Amsterdam: la mentira de “My Red Light”

 


Felicia Anna
12 de mayo de 2017

 

http://behindtheredlightdistrict.blogspot.com.es/2017/05/the-bullshit-of-my-red-light.html

 
Me prometí a mí misma que nunca más prestaría atención a My Red Light. Pero hoy de nuevo hay una tormenta mediática sobre My Red Light, que me ha molestado tanto que sencillamente necesito escribir sobre ello, a fin de establecer un montón de cosas ciertas.

Comencemos con lo primero y lo más importante. My Red Light debía ser un burdel dirigido por trabajadoras del sexo. Bueno, eso falló. Es tan sencillo como eso. Hay una junta entera de los llamados “expertos” en un “Consejo de Supervisión” que tienen el verdadero poder y control sobre este burdel. Estas personas incluyen a personas de organizaciones de ayuda tales como el Fondo de Ayudas de SOA, HVO Querido, un ex fiscal, un dueño de barra / restaurante y gente de ese tipo. Pero no hay trabajadoras del sexo, aparentemente porque no somos lo suficientemente inteligentes para hacer esto, ¿verdad? No somos lo suficientemente instruídas, ¿verdad? Porque todos siempre tratan de ofrecernos algún tipo de educación, como si fuéramos mudas o sin educación o algo así. ¡Poco saben ellos que muchas trabajadoras del sexo que trabajan en el Distrito de la Luz Roja terminaron sus estudios secundarios, tienen un grado o incluso terminaron la universidad!

Trabajadoras sexuales que participaron en este proyecto desde el principio fueron rechazadas para realizar trabajos de dirección del burdel porque no pasaron el “casting”. En otras palabras, no fueron consideradas “suficientemente buenos” para dirigir el burdel. En lugar de escoger a una trabajadora del sexo con experiencia detrás de las ventanas al menos para ser la gerente, a quien finalmente eligieron para ser gerente de My Red Light fue a uno de los otros operadores de burdel. Estoy confundida. Pensé que esos eran la gente que nos trató tan mal que necesitábamos abrir nuestro propio burdel, y ¿ahora los contratan como gerentes?

Las afirmaciones de que My Red Light es un burdel donde las mujeres no necesitan un chulo y no dependen de los operadores de burdeles son una mentira. En primer lugar, las mujeres en el Distrito de la Luz Roja no necesitan un proxeneta, es por eso que tenemos a la policía. También están sugiriendo que otros burdeles están llenos de chicas con proxenetas y no debería ser así, pero también es una completa mentira. Tienen la misma probabilidad de tener chicas trabajando allí con un proxeneta que cualquier otro burdel.

El argumento de que gracias a My Red Light las trabajadoras del sexo ya no dependerían de un operador de burdel es un argumento que incluso un niño de 3 años puede ver que es falso. My Red Light ES un operador de burdel. Así que sí, todavía seguimos dependiendo de operadores de burdeles, ahora con My Red Light como antes, ¡nada ha cambiado! Sendillamente pretenden ser mejores, lo que también me hace preguntarme por qué necesitan hacer eso, si realmente son mejores.¿Problemas para encontrar chicas para alquilar sus habitaciones, gente? ¿Es ésa quizás la razón que usted necesita para llamar tanto la atención? ¿Y es ésta la razón por la que ninguna de las chicas que conozco quiere trabajar allí?

¿Las condiciones de trabajo serían mejores? Eso también es una mentira. Las condiciones de trabajo son las mismas, ya que hacen exactamente lo mismo que otros operadores de burdeles. No hay nada nuevo en esto. Son sólo otro burdel nuevo, eso es todo. Las condiciones de alquiler son en su mayoría las mismas o mucho peores que con otros burdeles.

Por ejemplo:
Quiero alquilar una habitación. En My Red Light esto me costará 160 euros. Pero dos de los mayores operadores de burdeles me ofrecen una habitación por 150 ó 155. Así que son más caros. ¡Diablos, incluso hay operadores de burdeles que alquilan habitaciones por 130! Así que eso no es ciertamente una mejora, son el precio promedio. Así que no hay mejoras.

Segundo ejemplo:
Quiero alquilar una habitación para toda la semana, pero quiero un día libre. En otros burdeles me dan un día libre y no tengo que pagar, algunos incluso ofrecen 2 días libres. En My Red Light esto es lo mismo.

