nuevamente es importante respetar su privacidad. No se acerques a él o ella a menos que estés absolutamente seguro de que es aceptable para él o ella.

23- Convertirse en un cliente habitual y valorado es algo que surge de las acciones, no de las palabras. Es inútil y sospechoso decir que te vas a convertir en un cliente habitual de alguien a quien nunca has conocido o que has visto pocas veces. Si te conviertes en un cliente habitual cuya compañía es apreciada y en quien la persona confía, no utilices de ninguna manera esta situación para tratar de obtener de ella cosas que niega o para tratar de monopolizar indebidamente su tiempo. El hecho de que seas un cliente habitual no te da derecho a creer que se te debe todo.

 

Un objetivo común: el respeto por los demás

 

Estas veintitrés reglas, además de denunciar la estigmatización de las trabajadoras sexuales, tienen todas un objetivo común central: el respeto por quienes realizan trabajo sexual. Este respeto ahora está siendo atacado por la propia ley, que al penalizar sistemáticamente a los clientes da a entender que las trabajadoras y los trabajadores sexuales no son más que niñas y niños incapaces de consentir o poner límites. También es atacado constantemente por los discursos abolicionistas tan influyentes en Francia, que consideran cualquier forma de trabajo sexual como una violencia insoportable: estos discursos socavan terriblemente el reconocimiento de las violencias reales contra las trabajadoras sexuales cuando se producen, y contribuyen a deshumanizar a las mismas personas que pretenden proteger.

En estos momentos del movimiento #MeToo, asegurémonos de incluir plenamente la voz de los trabajadores y las trabajadoras sexuales que, también ellas, tienen todo el derecho a exigir respeto y dignidad.

 

PD: Muchas gracias a Maîtresse Gilda, trabajadora sexual, por su indispensable ayuda en la redacción de este artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s