Cómo es ser una trabajador sexual de género fluido

 

Jane Way nos cuenta sobre el hecho de haber sido elegido para los roles cis femeninos en pornografía, cómo lidia con el malentendido de género de los clientes y la frustración de la fluidez (1).

 

Por Jane Wayas. dicho a Allison Tierney

5 de octubre de 2017

https://www.vice.com/en_ca/article/mgyax8/what-its-like-to-be-a-genderfluid-sex-worker?utm_campaign=global&utm_source=vicecanadafbca

 

Siempre ha sido algo así como una idea tardía porque siempre me he sentido así. M identidad siempre ha sido cuestión de si tenía el lenguaje adecuado para describirla o no. Antes de salir del armario, no era necesariamente consciente de la opresión que estaba experimentando. Me forzaban a un género binario con el que no me identificaba, pero no sabía que no tenía por qué ser del género que decidieron mis padres. Crecí en una casa bastante conservadora y católica. Debido a la correlación entre el sexo y el género, y cómo se relaciona con el porno y el trabajo sexual, definitivamente es algo que ha estado más en primera línea para mí. Ha sido algo que me da comunidad y eso me motiva y me guía en mi carrera en este viaje en el que estoy.

Acabo de cumplir 22 años. Salí a la luz cuando tenía 17 años. Fue cuando estaba en la universidad la primera vez: he estudiado ciencias mortuorias y farmacología. Toco el banjo, y estaba haciendo un espectáculo, mi mamá estaba en la audiencia. Estaba tocando una canción original y dije: «Ah, por cierto, soy una de esas personas ellos/ ellas (they/them)». Así que salí a la luz ante mi madre y una multitud de personas.

Llevo de tres a cuatro años haciendo trabajo sexual. He sido escort durante unos dos, y empecé a hacer porno antes de eso. He recibido mucha atención por parte de otras escorts y de clientes para ser abierto acerca de mi identidad de género en mi carrera, especialmente como escort. Durante mucho tiempo, para ganarme la vida, he tenido que representar un género con el que no me identifico. En la pornografía, he sido seleccionado para muchos roles femeninos cis. Como escort, mucha gente me llama «ella». Algunas escorts en escena odian mis agallas por corregirlas en mis pronombres. Mucha gente tiene algo que decir sobre mi identidad de género y no necesariamente entienden lo que pierdo al dar la cara como género fluido. Definitivamente pierdo mucha clientela; hay mucha confusión. Especialmente en el trabajo de escort específicamente, y en el trabajo sexual en general, cuando dices «trans», se supone que eres una mujer trans. Muchos clientes —generación antigua, ignorantes, personas que simplemente no son PC o una mezcla de los tres— asumen que cuando dices que eres trans, tienes tetas y polla. Trans tampoco es binario. Especialmente en el porno, sin embargo, todo es muy binario.

Acabo de hacer un rodaje este fin de semana en Montreal con TSNaturals.xxx, que es uno de los primeros sitios pornográficos trans que conozco que muestra artistas no binarios como porno trans, abarcándome a mí, cuyo cuerpo es naturalmente como se desarrolló (no me he hecho ninguna cirugía plástica hasta la fecha). Así que ser filmado y exhibido, especialmente en escenas solistas, como un cuerpo trans es realmente revolucionario. Estoy tratando de hacer más trabajo así. Incluso si he trabajado a veces como cis para salir adelante, o si he sido seleccionado en roles cis, es importante poder mostrar que mi cuerpo es un cuerpo de género fluido, aunque soy femenina en mi presentación. Yo masturbándome en un video en solitario sigue siendo pornografía trans porque soy una persona trans. No importa que no sea una persona trans binaria porque hay una gran cantidad de borrado no binario, especialmente en el trabajo sexual. Quiero encabezar el cambio de eso.

La industria del porno tiene un largo camino por recorrer. Quiero encabezar algunos cambios en ese aspecto. A veces rechazo mucho trabajo si el papel que me asignan es súper-cis: si el diálogo dice «soy una chica mala».   Empecé a hacer un video personalizado como ese recientemente, y comencé a sentirme disfórico y así como, “en realidad, no puedo hacer esto. No soy yo”. Ahora estoy en una posición privilegiada en la que puedo rechazar el trabajo, mientras que no he podido hacerlo anteriormente. He hecho tomas porno en otro tiempo que he estado odiando continuamente, pero el trabajo sexual es trabajo. Al igual que a mi compañero no siempre le gusta hacer un turno de 12 horas en su trabajo, a mi tampoco me entusiasma ir a filmar una escena. Amo mi trabajo, pero todos tienen días malos en el trabajo.