Tercer ejemplo:
Quiero ir de vacaciones por un mes. En My Red Light no puedo, porque sólo te permiten 3 semanas de vacaciones máximo. Pero con mi prostíbulo actual podría incluso ir por 2 meses tal vez y no sería un problema. Así que eso es mucho peor.

Cuarto ejemplo:
Quiero dejar mi trabajo, porque realmente no quiero seguir haciendo esto. En mi actual operador de burdel puedo irme, sin más. Pero en My Red Light tienes que cancelar tu habitación ¡con una semana de antelación! En resumen, ¡te están obligando a trabajar una semana más! ¡Pensé que este proyecto tenía como objetivo estar en contra de obligar a las mujeres a trabajar, no hacerlo proactivamente!

Quinto ejemplo:
Me enfermo y necesito quedarme en la cama por un par de días. Con mi actual operador de burdel no tengo que pagar por mi habitación. Pero en My Red Light tengo que pagar los dos primeros días que estoy enferma. ¡¿Cómo es esto mejor ?!

Así que las condiciones de alquiler no son mucho mejores, sino ligeramente peores en el mejor de los casos. Incluso te obligan a trabajar cuando quieres dejarlo, por tener que cancelar con una semana de antelación, ¡una regla que ningún otro operador de burdel tiene!

Y por supuesto también te ofrecerán otra vez cursos para hacer otra cosa, un programa de salida básicamente. Como si no hubiera suficientes programas de salida y organizaciones que se ofrecen prostitutas para encontrar otro trabajo. Gente, ¡en serio! ¿Es eso lo único en lo que se os ocurre? ¿Es una prostituta, así que tenemos que rescatarla? Porque las condiciones de alquiler ciertamente no son mejores que en otros burdeles y tampoco lo son sus precios o la forma en que tratasteis a las trabajadoras del sexo involucradas en este proyecto.

Y luego hablemos de la decoración de My Red Light. Un “arquitecto” lo diseñó, como si fuera un programa espacial de la NASA. Vamos gente, es un burdel de ventana, ¡no es tan malditamente difícil! ¡¿Pero adivina que?! ¡Se las arreglaron para incluso joder eso! ¡Hicieron las habitaciones negras! ¡De todos los colores que pudieron haber escogido, eligieron negro como color para una profesión nocturna! Y la única manera en que pudieron compensar sus habitaciones negras, fue bombeando una mierda de luz intensa para ganar algo de atracción. ¡¡¡Pero las luces son apenas perceptibles !!! ¡En una habitación negra!

O lo que es aún peor. En ell callejón que tienen, no hay luces rojas en el exterior. Sólo una linterna grande con luz blanca. Así que la gente va a pasar por ese callejón pensando que no hay nada allí, porque no hay luz roja en ese callejón. Especialmente porque no ha habido nada en este callejón por años. Diablos, solía haber grandes luces rojas en los lados del edificio en este callejón. ¿Por qué no las dejaron ahí? ¿Por qué las quitaron? ¿O al menos reemplazarlas con luces rojas led o algo así? ¿Pero no hay luces rojas en el exterior? ¿Sólo una linterna blanca gigante? Tal vez deberíais haber llamado a este proyecto Mi Luz Blanca. Es la única luz realmente notable que tienes de todos modos.

Y yo tampoco entiendo. Utilizas las mismas enormes linternas de los otros edificios. Pero las luces rojas que has puesto en ellas dan menos luz. Y las tiras de led con luz roja en el interior también son apenas visibles. ¡Qué demonios!, ¿tienen miedo de poner luces rojas en su burdel o algo así?

En serio, todo acerca de este proyecto es jodido. Las condiciones de trabajo son peores. Estáis presionando a otros operadores de burdeles haciéndoles ver como criminales, pero los contratáis para que trabajen para vosotros como gerentes. ¿Pretendéis ser un burdel mejor que otros, cuando vuestras condiciones de alquiler son iguales o peores? Y me estoy hartando mucho por el hecho de que seguís presionando a otros burdeles, y con eso a otras trabajadoras del sexo, para promocionaros vosotros. Si sois realmente tan buenos como decís, no necesitaríais eso. Pero aparentemente es la única manera como sabéis trabajar, chicos. Porque un buen negocio no necesita promoción, es un negocio que se promociona él solo.

