Hola puta

 

  • Que haya víctimas de trata no hace menos legítimos los reclamos por derechos de las putas en activo
  • Se está llamando esclavas a miles de mujeres que han convertido a la puta en su identidad política

 

Por Gabriela Wiener

10 de diciembre de 2017

https://www.eldiario.es/zonacritica/Hola-puta_6_717138287.html

 

Hace muchos años contraté a una puta. Lo hice con mi marido pero en realidad yo era la más interesada –él tenía sus remilgos– porque me moría de ganas de tener sexo con una mujer in media res y tenía dinero, que ganaba como periodista –ahora con mi sueldo de periodista no podría permitírmelo–. En fin, era un servicio a domicilio. Llamamos por teléfono y vino a casa. En esa época y en ese país donde vivíamos no abundaban las prostitutas que atendieran a hombres y mujeres, ni a parejas, pero al final la encontramos. Aquella vez fue muy lindo. Recuerdo que nos reímos mucho con esa chica, que intercambiamos nuestra ropa sexy como jugando a ser la otra. Volvimos a llamar una vez más, aunque ya no hubo tanto feeling.

La última campaña española contra la prostitución #HolaPutero, me interpeló, porque –aun guardando las distancias entre mi corta experiencia de putera y la de un consumidor habitual de sexo con prostitutas–, me ponía automáticamente en la categoría de alguien que, según el vídeo, había contribuido con su granito de arena a la desigualdad de género en el mundo, “comprando mujeres, comprando esclavitud”.

Mientras no dejaba de parecerme loable que el mensaje viral pusiera por una vez el foco sobre el cliente y no sobre la mujer trabajadora –finalmente, es lo mínimo que podría esperarse de sus creadoras, activistas feministas–, cada vez me iba chirriando más cómo una problemática compleja como la del trabajo sexual se iba reduciendo a un a favor y en contra, e ignorando que en el “hola putero” estaba implícito el “adiós, puta”.

Es lo que, desde que empezó a circular la campaña, han venido señalando, a través de sus redes, las trabajadoras sexuales organizadas: la usurpación de su lugar en esa lucha. Aunque la reivindicación es vieja, hay muchas caras nuevas denunciando la “putofobia” fuera y dentro del feminismo.

Georgina Orellano, la impresionante líder de las prostitutas argentinas, ha dicho más de una vez que “ser feminista es darle derechos a otras mujeres y la oportunidad de elegir cosas que no necesariamente elegiríamos para una”. Según Georgina, todo lo que les pasa no les pasa por ser putas sino por ser mujeres. “¿Tenemos que explicarles otra vez que esto es trabajo?”, clama. “En la calle se sigue llevando la policía a las compañeras. Y en la calle la policía no te pregunta: ‘¿sos abolicionista, sos reglamentarista, sos pro-sex, sos puta feminista? Te llevan presa igual”.

En los países latinoamericanos, abolicionistas de pura cepa, el uso del espacio público para el trabajo sexual está criminalizado. Hasta el 90 por ciento de prostitutas alguna vez ha sido agredida por la policía, que recibe cada semana de ellas su bono para que las dejen trabajar en paz.

 

El video de #HolaPutero parece dirigirse solo al putero –por cierto, como si fuera el macho oficial, cuando sabemos que tenemos al macho en el despacho de nuestro jefe, en la cama, en el partido en que militamos, en el colectivo del que formamos parte y en cada esquina, es más, que el putero y el que está aquí al lado son la misma persona. No pasa desapercibido, sin embargo, que en este video a todas las putas se les llama esclavas. A la vuelta de hoja del criminal está la víctima. Pero, ¿son víctimas todas las prostitutas? Aunque las haya, en un gran porcentaje, la respuesta es no.

Lo que ocurre aquí es que mujeres que no ejercen la prostitución se están arrogando la potestad de llamar a otras esclavas, cuando estas, que son las que ponen el cuerpo, no se identifican de esa manera. Que haya víctimas de trata no hace menos legítimos los reclamos por derechos de las putas en activo. Se está llamando esclavas a miles de mujeres que han convertido a la puta en su identidad política. ¿No es acaso eso negar su empoderamiento? ¿No es desconocer su lucha social concreta por adquirir ciertos derechos, por sindicalizarse, por buscar más protección y mejoras determinadas en su ejercicio laboral mientras nos encaminamos hacia el tan soñado fin del capitalismo cosificador de la mujer? ¿Por qué no hablamos de cómo nos explota a cada una de nosotras el patriarcado y dejamos que ellas hablen de cómo lo padecen en sus carnes? ¿Las seguimos llamando esclavas?

Si nos vamos a tirar las verdades en la cara para ver quién está siendo verdaderamente consecuente en su lucha contra la feminización de un tipo de trabajo como traba para la igualdad de género, me pregunto cuántas feministas tienen a una mujer, menos privilegiada, migrante y racializada, limpiándole la casa, cuidándoles los niños o sacando a pasear a sus padres. ¿Les vamos a negar derechos laborales a las trabajadoras del hogar? Claro que no. ¿Para cuándo un #HolaPatrona? ¿Son todas esas mujeres empleadoras unas esclavistas? No, solo las que mantienen regímenes esclavistas. Mientras llega el comunismo feminista, las putas piden lo mismo, nada más y nada menos.

Hay que diferenciar la crítica a la prostitución como sistema de explotación, que involucra a los proxenetas, a las mafias, al Estado, que perpetúa la desigualdad y la cosificación de nuestros cuerpos, con la estigmatización e invisibilización de las putas, en toda su diversidad, las que ejercen libres y las que sufren la trata, las sindicadas y las no sindicadas.

No reconocer sus derechos como trabajadoras es convertirlas en chivos expiatorios de los dilemas que plantea una institución como esa a la sociedad en su conjunto. Si bien hay consenso en que hay que cuestionar un sistema que nos cosifica a todxs, que nos condena a la explotación o a la autoexplotación, en lo que hay que seguir insistiendo es en la necesidad de que se reconozcan derechos laborales a las mujeres que ejercen y quieren ejercer la prostitución y se ofrezcan alternativas de trabajo a las mujeres que no.

 

“¿Hasta cuándo vamos a seguir discutiendo, compañeras”, dice Georgina, “si las que estamos entre cuatro paredes con el cliente, gozando o no, somos nosotras. Si nosotras no nos ponemos de acuerdo, ¿qué carajos les vamos a pedir al Estado? ¿Qué me estás proponiendo, sacarme de una esquina para llevarme a la fábrica?” Al final de su charla TED, Georgina cuenta que hace unos meses su hijo Santino le contó que a la salida del colegio un amigo suyo quiso molestarlo frente al resto señalándolo y gritando: “la mamá de Santino es una puta”. ¿Qué le contestaste? le preguntó ella con el corazón en la boca. Santino le respondió tranquilamente: “le dije mi mamá no es una puta es la secretaria general de todas las putas del país”. Sí, putísima, re-puta, re-jefa. Si esto no es empoderamiento, nada lo es.