Foto de NW Studios

Tengo mis pronombres en mi sitio web. No corrijo a las personas cuando estoy contratado por un cliente o si estamos haciendo una escena específica. Todavía soy yo, pero un cliente que me paga $ 350 por hora no está pagando para recibir un curso intensivo sobre identidades no binarias. Están pagando mi tiempo, nuestra química y nuestra conexión. Si esa es una conversación que quieren tener, me alegra tenerla con ellos. Pero no voy a presionarlos. Especialmente en una sesión privada y discreta, ese no es el mejor lugar para dialogar. Pero aprovecharé la oportunidad de educar a cualquiera cuando pueda. Mis mejores clientes, cuando me escriben reseñas, me preguntan qué pronombres me gustaría usar y son realmente respetuosos y quieren hablar sobre ello. Si quiero educar a un cliente, lo haría en mi tiempo en lugar de en su tiempo. Esa es la forma en que funciona el negocio. Quieres pagarle a alguien para pasar un rato salvaje, loco y apasionado. Especialmente porque muchos de mis clientes son mayores y anuncio mi edad real, no quieren sentarse en el sofá y sentir que reciben una conferencia de alguien que es 30 años más joven que tú.

El porno es diferente porque hay líneas, hay guión gráfico; la pornografía es un acto. Es un trabajo duro, y lo disfruto. Pero las sesiones en persona son muy diferentes para mí. Me gusta ser tan real como puedo con la gente. Definitivamente a algunas personas se les quitan las ganas por lo personal que soy en las redes sociales y lo personal que soy con las personas cuando me reúno con ellas para las sesiones. Mucha gente tiene una personalidad de quita y pon … Pero a mí me gusta ser mi auténtico yo con la gente en la medida en que puedo. Las personas que aprecian esa autenticidad seguirán volviendo; las personas que no lo hacen… hay un millón de otras escorts por ahí en el criterio que están buscando.

En este momento, estoy con jeans rotos y realmente nunca uso ropa interior. Incluso en muchas de mis sesiones, tiendo a no usar mucha lencería. Soy muy femme, pero aprecio mi masculinidad. Algunos días, practico BDSM con mi pareja, por lo que él me dice: «Quiero que lleves un vestido sin bragas para la cena», y tengo que decirle que no puedo y si me pongo un vestido, simplemente no me sentiré como yo. Al tener autismo, también soy muy sensible a la textura de las telas, así que al verse afectadas mi identidad y expresión de género por la ropa que llevo, más los problemas sensoriales que tengo por estar en el espectro, soy muy particular acerca de las cosas que uso . Hay momentos en los que hago una sesión de fotos y no me siento como yo; a veces uso máscara, pero no soy una gran persona de maquillaje. Tengo una manicura en este momento, y si estoy teniendo un día súper masculino o me siento muy masculino ese día, me arranco las uñas. No puedo tener mis uñas largas, y otros días disfruto con ellas. La fluidez es tan frustrante porque siempre está cambiando y fluctuando en el espectro, no necesariamente todos los días, sino semana tras semana.

En las expectativas de ser asignada hembra al nacer, personas que no son binarias, la expectativa es que, si tenemos cirugías, es para parecer más masculino o andrógino. Quiero luchar contra ese concepto erróneo. Me voy a hacer un aumento de senos en noviembre: estoy recibiendo implantes de solución salina y voy a tener el triple Ds, pero esa es mi cirugía de arriba. La gente espera que si me voy a hacer cirugía de arriba como alguien que tiene senos se supone que es que voy a cortármelos. Voy a ir más grande, y no creo que sea menos válido que quitarme los senos. Es igual de validante para mi género. No importa si me veo súper femenina y tengo mis grandes tetas y estoy metido en un vestido ceñido. Sigo sin ser mujer porque así es como me siento.

 

Sigue a Jane Way en Twitter.

 


1.- Género fluido” en la Wikipedia:

“Se entiende que un individuo es de género fluido cuando no se identifica con una sola identidad de género, sino que circula entre varias. Comúnmente se manifiesta como transición entre masculino y femenino o como neutralidad, sin embargo puede comprender otros géneros, e incluso puede que se identifique con más de un género a la vez.

“Las personas que se identifican como de género fluido pueden sentir el cambio de identidad a largo o a corto plazo; entre años, meses, días, etc. También puede ser asociado o confundido con el genderqueer.”

“Una de las principales problemáticas para fijar una historia del género fluido es el uso ambiguo o erróneo que se le ha dado al término. Comúnmente es confundido o utilizado como sinónimo de genderqueer, transgénero o poligénero, quizás por su crítica al binarismo de género y la idea del género como un espectro.

“A continuación se ofrecen algunos antecedentes de grupos no-binarios que, si bien no se pueden considerar propiamente géneros fluidos, sí han dejado huella en la construcción de identidades fluidas.”

(…)

 

 

Carta abierta a Femen Alemania

 evibes

6 de febrero de 2013

http://evibes.blogsport.de/2013/02/06/open-letter-to-femen-germany/

El viernes 25 de enero, en la Herbertstrasse de Hamburgo, las Femen llamaron la atención del público con su campaña “A la mierda la industria del sexo”. No se puede negar que hicieron una comparación con el “Tercer Reich”, como se puede ver en algunas fotos subidas a Internet en las que aparecen adornadas con la esvástica. ¿Un comunicado pormenorizado? No se puede encontrar en ninguna parte. Mientras tanto, aumentan las preguntas.