Mariska Majoor: “Sería fantástico que Barcelona tuviera un barrio rojo al lado de la playa”

 

David Palacios

 

 

03/05/2012

 

 

http://www.lavanguardia.com/vida/20120503/54287696260/entrevista-mariska-majoor.html

 

 

Empezó a trabajar como prostituta en el barrio rojo de Amsterdam con tan solo 16 años. Ahora, Mariska Majoor, regenta un centro de información de la prostitución situado en pleno corazón del barrio rojo, donde informa a turistas y curiosos. En pleno debate sobre la prostitución callejera en Barcelona, Majoor nos cuenta qué soluciones ve para no clandestinizar esta práctica.

-¿Por qué decidió crear este centro de prostitución?

-Lo creé hace casi 18 años porque pensé que era importante que la gente supiera la vida de la prostitución en este barrio. Muchos de los turistas que vienen aquí no tienen legalizada la prostitución en su país y nunca han visto una mujer en un escaparate. Mucha gente tiene muchas ideas negativas sobre la prostitución, pero aquí les explicamos la historia desde el punto de vista de una trabajadora del sexo.

-¿Qué ofrece en este centro?

-Este centro está destinado tanto a turistas como a las mismas prostitutas. Con las prostitutas trabajo a través de proyectos, como la edición mensual de una revista gratuita con información sobre la ley y las tasas que han de pagar. También he elaborado un libro-guía para las personas que trabajan en la industria del sexo. Los clientes también son bienvenidos al centro: si quiere saber los mejores sitios para tener sexo y los precios, aquí le podemos informar. En todos los países hay organizaciones o instituciones que defienden los derechos de las trabajadoras del sexo. Pienso que en países como España, las prostitutas tendrían que intentar darse a conocer más a la sociedad para que se cambie la idea que se tiene de ellas.

-¿Cómo es la experiencia de una prostituta que empieza a ejercer siendo una adolescente?

-La edad mínima para ejercer la prostitución es 18 años, pero a mi no me preocupaba la ley y empecé con 16. Cuando yo ejercía, en los años 80, en el barrio rojo no teníamos sitios legales para trabajar, se hacía todo más en la oscuridad y a escondidas. Necesitaba dinero, me quería comprar un perro, conocí a una trabajadora del sexo que me informó y empecé trabajar como a prostituta.

-¿Y se llegó a comprar el perro?

-Sí, sí. Con el dinero que gané el primer día me lo compré. La verdad es que, aunque parezca mentira, el sueño de tener un perro fue el motivo por el que me convertí en prostituta. Después pude alquilar un apartamento para trabajar en unas condiciones más dignas y tengo que decir que mi vida mejoró con este trabajo.

-¿Cuáles son los cambios más significantes entre la prostitución de ahora y la de hace 30 años?

-La diferencia principal tiene que ver, sobre todo, con el dinero. En los 80 había una revolución en el mundo del sexo, hacíamos mucho más dinero que ahora. También había muchos más clientes que ahora, ya que actualmente muchos son turistas que vienen por curiosidad. Antes cobrábamos 50 florines (22 €), por 15 minutos. Ahora, 30 años más tarde, el precio sigue más o menos congelado.

-¿Y ha cambiado mucho el perfil de los clientes?

-No, no ha cambiado. Mientras que las prostitutas cada vez son más jóvenes y extrajeras – en Amsterdam, hay tan solo un 20% de trabajadoras holandesas -, los clientes suelen ser jóvenes por la noche y más mayores por la tarde

-A diferencia de otros países, aquí pagan impuestos…

Aquí las prostitutas pagan tasas, igual que cualquier ciudadano o negocio. Cada tres meses tienen que rellenar un formulario de tasas y tienen que pagar el correspondiente IVA del 19% y un 30% de los beneficios anuales.

-Barcelona va a prohibir la prostitución en la calle. ¿Qué le parece?

-Primero de todo, creo que hay que tener en cuenta los derechos humanos de las personas y pienso que el Ayuntamiento de Barcelona tendría que hablar con las prostitutas y proponerles otras opciones. Además, con la crisis económica que hay en España, para muchas chicas – en su mayoría jóvenes – la prostitución es una forma de hacer dinero y, por tanto, de sobrevivir. Y lo van a seguir haciendo, legal o ilegalmente. Si se prohíbe la prostitución en la calle, eso no quiere decir que vaya a desaparecer, sino que será más clandestina, con las consecuencias que eso comporta. Yo creo que Barcelona tendría que habilitar sitios seguros para que trabajasen.