 

Anuncios

Más policías admiten que FOSTA / SESTA ha dificultado mucho la captura de proxenetas y tratantes

 

del departamento de quién podría haberlo predicho…

 

por Mike Masnick

Lunes, 9 de julio de 2018

https://www.techdirt.com/articles/20180705/01033440176/more-police-admitting-that-fosta-sesta-has-made-it-much-more-difficult-to-catch-pimps-traffickers.shtml

 

Antes de la aprobación de SESTA / FOSTA, señalamos que, contrariamente a las afirmaciones de los defensores de la ley, casi con certeza dificultaría mucho más el trabajo de las fuerzas del orden y, por lo tanto, ayudaría a los tratantes de personas. La clave: pensaras lo que pensaras de Backpage, lo cierto es que cooperó con la policía. Y, la policía pudo usarlo para rastrear tratantes usando servicios en línea como Backpage. En mayo pasado dijimos que la policía comenzaba a darse cuenta  de que había un problema aquí, y parece que eso continúa.

En Indianápolis, la policía acaba de detener a su primer proxeneta de 2018 , y para eso fue necesaria la intervención de una policía encubierta a la que se acercó el proxeneta. El periodista pregunta por qué ha habido tan pocas detenciones y la policía señala con el dedo el cierre de Backpage:

Los casos, de acuerdo con el sargento John Daggy, un oficial encubierto de la unidad de vicio del IMPD, acaban de secarse. 

El motivo es bastante simple: los federales cerraron la mejor fuente de clientes potenciales de la policía, el sitio de anuncios personales en línea Backpage, a principios de este año. 

“Hemos estado un poco cegados últimamente porque han cerrado Backpage”, dijo Daggy. “Comprendo las razones del cierre, y la ética que está detrás de ello, sin embargo, nos ha cegado. Solíamos ver a Backpage como una trampa para tratantes de personas y proxenetas”. 

¿Lo has pillado? Tal como hicimos ver, Backpage era una herramienta increíblemente útil para que la policía encontrara a tratantes de personas y proxenetas. Y … gracias a la insistencia de los bienhechores en que Backpage tenía la culpa, ahora Backpage se ha ido, y la policía ya no puede encontrar a tratantes y proxenetas. Esto no parece ser la forma de detener la trata. Parece más bien la forma de hacer que sea más difícil para las fuerzas del orden detenerla. 

“Con Backpage, presentaríamos los anuncios y eso contaría gran parte de la historia”, dijo Daggy. “Además, con los anuncios atraparíamos a nuestra víctima en la habitación de un hotel, lo que nos daría una escena del crimen. Hay un montón de evidencia en la escena del crimen. Ahora, dado que [Backpage] ha desaparecido, recibimos informes tardíos y no tenemos mucho a lo que recurrir “.

El artículo es bastante extenso y detallado —y hasta cierto punto increíble— e incluso consigue que el sargento. Daggy admita que solía quejarse de Backpage, y luego se dio cuenta de lo útil que era como herramienta policial:

Poco después de que Indianapolis acogiera el Super Bowl, Daggy fue invitado a dar una presentación en la Conferencia de Fiscales Generales.

“Estuve hablando mal de Backpage a lo grande”, dijo, “porque, ya sabes, estábamos haciendo todas nuestras detenciones allí. Hicimos más de 60 detenciones y atrapamos cuatro casos de trata de personas durante el Super Bowl “. 

Después de su presentación, Daggy dice que la abogada de la página web se acercó para hablar con él. 

“Ella se me acercó y me dijo: ‘Sabes, si cerramos, los anuncios se irán al extranjero y algún otro los recogerá'”, dijo Daggy. 

Fue entonces cuando Daggy comenzó a ver Backpage como una trampa: una herramienta útil para la policía que intenta encontrar víctimas que rara vez presentan denuncias, y perpetradores que raramente salen a la luz.

Por supuesto, todavía estoy esperando escuchar lo que todas las personas que apoyaron SESTA / FOSTA tienen que decir sobre todo esto. ¿Dónde está Amy Schumer, que puso un PSA a favor de SESTA / FOSTA, ahora que la policía admite que la ley está poniendo en riesgo la vida de las mujeres y que ya no pueden rastrear y detener a los tratantes? ¿Dónde están todas las personas moralizadoras que simplemente están conectadas mágicamente con los estudios de Hollywood que siempre quisieron atacar el artículo CDA 230 (1), pero de repente encontraron una “causa” que utilizar al decir que necesitaban quitar el obstáculo del CDA 230 para detener la trata sexual? Ustedes, muchachos, crearon un problema mucho, mucho peor.

 


1.- https://www.eff.org/issues/cda230

“La Sección 230 dice que “Ningún proveedor o usuario de un servicio informático interactivo será tratado como el editor o el autor de ninguna información proporcionada por otro proveedor de contenido de información” (47 U.S.C. § 230). En otras palabras, los intermediarios en línea que alojan o vuelven a publicar un texto están protegidos contra un rango de leyes que de otro modo podrían ser utilizadas para hacerlos legalmente responsables de lo que otros dicen y hacen. Los intermediarios protegidos incluyen no solo proveedores de servicios de Internet (ISP) regulares, sino también una variedad de “proveedores de servicios informáticos interactivos”, que incluyen básicamente cualquier servicio en línea que publique contenido de terceros. Aunque existen excepciones importantes para ciertas reclamaciones basadas en la propiedad intelectual o de carácter criminal, CDA 230 crea una amplia protección que ha permitido que la innovación y la libertad de expresión en línea prosperen.”

POR QUÉ #HolaPutero es BASURA | #HolaAbolicionista

 

Publicado el 24 dic. 2017

MI CANAL SECUNDARIO: https://www.youtube.com/channel/UCqHq…
MI TWITTER: https://twitter.com/Hiiiipstah
MI INSTAGRAM: valensinfiltro_
MI FACEBOOK: https://www.facebook.com/valentinaort…
EL BLOG DEL CANAL: http://elblogdevalentinaortizyt.tumbl…
MI MAIL DE CONTACTO: contacto.valentinaortiz@gmail.com
(Para contacto de negocios o material para vídeos).

 

 

#HolaPutero ataca de nuevo ¡POR TWITTER!

Definición de dignidad

 

  • “Así, puede elaborarse una definición de la dignidad de la persona humana, según la Constitución española: ‘valor de la persona humana, espiritual o moral y jurídico, que permanece invulnerable o inalterable, y se manifiesta singularmente en la autodeterminación consciente y responsable de la propia vida’.” 
  • “En casi todas las decisiones de los tribunales laborales españoles que niegan la posibilidad de que la prostitución se considere como objeto lícito de un contrato de trabajo se hace hincapié en que, en la medida en que esa actividad va en contra de la dignidad de las personas, no cabe reconocer tutela legal alguna a quien la ejerce. Se concluye, pues, afirmando que el individuo no es libre para comprometer su propia dignidad, lo que conlleva la paradoja de que con el fin de proteger la dignidad de las personas se les priva de una parte de la misma, tratándolas como incapaces y negándoles su poder de decisión al suplantar su libre albedrío por el de la colectividad, dado el hecho de que “ésta sabe mejor que aquél lo que es bueno para él”.

https://elestantedelaciti.wordpress.com/2018/07/06/la-prostitucion-posible-objeto-de-un-contrato-de-trabajo-como-una-manifestacion-mas-del-trabajo-sexual/

 

LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA EN LA JURISPRUDENCIA CONSTITUCIONAL ESPAÑOLA

 

Por JOSÉ ENRIQUE MORA

https://dadun.unav.edu/bitstream/10171/5545/1/JOSE%20ENRIQUE%20MORA.pdf

 

El art.10 nº 1 de la Constitucion española de 1978 dice textualmente: «La dignidad de la persona humana, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social».