Femen Alemania tiene 1.714 “me gusta” en Facebook; el grupo principal llega a 80.414. Razón suficiente para nosotrxs para preguntar quiénes son estas Femen, qué defienden y qué mensajes quieren propagar. Por lo tanto, hemos escrito la siguiente carta abierta.

 

Carta abierta a Femen Alemania

Nosotrxs, “e*vibes – für eine eman­zi­pa­to­ri­sche pra­xis“, somos un grupo feminista/crítico del sexismo, radicado en Dresde (Alemania). El lunes pasado, conocimos vuestra última acción en Hamburgo. Tras haber superado la sorpresa inicial, nos armamos de valor y comenzamos a escribiros esta carta. Es una carta con sólo unas pocas de las muchas preguntas que nos hacemos.

Hemos echado un vistazo a vuestro autoconcepto según lo mostráis en femen.org, el sitio web internacional al que referís desde vuestro sitio web nacional. Hemos comprobado que ha valido la pena, ya que algunas preguntas han surgido de inmediato: ¿Cómo definís “mujeres”? ¿Pueden ser Femen las mujeres que no tengan pechos? ¿Que pasa con las mujeres transexuales?

“Las activistas de FEMEN son moral y físicamente soldados en forma” —¿Qué significa “moral y físicamente en forma”? ¿Pueden ser Femen las mujeres que no estén físicamente en forma? ¿Por qué soldados? ¿Qué simbolismo se esconde tras las flores que os ponéis en el pelo? Todo lo que podemos decir es que el autoconcepto no deja esto claro.

“tetas calientes, cabeza fría y manos limpias” —¿Qué aspecto tienen los pechos cuando no están “calientes”? ¿Tienen que corresponderse los pechos a un ideal de belleza prevalente en la sociedad?

Presumiblemente, “cabeza fría” se refiere a la inteligencia. ¿Cómo se define la inteligencia y qué pasa con las personas que no alcanzan el nivel requerido? ¿Qué coeficiente intelectual se necesita para unirse a vosotras?

¿Qué significa “manos limpias”? Nuestra primera asociación es: “yo me lavo las manos”.

¿Cómo definís ideología, democracia y patriarcado? En vuestro autoconcepto podemos leer que patriarcado se limita a tres áreas: dictadura, iglesia e industria del sexo. ¿Cómo está estructurado el patriarcado, en vuestra opinión?

Dejando a un lado la autoconcepción presentada en femen.org, nos gustaría haceros algunas preguntas a vosotras como Femen Alemania:

¿Por qué usáis los colores de la bandera nacional alemana y por qué los usáis tanto? ¿Hasta qué punto está ligado el feminismo al nacionalismo, en vuestra opinión?

Schew­t­schen­ko es una de las fundadoras ucranianas de Femen. En una entrevista en el diario alemán ZEIT, dice que no buscan la abolición de la dominación masculina, sino su inversión. La razón es sencilla: Schew­t­schen­ko cree que las mujeres son mejores gestionando el poder y que no librarían guerras. “¿Por qué, si no, nos habría dado la naturaleza la capacidad de decidir acerca de la continuación de la vida?” (Fuente en alemán: http://​www.​zeit.​de/​gesellschaft/​zeitgeschehen/​2013-01/​femen-herbertstrasse-protest)

¿Compartís vosotras, como Femen Alemania, este punto de vista?

Os concedemos que las mujeres sufren una discriminación negativa. Esto debe ser contrarrestado. Pero el objetivo no puede ser la inversión de poder. En cambio, es la relación de poder asimétrica en sí misma la que debería ser criticada. Nosotrxs rechazamos también decididamente vuestra definición biologista implícita de “hombre” y “mujer” con características claramente diferentes y fijadas por la naturaleza.

¿Dónde diablos están los contenidos de la campaña “A la mierda la industria del sexo – la industria del sexo es el fascismo del siglo 21”? ¿Cómo definís “fascismo”?

¡¿Una esvástica sustituyendo la x en “industria del sexo”… de verdad?!

fuch the...

¿Por qué habéis llevado a cabo la acción en una fecha tan próxima al 27 de enero (Día Memorial del Holocausto, liberación de Ausch­witz)? No tenemos duda de que conocíais el significado de esta fecha, ya que escribisteis el bien conocido lema de la puerta de Auschwitz “Ar­beit macht frei” sobre la puerta de la Herbertstrasse y usasteis frases como “prostitución es genocidio”.

Equiparáis la Shoa y el Porrajmos con la prostitución, como si las mujeres fueran asesinadas industrialmente por millones, sólo por ser mujeres. Esto es totalmente increible y absolutamente inaceptable. De esa forma el fascismo, el genocidio y el holocausto son relativizados y minimizados.

La ley alemana tipifica el uso no histórico de la frase “Arbeit macht frei” como incitación al odio. Dejando a un lado la ilegalidad, vuestro uso de la esvástica y de la frase mencionada las vuelve a hacer socialmente aceptables.

No nos sorprendería veros el 13 de febrero en Dresde con vuestras antorchas, codo con codo con los viejos y los nuevos nazis, conmemorando a las mujeres muertas por las Fuerzas Aliadas.

e*vibes

en alemania