-¿La solución sería crear un barrio rojo?

-Posiblemente. Un barrio rojo siempre funciona, aunque a veces me gustaría que las ventanas donde se exhiben las trabajadoras no estuvieran tan a la vista. En el caso de Barcelona, seria fantástico construir un barrio rojo al lado de la playa.

-¿Cuál es la jerarquía dentro del mundo de la prostitución?

Los chulos están prohibidos y si alguna prostituta se siente coaccionada puede ir a la policía para pedir ayuda. Esa es la teoría, aunque en la práctica esto no sucede así. El hecho que en Holanda la prostitución sea legal provoca que la prostituta no necesite a nadie que la organice. Por ejemplo, en España, hay alguien que protege a esas prostitutas de cuestiones legales, y que en ocasiones suele ser una organización mafiosa.

-¿Pero podemos decir que en Holanda no hay mafias porque la prostitución está legalizada?

-No, aunque sea legal también existen mafias. La presencia de estas organizaciones criminales creo que está, en muchas ocasiones, en la vida privada de las trabajadoras. En tu frente nadie puede ver escrito que es lo que va a pasar cuando llegues a casa de trabajar o si tienes algún tipo de presión para trabajar.

-¿Y la prostitución ilegal fomenta estas bandas?

-Sin duda. Si conviertes la prostitución en ilegal, le estás dando el control a las mafias. También hay que decir, como he comentado antes, que el hecho de legalizarlo tampoco hace desaparecer el tráfico de mujeres.

-¿La prostitución también está en crisis?

-Sí, de hecho la crisis en nuestro sector empezó con la aparición de internet y de las cámaras web. Los clientes que hace años pagaban servicios extremadamente caros lo siguen haciendo, pero los clientes de servicios normales acuden menos o han prescindido de ellos.

 

Mariska Majoor nombrada caballero por su contribución a los derechos de las trabajadoras del sexo

26 de abril de 2017

Por Felicia Anna

Http://behindtheredlightdistrict.blogspot.com.es/2017/04/mariska-majoor-knighted-for-her.html

Hoy fue un día especial para los derechos de las trabajadoras del sexo en los Países Bajos. Mariska Majoor, fundadora del Centro de Información sobre la Prostitución (PIC) y de PROUD, sindicato holandés de trabajadoras del sexo, fue nombrada caballero en la Orden de Orange-Nassau. Recibió su título de caballero por su contribución a los derechos de las trabajadoras del sexo en los Países Bajos, algo que ha hecho durante más de 20 años. Mariska dedicó el honorable premio a todas las prostitutas.

Recibió la condecoración real del propio alcalde de Amsterdam. El nombramiento no es sólo un merecido reconocimiento por todo el trabajo que Mariska ha hecho en las últimas décadas en favor de las profesionales del sexo en los Países Bajos. El premio es también, espero, otro paso en la dirección de una mayor aceptación de las trabajadoras del sexo por parte de la sociedad.

Mariska ha sido una de las pocas personas que realmente me entendieron. Ambas habíamos trabajado en la prostitución detrás de las ventanas, teníamos una conexión como pocos otros entenderían. Mariska ha sido una de mis mayores seguidoras durante los últimos dos años al escribir este blog y al organizar la manifestación contra el cierre de ventanas en el Barrio Rojo. El año pasado tristemente tuvo que dejar sus actividades en el Centro de Información de Prostitución y en PROUD por razones de salud. Pero su lucha por los derechos de las trabajadoras del sexo no ha sido en vano, como ha sido reconocido ahora también con este premio.

Ver a Mariska salir del PIC y de PROUD hizo que me sintiera perdida. Una de mis mayores partidarias había desaparecido, y ahora me siento muy feliz de que esté siendo recompensada por su lucha por más derechos para las trabajadoras sexuales. Le deseo a Mariska lo mejor y estoy muy orgullosa de ella y de lo que ha logrado, y espero que esta recompensa y su arduo trabajo inspire a más trabajadoras sexuales a defender sus derechos. Ella realmente merecía este premio, un reconocimiento por todos sus esfuerzos en favor de las trabajadoras sexuales en el Barrio Rojo, en Holanda y en todo el mundo.