Con estas palabras la norma jurídica que sienta las reglas básicas de la convivencia social en España, establece como fundamento o cimiento de las ordenadas relaciones humanas, la dignidad de la persona y los derechos que son inherentes a ella, calificados como inviolables.

 

  1. QUÉ ENTIENDE POR DIGNIDAD HUMANA LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

El Tribunal constitucional español es el intérprete más caracterizado o «supremo» de la Constitución!, puesto que en sus sentencias delimita y define el contenido o alcance de sus preceptos, vinculando a todos los poderes públicos, hasta el punto que la jurisprudencia ordinaria de los tribunales «habrá de entenderse corregida» por la doctrina establecida en sus sentencias2 Además, ostenta preeminencia respecto al Parlamento, pese a que éste es el representante del pueblo, único titular, a su vez, de la soberanía nacional y fuente de los poderes del Estado, puesto que este Tribunal sólo está sometido a la Constitución y a su Ley de organización, ‘no a las demás leyes del Estado3. Por esa preeminencia puede declarar la nulidad de cualquier norma legal, «expulsándola» del ordenamiento jurídico 4

En consecuencia, y por lo que aquí interesa, la definición del concepto de dignidad humana, en el orden jurídico de la convivencia de los españoles, viene dada por la doctrina sentada en las sentencias del Tribunal constitucional.

En la Sentencia 53/85, sobre la ley de parcial despenalización del aborto, se considera la dignidad de la persona como valor moral y como valor jurídico, de la siguiente forma: 

« … la dignidad es un valor espiritual y moral inherente a la persona, que se manifiesta singularmente en la autodeterminación consciente y responsable de la propia vida y que lleva consigo la pretensión al respeto por parte de los demás» … «Junto al valor de la vida humana y sustancialmente relacionado con la dimensión moral de ésta, nuestra Constitución ha elevado tambien a valor jurídico fundamental la dignidad de la persona… » 5.

Parece por tanto que, para el Tribunal constitucional, la dignidad humana es un valor espiritual y moral «elevado» a valor jurídico fundamental por la Constitución. Y de ese valor moral, «elevado» a jurídico, se deducen, como consecuencia, los derechos humanos fundamentales:

«Indisolublemente relacionado con el derecho a la vida en su dimensión humana se encuentra el valor jurídico fundamental de la dignidad de la persona … germen o núcleo de unos derechos que le son inherentes. La relevancia y la significación superior de uno y otro valor y de los derechos que los encarnan se manifiesta en su colocación misma en el texto constitucional … , lo que muestra que dentro del sistema constitucional son considerados como el punto de arranque, como el prius lógico y ontológico para la existencia y especificación de los demás derechos»6.

En la Sentencia 120/1990, sobre huelga de hambre reivindicativa de presos terroristas, se alternan también ambas consideraciones de la dignidad, la moral y la jurídica:

«Proyectada sobre los derechos individuales, la regla del art. 10 implica que, en cuanto «valor espiritual y moral inherente a la persona», la dignidad ha de permanecer inalterada cualquiera que sea la situación en que la persona se encuentre, … constituyendo, en consecuencia, un mÍnimum invulnerable que todo estatuto jurídico debe asegurar, de modo que, sean unas u otras las limitaciones que se impongan en el disfrute de derechos individuales, no conlleven menosprecio para la estima que, en cuanto ser humano, merece la persona”7.

y en la Sentencia 57/1994, se dice: «… los arts. 15 y 18.1 son proyeccion de la dignidad de la persona que como valor jurídico fun­damental consagra el art. 10.1 8

Son los únicos textos en los que el Alto Tribunal se acerca a una definición del concepto de dignidad de la persona humana, puesto que en otros muchos en los que se refiere a la misma, lo hace, como fundamento de los derechos humanos que le son inherentes, para señalar la incompatibilidad con ella de alguna norma legal, pero sin mención alguna a su significado o concepto.

De esta doctrina constitucional pueden destacarse como notas características de la dignidad de la persona las siguientes:

  • es un valor espiritual y moral inherente a la persona
  • es un valor jurídico fundamental, sustancialmente relacionado con la dimensión moral de la vida humana
  • se manifiesta singularmente en la autodeterminación consciente y responsable de la propia vida
  • es un minimum invulnerable, ha de permanecer inalterada, a salvo las limitaciones que se impongan en el disfrute de derechos individuales.

Así, puede elaborarse una definición de la dignidad de la persona humana, según la Constitución española, tal como la interpreta su judicial custodio: valor de la persona humana, espiritual o moral y jurídico, que permanece invulnerable o inalterable, y se manifiesta singularmente en la autodeterminación consciente y responsable de la propia vida.

Conforme a lo expuesto, la importancia que se reconoce al concepto de la dignidad humana no va unida a una definicion clara del concepto de persona humana, aunque parece que se parte de una perspectiva de cierta excelencia, habrá de tener una dimensión espiritual, merecer de los demás un respeto máximo y referirse sustancialmente a su libertad, como ejercicio de la inteligencia y voluntad. De lo contrario, la persona humana carecería de ese valor o dignidad que la Ley le reconoce, y que es fuente de sus méritos, de lo que se merece y debe reconocérsele, esto es, de los derechos que le son inherentes.

Desde luego, la dignidad humana ha sido en la historia, y es en la actualidad, en el orden jurídico, el punto de referencia del reconocimiento y afirmación de la dimensión moral de la persona.

 

  1. DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA Y DERECHOS HUMANOS

Las actuales teorías de los derechos humanos, nacidas del iusnaturalismo racionalista de S. Puffendorf!, parten de la idea de dignitas del hombre, como ser éticamente libreIO , y enlazan con la doctrina kantiana, según la cual, la dignidad es la dimensión moral de la personalidad y se fundamenta en la libertad y autonomía del individuo.

Como vemos, no anda lejos de esta concepción el Tribunal constitucional español y la Constitución misma, porque libertad y autonomía se funden en la expresión «autodeterminación consciente y responsable de la propia vida», utilizada en la sentencia 53/85, del aborto, y se convierten en el «libre desarrollo de la personalidad», del art.. 10 de la Constitución, que supone, a su vez, el reconocimiento de la total autodisponibilidad, de· cada ser humano, sin interferencias o impedimentos externos» 11

.Sin embargo, el expuesto art. 10.1 de la Constitución, tampoco está lejos de una base iusnaturalista, según la cual, dice Messner, «el hombre posee la dignidad de persona como ser capaz de responsabilidad, por virtud de su libertad y capacidad de autodeterminación, y por esta razón, la libertad es el rasgo distintivo de su naturaleza»12.

