La cuestión ya no es si la prostitución es trabajo: la cuestión es si las mujeres tienen capacidad jurídica.

Desde 1961, el modelo abolicionista adoptado por el Estado español, a la vez que reconoce el derecho de las mujeres a prostituirse y no penaliza, por tanto, ni a prostitutas ni a clientes, penaliza el entorno físico y organizativo que necesitan las prostitutas para realizar su actividad (publicidad, espacio físico, protección…), con variaciones a lo largo del tiempo.

Siendo, así, legal la prostitución, lo que no se ha reconocido nunca es el carácter laboral de la prostitución organizada empresarialmente por terceros, aunque esta organización empresarial si ha sido reconocida bajo un subterfugio legal amparado por sentencia del Tribunal Supremo. La razón de esta negación del carácter laboral de la prostitución a terceros (y, por tanto, la negación a las prostitutas de los derechos laborales que reconoce la Constitución a los trabajadores) ha sido “la moral y las buenas costumbres”. Esta referencia a la moral y las buenas costumbres que hace el Código Civil para considerar ilícito un contrato (laboral en este caso) es lo que impide que las trabajadoras sexuales sean amparadas por la Constitución.

Sin embargo, el juego ha cambiado. El nuevo paradigma es que la prostitución es “violencia de género” y, por tanto, debe ser prohibida mediante la penalización de los clientes. Esto ya no es una referencia a “la moral y las buenas costumbres”; esto es directamente la negación de la capacidad jurídica de las mujeres, es decir, patriarcado en estado puro.

Si una relación sexual entre adultos es violencia, es violación, y sólo hay violencia si no hay consentimiento. Si a pesar de haber consentimiento, el legislador considera que hay violencia, debe proceder al borrado del consentimiento expresado por la “víctima”; debe considerar “irrelevante” su “sí”; debe, en definitiva, negar la capacidad jurídica de esa persona, anular su derecho fundamental a la dignidad, violar la Constitución.

La expresión “violencia de género” en lugar de, sencillamente, violación, es porque ese borrado de la capacidad de consentir se aplica exclusivamente a las mujeres. Y no se habla de violación porque ningún juez, en un Estado de Derecho, condenará a un hombre por violación habiendo consentimiento expreso por parte de la mujer. Se crea una zona gris a la que se puede conducir a las mujeres, un estado intermedio entre la absoluta infantilización y la adultez, una zona en la que su capacidad de decidir puede ser negada haciendo como que no es negada: la vulnerabilidad.

Una secta de mujeres “invulnerables” ha emprendido el asalto del Estado democrático, dispuesta a imponer su ideología mediante presiones y chantajes, mediante la violencia.

Lo que hoy está en juego no es el reconocimiento del carácter laboral de la prostitución a terceros. Eso ya es historia. Lo que está en juego es el derecho de las mujeres a disponer libremente de su cuerpo y de su vida. Este derecho que la Constitución denomina “dignidad” y al que considera fundamento de su propia legitimidad es lo que hoy es denominado despectivamente “el mito de la libre elección” por quienes están en contra de la libertad individual de las mujeres.

Ha terminado el tiempo en que los “feminismos” acordaban dejar a un lado el tema de la prostitución (borrar a las prostitutas) para preservar la unidad del “feminismo”. El tiempo que ha llegado es el de la defensa de los derechos democráticos de las mujeres frente al asalto de la secta “feminista radical” totalitaria.

¡MI CUERPO, MI DECISIÓN!

Un pensamiento en “La cuestión ya no es si la prostitución es trabajo: la cuestión es si las mujeres tienen capacidad jurídica.

  1. Pingback: Las entradas de la Citi | El estante de la Citi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s