En este sentido, Perez Luño13 afirma que la declaración del art. 10. 1 de nuestra Constitución tiene un «claro matiz iusnaturalista», y cita a Basile, quien entiende que el repetido precepto «recuerda modelos franceses del S. XVIII, pero recibe tambien influencias más recientes sobre todo alemanas e italianas»14. Esta afirmación, para Pérez Luño, equivale a un reconocimiento implícito de la impronta iusnaturalista de dicho artÍculo15.

Hay que admitir, desde luego, en el concepto constitucional de dignidad humana, el rechazo de una visión. totalizadora de la vida social, en el sentido de que no se conciben en él organismos colectivos con fines o vida superiores a los de los individuos que los componen l6. Admite, incluso, el citado autor italiano, que el principio constitucional de dignidad de la persona «podría esconder un potencial subversivo» con relación al sistema económico del Estado social y democrático de Derecho, que la Ley organiza. Algo recuerda esto al llamado «poder renovador»l7 o «carácter revolucionario» del Derecho Natural, o a la idea de «el Derecho Natural como ideología»18

Tambien el neomarxista Blochl9 reconoce que el tema de la dignidad tiene un transfondo iusnaturalista: «Las tesis iusnaturalistas están dirigidas predominantemente a la dignidad … el derecho natural está dirigido, ante todo, a la eliminacion de la humillación humana».

Y, desde una dirección existencialista, Maihofer da relevancia a la dignidad humana como principio guía del Estado de Derecho, afirmando que la dignidad constituye hasta el momento una «tesis no interpretada»20.

Pero el propio Tribunal Constitucional afirma que su misión interpretadora acerca de este precepto, en el que se encuentra el fundamento de los derechos humanos constitucionales, no se sujeta a ninguna concepción previa. Así, dice en la sentencia 150/1991, F. J. 4.°:

« .. .las normas constitucionales relativas a la dignidad de la persona y al libre desarrollo de la personalidad … si bien integran mandatos objet­vos y tienen un valor relevante en la normativa constitucional, no pretenden la consagración de ninguna construccion dogmática, sea jurídico-penal o de cualquier otro tipo».

Esta afirmación resulta oscura, en cuanto se ignora qué entiende el Tribunal por «construcción dogmática», y desde luego no puede evitar la polémica iusnaturalismo-positivismo, aunque más bien parece que quiere excluir, de forma precisamente dogmática, el reconocimiento del Derecho Natural, en la labor interpretativa del propio Tribunal.

De cualquier forma, es claro que la dignidad humana supone el valor básico fundamentador de los derechos humanos, su principio legitimador!. Con ese sentido aparece también en la Constitución italiana (art. 2,3 y 13) y alemana (art. 1 y 2), donde se alude a los derechos inviolables de la persona, basados en su dignidad.

Lo reconoce expresamente el Tribunal en sentencia 214/1991, EJ. 1:

« … el derecho al honor y otros de los derechos reconocidos en el art. 18, aparecen como derechos fundamentales vinculados a la propia personalidad, derivados, sin duda, de la dignidad de la persona, que reconoce el art. 10».

Precisamente por esto, es de primordial importancia conseguir una definición adecuada del concepto de dignidad de la persona, porque el contenido mismo de los derechos humanos constitucionales, está en relación con ese concepto, tal como se expresa en las siguientes sentencias:

«El art. 10.1 no puede servir de base para una pretensión autónoma de amparo … ( pues) sólo en la medida en que tales derechos sean tutelables en amparo y únicamente con el fin de comprobar si se han respetado las exigencias que, no en abstracto, sino en el concreto ámbito de cada uno de aquellos, deriven de la dignidad de la persona, habrá de ser tomado en consideración como referente» (S. 57/1994, EJ. 3.° a).

Se trata aquí de explicar que de la dignidad humana derivan ciertas exigencias, concretadas en cada derecho fundamental, quedando pendiente de la concrección de esas exigencias: el contenido concreto del derecho fundamental.

Y en la Sentencia 120/1990 (EJ. 3.°), se dice:

« … la dignidad de la persona y los derechos inviolables que le son inherentes … no significa ni que todo derecho le sea inherente -y por ello inviolable-, ni que los que se califican como fundamentales sean in toto condiciones imprescindibles para su efectiva incolumidad, de modo que de cualquier restricción que a su ejercicio se imponga, devenga un estado de indignidad».

Por tanto, es decisivo saber cuándo una limitación de un derecho fundamental hace pasar de la dignidad a la indignidad personal. Se deja, tambien aquí, abierto el campo de la determinación del criterio que expresará y diferenciará lo digno de lo indigno de la persona humana.

Además, la necesidad de una definición de la dignidad de la persona humana, a fin de conocer el contenido de los derechos de la persona, se evidencia al examinar las Declaraciones internacionales de Derechos Humanos, que, de una forma u otra, ponen en la dignidad personal, esto es, en el concepto mismo de persona humana, el origen, la fuente, la razón de ser, de los derechos humanos:

« … la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana» (Preámbulo de la Declaracion universal de derechos Humanos, de 10-12-1948)

«Reconociendo que estos derechos se derivan de la dignidad inherente a la persona humana» (Pactos internacionales de Derechos Civiles y Políticos, y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 19-12­1966)

Estas Declaraciones tienen plena transcendencia jurídica en España, por cuanto, en materia de derechos fundamentales, «hay que interpretar la Constitución de conformidad con la Declaracion Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre la materia ratificados por España»22. En consecuencia, tambien desde esta remisión constitucional a los tratados internacionales, se hace preciso aclarar el concepto de dignidad de la persona humana, que se tiene como fundamento de los derechos humanos.

Si no se profundiza en el concepto de persona, y se define, aclarando cual es su dignidad, se corre el riesgo de que, a la inversa, sea la definición jurídico-positiva del contenido de los derechos humanos, la que conduzca, a modo de precipitado, a un cierto concepto de persona y su dignidad. Así, se ha dicho, muy recientemente:

«Es absolutamente mayoritaria en la doctrina constitucional la opinión de que la fuerza normativa de la proclamación de la dignidad de la persona, impone una configuración neopersonalista de las relaciones individuosociedad. De esta forma, la dignidad de la persona aparece como inspiración y fundamento de los derechos fundamentales .. En otros términos, la dignidad de la persona se materializa en el reconocimiento de los derechos constitucionales inviolables, precisamente por ser inherentes a la propia dignidad. Si esto es así, la dignidad de la persona se configura como un principio dinámico que articula y sistematiza todos y cada uno de los derechos fundamentales. Es obligada por tanto una interpretación articulada y dinámica de los derechos fundamentales, tendente a dar contenido y a afirmar la vigencia del valor­guía dignidad de la persona.. Esta concepción dinámica de la dignidad de la persona se ve refrendada por el reconocimiento del “libre desarrollo de la personalidad”, como verdadera meta de la efectiva vigencia de aquellos derechos …. La clave de bóveda en la interpretación del alcance y límites de protección de los derechos fundamentales es el entendimiento de los mismos como realidades normativas dindmicas, configuradoras de la dignidad de la persona»23.

La dignidad de la persona, quedaría de este modo reducida a un principio inspirador, dinámico, que articula y sistematiza los derechos humanos. Un valor-guía, pero, al mismo tiempo, un resultado configurado por las realidades normativas dinámicas, que son los derechos fundamentales.

Puede consultarse el resto del artículo aquí:

https://dadun.unav.edu/bitstream/10171/5545/1/JOSE%20ENRIQUE%20MORA.pdf

 


  1. Así lo califica el ano 1 de su Ley reguladora, L.O. 2/79, de 3 de octubre.
  1. Art. 40. 2 de la citada ley.
  1. Art. 1 de la Ley 2/79.
  1. Por ello ha sido llamado «legislador negativo».
  1. Fundamento Jurídico 8.°.
  1. F. J. 3.°.
  1. F. J. 4.°.
  1. F.]. 4.°.
  1. Pufendorf, «De iure naturae et gentium».
  1. PÉREZ LUÑo, A., «Derechos humanos, Estado de Derecho y Constitucióll», Tec­nos, 1986, p. 49.
  1. PÉREZ LUÑo, ob. cit., p. 318. Citado por este autor y obra, p. 215, 1. KANT, «Ueber den Gemeinspruch: Das mag in der Theorie richtig sein, taugr aber nicht für die Praxis».
  1. MESSNER, J., «Etica social política y económica a la luz del Derecho Natural», Rialp, 1967, p. 147.
  1. Ob. cit. p. 325.
  1. BASILE, S., «Los valores superiores, los principios fundamentales y los derechos y li­bertades públicas, en la obra colectiva, «La constitución española de 1978», Civitas, 1981,
  1. Peces Barba, sin embargo, desde una postura que él llama dualista, acerca de la fun­damentación de los derechos humanos, intentando superar iusnaturalismo y positivismo, sostiene que uno es el ámbito de los valores, y otro el de su consagración positiva, de modo que sería «un poder democrático y una sociedad democrática», lo que funda la validez de las normas constitucionales. R. Spaemann denomina a tales proclamaciónes de derechos, «edicto de tolerancia revocable».
  1. BASILE, ob. cit. p. 273.
  1. MESSNER, J., ob. cit. p. 444.
  1. FERNANDEZ-GALlANO y DE CASTRO CID, «Lecciones de Teoría del derecho y Dere­cho Natural», Ed. Universitas, 1995, p. 29l.
  1. E. BLOCH, «Derecho natural y dignidad human:!», Aguilar, 1980, p. 209.
  1. MAIHOFER, W.: «Rechtstaat und menschliche Würde», 1968, p. 10, cit. por PÉREZ LUÑo, ob. cit. p. 318.
  1. PÉREZ LUÑo, ob. cÍt. p. 318.
  1. Sentencias de 15 de octubre y 20 de diciembre de 1982, reiteradas.
  1. MONTALBÁN AVILÉS, A., «El derecho a la vida y la disponibilidad sobre la propia vida. Su constitucionalidad», en Cuadernos de Derecho Judicial, ed. por CGPJ, Madrid, 1993.

 

 

Nota del English Collective of Prostitutes: Oponeos a la prohibición de que las trabajadoras sexuales se anuncien en internet

 

 

Publicado el 1 de julio de 2018

http://prostitutescollective.net/2018/07/briefing-oppose-a-ban-on-sex-workers-advertising-online/

 

Dejad de atacar a las trabajadoras sexuales. Escuchad lo que las trabajadoras sexuales decimos que haría nuestro trabajo más seguro y ayudadnos en nuestros esfuerzos para organizarnos contra la explotación y la violencia.

 

El miércoles 4 de julio, los parlamentarios debatirán una enmienda del desacreditado Grupo Parlamentario de Todos los Partidos sobre la Prostitución (APPGP, por su nombre en inglés) para cerrar los sitios en línea donde se anuncian las trabajadoras sexuales.

Esto sería un desastre para las trabajadoras sexuales. Si no podemos hacer publicidad en línea y trabajar independientemente, muchas de nosotras nos veríamos obligadas a trabajar de otras maneras, incluso en las calles, donde es al menos 10 veces más peligroso trabajar. [I] O seremos empujadas a las manos de dueños de burdel explotadores que sabrían que tendríamos pocas o ninguna alternativa a aceptar las condiciones de trabajo que nos impongan.

Cybil, de Luton, escribió al ECP sobre el impacto de la prohibición de la publicidad:

“Hace dos años, construí mi propio sitio web, lo que significaba que podía ser mi propia jefa y abandonar el salón donde trabajaba y donde se quedaban con una gran parte de mis ingresos. Ahora puedo trabajar con total anonimato, desde la seguridad y la comodidad de mi propio hogar. Guardo cada penique que gano, todo sin la interferencia de una agencia u otro “intermediario” omnipresente.

La evidencia de los EE. UU. [Ii] muestra que las leyes recientemente introducidas (SESTA-FOSTA) dificultan que la policía identifique la violencia.

Como escribió una trabajadora sexual de EE. UU .: [iii]

 ‘Este proyecto de ley nos está matando. No podemos evaluar a los clientes como solíamos hacerlo, que es lo que nos mantenía a salvo’.

El aumento de la prostitución no se debe a la publicidad en línea, sino al aumento de la pobreza, especialmente entre las mujeres cis. Doncaster informa de un aumento del 60% [iv], con organizaciones benéficas que dicen: “Las mujeres se ven obligadas a vender sexo por £ 5 debido a penalizaciones de sus prestaciones sociales”, Sheffield de informa de un aumento del 166% [v] mientras los trabajadores de las organizaciones en Hull informan: “. . . mujeres que literalmente se mueren de hambre y están allí para poder comer “.

Las personas de color, inmigrantes y LGBTQ tienen una representación desproporcionada en el trabajo sexual debido a la discriminación y el estigma. Los estudiantes hablan de ser forzados a la industria del sexo para evitar ser cargados de enormes deudas. Estas son algunas de las personas que serán blanco de esta nueva ley con poderes policiales adicionales que probablemente se utilizarán para perseguir y no para proteger a las trabajadoras sexuales. El tiempo y los recursos de la policía deberían dedicarse a investigar la violencia contra las trabajadoras sexuales en lugar de vigilar el sexo consentido.

Trata y malditas mentiras y estadísticas. Combatir el “crecimiento en la explotación sexual y la trata de mujeres” se presenta como la razón para prohibir los sitios de prostitución. No se han ofrecido pruebas concretas más allá de la especulación sensacionalista. No es cierto que la mayoría de las trabajadoras sexuales sean víctimas de la trata. [Vi] [vii] Las iniciativas contra la trata dan lugar principalmente a que las trabajadoras sexuales migrantes sean blanco de redadas, arrestos y deportaciones. [Viii] Si los parlamentarios quieren actuar contra la trata, deben asegurar que las víctimas reciban ayuda y poner fin al desacreditado “ambiente de inmigración hostil” para que las personas que huyen de la guerra y la pobreza no sean forzadas a cae en las manos de los tratantes.

Miles de trabajadoras sexuales se anuncian en línea. ¿Quién es la diputada Sarah Champion (miembro del APPGP) para decir que internet no nos ha hecho más seguras? [Ix] ¿Lo ha comprobado? Internet nos ha permitido un mejor examen previo de clientes y escapar de jefes explotadores en salones y agencias. Si los diputados con buenas intenciones quieren salvar a las mujeres del trabajo sexual, entonces que tomen medidas contra los contratos de cero horas, los bajos salarios y los jefes explotadores en los trabajos que son alternativas a la prostitución. Que apoyen a las trabajadoras sexuales como esperamos que apoyen a otros trabajadores que luchan por mejorar los salarios y las condiciones laborales.

El reciente informe de prostitución de APPG fue basura. Debería ser analizado y no aceptado sin crítica debido a la cobertura de la prensa sensacionalista. Está lleno de especulaciones y desinformación. [X] No se incluyó ninguna de las pruebas [xi] dadas por las trabajadoras sexuales actuales. ¿Cómo justifican eso?

Además, el APPG no es un grupo de parlamentarios “interpartidos”, pretensión que lo hace sonar independiente o imparcial. Fue creado con el propósito de penalizar a los clientes y durante los primeros años estuvo estrechamente relacionado con la homofóbica organización cristiana CARE, que hizo una campaña feroz contra el matrimonio gay [xii] y se opuso al derecho al aborto.

El prestigioso Comité Selecto de Asuntos de Interior en 2016 recomendó [xiii] que se despenalizara a las trabajadoras sexuales de calle y a las que trabajan juntas en pisos. ¿Por qué los diputados no presionan para que eso se implemente? Revocar la ley que criminaliza “estar en la calle o solicitar con fines de prostitución” y “mantener un burdel” aumentaría la seguridad ya que las trabajadoras sexuales no huirían de la policía y podrían trabajar juntas de manera más segura en interiores. Modificar la ley: “Controlar la prostitución con fines lucrativos” para garantizar que las personas sean enjuiciadas solo cuando existan pruebas de amenazas, fuerza u otras formas de coacción, garantizaría que la ley se centre en el abuso y la violencia en lugar de en las mujeres que trabajen de manera consensuada y colectiva.

Amnistía Internacional, votó a favor de la despenalización en 2016 [xiv] e instó a los gobiernos a proporcionar recursos en forma de “beneficios estatales, educación y capacitación y / o empleo alternativo” para ayudar a las trabajadoras sexuales a dejar la prostitución si así lo desean.

La Ley de Reforma de la Prostitución de Nueva Zelanda despenalizó el trabajo sexual en 2003 con mejoras verificables en la salud y seguridad de las trabajadoras sexuales. Más del 90% de las trabajadoras sexuales dijeron que la despenalización les otorgaba derechos laborales, legales, de salud y seguridad adicionales. [Xv]

La dirección del Partido Laborista apoya la despenalización por razones de seguridad y derechos humanos. Es vergonzoso que algunas diputadas laboristas estén adoptando una postura represiva moralista, pasando por alto e ignorando a las trabajadoras sexuales actuales, ignorando la evidencia del éxito de la despenalización y alineándose con los fundamentalistas religiosos. Los Demócratas Liberales y los Verdes apoyan la despenalización.

Uníos a nosotras a la 1pm el miércoles 4 de julio a la 1 de la tarde en la Plaza del Parlamento para una manifestación en contra de la enmienda que estamos organizando conjuntamente con el Movimiento de Defensa y Resistencia de las Trabajadoras Sexuales (SWARM) y el proyecto x:talk. Más información aquí.

El ECP es una organización de autoayuda de trabajadoras sexuales, que trabaja tanto en la calle como en interiores, con una red nacional en todo el Reino Unido. Desde 1975, hemos luchado por la despenalización de la prostitución, por los derechos y la seguridad de las trabajadoras sexuales y por recursos que permitan a las personas salir de la prostitución si así lo desean.


[i] Kinnell, H. (1993). Exposición de las prostitutas a la violación; implicaciones para la prevención del VIH y la reforma legal.

[ii] Techdirt, 14 de mayo de 2018.

https://www.techdirt.com/articles/20180509/13450339810/police-realizing-that-sesta-fosta-made-their-jobs-harder-sex-traffickers-realizing-made-their-job-easier.shtml

[iii] Huffington Post, 11 de mayo de 2018. https://www.huffingtonpost.com/entry/sex-workers-sesta-fosta_us_5ad0d7d0e4b0edca2cb964d9? guccounter = 1

[iv] The Star, 19 de marzo de 2014.

[v] The Star, 1 de junio de 2014.

[vi] Un estudio de trabajadoras sexuales migrantes descubrió que menos del 6% había sido víctima de la trata, y muchas dijeron que preferían trabajar en la industria del sexo en lugar de las “condiciones poco gratificantes ya veces explotadoras que encuentran en trabajos no sexuales”. Mai, N. (2011). Trabajadores migrantes en la industria sexual del Reino Unido: Informe completo de investigación de ESRC. https://archive.londonmet.ac.uk/iset/research-units/iset/projects/esrc-migrant-workers.html?8810F8AC-060C-A7FC-7F15-A583EB86BCE8

[vii] The Guardian, 20 de octubre de 2009. https://www.theguardian.com/uk/2009/oct/20/trafficking-numbers-women-exaggerated

[viii] http://feministing.com/2013/12/11/guest-post-the-soho-raids-were-not-about-trafficking/

[ix] The Guardian, 30 de junio de 2018. https://www.theguardian.com/society/2018/jun/30/ban-prostitution-websites-stamp-out-trafficking-sexual-exploitation

[x] Metro, 21 de mayo de 2018. https://metro.co.uk/2018/05/21/why-the-parliamentary-group-on-prostitution-is-wrong-to-suggest-criminalising-the-buying -of-sex-7564915 /

[xi] Colectivo de Prostitutas en inglés. (2017). Presentación a APPG Consulta sobre “burdeles emergentes”. http://prostitutescollective.net/2017/12/6946/

[xii] http://www.care.org.uk/news/impact-direct/blind-to-opposition-government-set-to-introduce-bill-to-legalise-same-sex-marriage

[xiii] https://www.parliament.uk/business/committees/committees-a-z/commons-select/home-affairs-committee/news-parliament-2015/prostitution-report-published16-17-17

[xiv] Amnistía Internacional. (2016). Política sobre las obligaciones del Estado de respetar, proteger y cumplir los derechos humanos de las trabajadoras sexuales. https://www.amnesty.org/en/documents/pol30/4062/2016/en/

[xv] Abel, G., Fitzgerald, L. y Brunton, C. (2007). El impacto de la. Ley de Reforma de la Prostitución sobre las Prácticas de Seguridad y Salud de las trabajadoras sexuales. https://www.otago.ac.nz/christchurch/otago018607.pdf

Alemania: un año de la “Ley de Protección de Prostitutas” (1ª entrega)

 

La implementación de la ley y sus consecuencias

 

por Doña Carmen e.V., junio de 2018

 

Nota de la Citi: lo que sigue es una traducción parcial, de la que han sido expresamente excluídas tablas, referencias y notas al pie. Puede descargarse el documento completo (en alemán) en el siguiente enlace:

 

https://www.donacarmen.de/wp-content/uploads/1-JAHR-UMSETZUNG-ProstSchG.pdf

 

 

Las siguientes declaraciones ilustran la aplicación de la llamada “Ley de Protección de Prostitutas” (ProstSchG) un año después de su entrada en vigor en julio de 2017 (1). Vienen con numerosos ejemplos y evidencias y llegan a tres conclusiones principales:

(1) La reacción de la Ley de Protección de Prostitutas genera un clima general de inseguridad jurídica y agrava la discriminación existente de las relaciones sexuales.

(2) La aplicación de la Ley de Protección de Prostitutas demuestra que ocasiona una reducción en la oferta de servicios sexuales y una ilegalización del trabajo sexual. Esto ya no es solo una cuestión de muchos temores sino una cuestión de hecho.

(3) La implementación de la Ley de Protección de Prostitutas ha resultado en una ola de cierre de locales de prostitución, con consecuencias adversas para las trabajadoras sexuales.

Las presentes observaciones refuerzan la posición de que no tiene sentido acompañar con simpatía o hacer positiva la implementación de esta ley. Esta ley debe desaparecer, debe ser reemplazada por una regulación sensata y significativa de la prostitución.

El debate y la presentación de informes sobre la llamada Ley de Protección de Prostitutas cambiaron cada vez más en 2017/2018 al pasar del nivel federal al estatal. El debate sobre la ley en sí misma a menudo está despolitizado y dirigido por la implementación en este contexto. Sin embargo, sigue siendo el caso que, debido a “disputas de implementación”, uno no pierde de vista los puntos centrales represivos de la ley.

El siguiente texto está estructurado de la siguiente manera:

 

A. Características generales de la aplicación de la Ley de Protección de Prostitutas

(1) Ordenanzas estatutarias, leyes de implementación, regulaciones administrativas

(2) Controles por y con la policía

(3) Registro central / descentralizado de trabajadoras sexuales en los estados federales

(4) Exención de tasas frente a tarifas de registro y asesoramiento

(5) El registro, lo primero

(6) La consulta es un accesorio bastante molesto para el negocio principal del registro de prostitutas

(7) Restricciones a la práctica de las trabajadoras sexuales

(8) Privatización del control del trabajo sexual

(9) Centros de asesoramiento: trabajadores de asistencia en el registro y control del trabajo sexual

B. La evolución del número de trabajadoras sexuales registradas – revisiones iniciales

C. Sobre el desarrollo del número de oficios de prostitución indicados y aprobados

 

A. Características generales de la aplicación de la Ley de Protección de Prostitutas

(1) Ordenanzas estatutarias, leyes de implementación, regulaciones administrativas

Hasta el momento, casi todos los Estados están cubiertos con una red de normas legales pertinentes y reglamentos para aplicar la Ley de Protección de Prostitutas. Los primeros que lo hicieron fueron NRW, Baviera y Schleswig-Holstein, en julio de 2017 , siguieron en los meses de octubre / noviembre de 2017 los estados de Renania-Palatinado, Sarre, Hamburgo, Baja Sajonia y los rezagados fueron Baden-Württemberg, Hesse, Berlín, Mecklenburg-Vorpommern y Brandeburgo.

Los retrasos se debieron a diferentes factores según el Estado:

– la subestimación del gasto en la aplicación, asociada con momentos de descontento político sobre una ley que no es convincente en todos los aspectos (registro, consultas con las autoridades reguladoras, controles sobre el terreno como carga excesiva, etc. etc.)

– disputas sobre responsabilidades o la eliminación de responsabilidades molestas;

– disputa sobre la cobertura financiera de los gastos;

– realizar audiencias e involucrar a comités en la implementación de una variante particular de implementación;

– obtener la búsqueda de bienes raíces adecuados,

– contratación tardía de puestos, contratación de personal en relación con los consejos de personal, etc.

No se espera la aplicación final de la Ley de Protección de Prostitutas a nivel de los Länder antes de finales de 2018. La conclusión es que la ley se implementa con retrasos significativos, pero en última instancia sin piedad y sin tener en cuenta las pérdidas.

A pesar de que implica la implementación de una misma ley, las ordenanzas y regulaciones a nivel de país, que tienen la intención de regular quién tiene qué competencia, de ningún modo son idénticas. Establecen prioridades específicas de cada länder y, por lo tanto, tienen sus características especiales. Por lo tanto, es necesario analizar más detenidamente las consecuencias que tienen, en particular para las/os trabajadoras/es del sexo y los operadores de las instalaciones de prostitución.

 

(2) Controles por y con la policía

Una señal inequívoca del tratamiento especial aún discriminatorio del trabajo sexual y la prostitución es el papel de la policía en la aplicación de la Ley de Protección de Prostitutas.

A pesar de que los establecimientos de prostitución ya no se registran a nivel nacional según la Ley como alquiler de la habitación, sino de ahora en adelante como un negocio, el responsable de su control no es la Inspección de Trabajo, sino en muchos casos la policía o la policía en consulta con otras autoridades de control (aduanas, oficina de orden público, etc.).

Casi no hay ningún Estado en el que la policía no desempeñe un papel clave y central en la implementación de ProstSchG. Ya en ProstSchG, la policía juega un papel crucial en el control de la confiabilidad de los operadores. Ahora los controles para hacer cumplir la ley puede colocar casi cualquier lugar en manos de la policía, lo que demuestra que no se trata en el caso de la prostitución de un comercio “como cualquier otro”.

En las ordenanzas y reglamentos de los tres estados federales de Baden-Wurttemberg, Sarre y Baviera, el papel prominente de la policía se establece una vez más explícitamente en las normas legales y actos de ejecución, aunque las facultades de supervisión normalmente ya emergen de las respectivas leyes de policía, que ponen el poder en manos del jefe de policía.

En otros estados federales, mientras tanto, un gran número de declaraciones públicas aclaran el papel central de la policía en la implementación de controles bajo la Ley de Protección de Prostitutas. Para Schleswig-Holstein fue la siguiente: “Incluso la policía y la Oficina Principal de Aduanas tienen el poder de investigar en cualquier momento y sin justificación las empresas” .En NRW – aquí Krefeld – dice claramente: “Los sitios de la prostitución y las prostitutas están todavía bajo el control de la policía”. La ley facilita la revisión de los funcionarios. “Visto de esa manera nada ha cambiado en el trabajo”. “Incluso las prostitutas que ofrecen visitas a domicilios y hoteles en Internet son visitadas por la policía y controladas, por lo que sabemos” .

En NRW, los datos de los operadores de un negocio de prostitución serán almacenados en el futuro en el sistema de verificación policial OSIP:

“De acuerdo con el § 15 párrafo 2 no. 2 debe obtener la autoridad de autorización de una declaración de las autoridades responsables del lugar de autoridad residencia de la Policía Nacional, una estación de policía central o del respectivo estado policial penal de si y qué pruebas reales son conocidos para justificar las preocupaciones sobre la fiabilidad. El procedimiento se basa en el procedimiento de verificación de la fiabilidad de los comerciantes encargados de la realización de las tareas de seguridad y del personal empleado allí de conformidad con. § 34a GewO. La jurisdicción de la Oficina Estatal de Investigación Criminal (LKA) resulta de § 13 párrafo 4 oración 1 No. 2 Policía Organización Ley NRW i.V.m. § 6, párrafo 1, n.º 4, ordenanza de tareas LKA. La aplicación especializada “OSiP” está siendo adaptada para su uso en la aplicación de la ley comercial. Los datos de la aplicación se transmitirán electrónicamente e i.d.R. los medios se liberan a través de un proceso de TI, i. a través del control de seguridad en línea “OSiP” de IT-NRW a la policía de NRW. La autoridad reguladora competente, ya sea transmitida a través de una interfaz de su propio procedimiento especializado de “Osip” o mediante entrada directa en “Osip” necesaria para la verificación de los datos a la policía NRW. Después de procesar todos los hallazgos en las autoridades policiales del distrito y LKA NRW, el conjunto de datos se libera para su exportación a la autoridad reguladora responsable y se transmite a “OSiP”. Aquí las ideas pueden volver a introducirse a través de la interfaz

En Hamburgo se especifica quién controlará la documentación de los negocios de prostitución, “Todos los documentos están disponibles para su revisión a la policía”. Además, la policía se sienta en una mesa redonda que acompaña a la aplicación de la ley.

En la regulación administrativa pertinente de Baden-Württemberg se afirma, concretando y ajustando ProstSchG, que la LKA obtiene todas las aplicaciones de las empresas para su control. Para la exclusión de la fiabilidad, no sólo las condenas en los últimos 5 años o membresías en las asociaciones sospechosas de la policía, sino incluso la “proximidad al OK” son decisivas. Ya son suficientes los “hallazgos de las autoridades policiales, que no han dado lugar a sanciones” . También en Baja Sajonia y Hesse se continúan realizando controles en cooperación con la policía. En Renania-Palatinado, una AG de la policía y centros de asesoramiento especializados acompaña la implementación de la ley. 

La implementación en los estados federales individuales muestra diferencias en el enfoque de la intervención policial. Pero no hay la menor duda de que la policía sigue siendo el poder central de intervención para la industria de la prostitución.

 

(3) Registro central / descentralizado de trabajadoras sexuales en los estados federales

En ocho de dieciséis Estados federales, las trabajadoras sexuales están registradas centralmente o su “asesoramiento” se maneja de manera central. Estos ocho estados, las tres ciudades-estado de Berlín (en el distrito de Tempelhof-Schöneberg), Bremen y Hamburgo, así como los estados de Schleswig-Holstein (Neumünster) Sarre (Saarbrücken), Mecklenburg-Vorpommern (Rostock), Turingia ahora en Weimar ), Sajonia-Anhalt (hasta ahora en Halle).

En todos los demás Estados grandes se debe realizar la inscripción a nivel local, aunque aquí también hay modelos diferentes: Por lo general, en los distritos urbanos o condados, en parte, en las áreas metropolitanas (Hannover), en parte, en los municipios (Hessen). En Sajonia, el registro probablemente se descentralizará, pero se centrará en seis ciudades: Chemnitz, Dresden, Leipzig, Görlitz, Plauen y Zwickau.

La descentralización se practica principalmente en los grandes Estados territoriales, donde, debido a las distancias existentes, no hay alternativa y es políticamente difícil de aplicar, y pueden imponerse a una autoridad local.

Sin embargo, el modelo centralizado está claramente en el centro de atención. Las autoridades y los líderes políticos de los länder lo venden como un “servicio de ventanilla única” para los clientes. Como regla general, el registro y los consejos de salud se centralizan local o espacialmente, pero en algunos casos también el registro / los procedimientos de asesoramiento / salud para la prostitución (Hamburgo).

Las autoridades sospechan que la variante centralizada entre las trabajadoras sexuales irá acompañada de una mayor aceptación del ProstSchG y, en consecuencia, debería preferirse (según los argumentos de Hamburgo y Sajonia). Las razones detrás de esto son, por un lado, la minimización de los costos y, por otro lado, las razones para monitorear la optimización mediante el uso de sistemas de software posiblemente compartidos para el registro estatal de la prostitución. En particular, la administración en la programación del asesoramiento de salud y la consulta / registro con la autoridad reguladora son impulsores en la dirección de la centralización.

La cuestión del registro centralizado / descentralizado del trabajo sexual deja en claro que es aconsejable y políticamente prudente no tener uno de ellos funcionalizado contra una opción basada en la Ley de Protección de Prostitutas, como suele ser el caso con los Verdes y la Izquierda.

 

(4) exención de tasas frente a tarifas de registro y asesoramiento

Ocho estados han expresado hasta ahora en sus ordenanzas y leyes de aplicación la exención del pago con respecto a las trabajadoras sexuales por el registro y asesoramiento (Schleswig-Holstein, Hamburgo, Bremen, Baden-Württemberg, Berlín, Mecklenburg-Vorpommern, Baden-Wuerttemberg y Brandemburgo).

Los honorarios son obligatorios en cinco estados. De estos, tres estados (Baviera, Sarre, Sajonia) han establecido tasas uniformes en todo el país por la regulación, mientras que en Hesse y Renania-Palatinado han decidido localmente el monto de los honorarios. En Hesse, una solicitud inicial tiene una tarifa cercana a los 100 € en concepto de tarifas a las trabajadoras sexuales e incluso tienen que pagar de su bolsillo el costo de su intérprete.

En tres estados federales (Turingia, Sajonia-Anhalt, Sajonia) la cuestión de las tarifas aún no es concluyente, aunque la imposición de cargos también está surgiendo para Sajonia.

Básicamente, es necesario proteger a las trabajadoras sexuales contra la estafa oficial. No porque de lo contrario serían conducidas a la ilegalidad (que en sí mismo no es la causa). Sino porque está básicamente inaceptable el registro de las trabajadoras sexuales. Por lo tanto, no se puede optar por un registro gratuito, lo que hace que LINKE sea fuerte en Sajonia. Es necesario denunciar el monto de los honorarios y la arbitrariedad de su cobranza sin caer en el error de reclamar el registro sin cargos como un “mal menor”. Nuevamente, no hay razón para argumentar a favor de una opción específica basada en ProstSchG.

No es infrecuente que la exención de las tarifas para las trabajadoras sexuales también sea un medio de división dentro de la industria de la prostitución y no una señal de una actitud amistosa de las autoridades hacia las trabajadoras del sexo. Porque la tarifa libre puede compensarse con tarifas más altas para el requisito de permiso (Hamburgo en comparación con Bavaria).

Aquí, también, rápidamente queda claro que la exención de tarifas es solo la arena que se echa a los ojos de las trabajadoras del sexo para lograr su aceptación de la ProstSchG.

 

(5) El registro, lo primero

Dado que, excepto en los tres estados federales de Renania del Norte-Westfalia, Baviera y Schleswig-Holstein, las consultas y registros legalmente prescritos no se iniciaron a tiempo a partir del 1.7.2017, esto dio lugar a inseguridad jurídica para las trabajadoras sexuales.

En particular, las trabajadoras sexuales que habían comenzado a trabajar después del 1.7.2017 por primera vez, tendrían que someterse al asesoramiento forzoso y registrarse inmediatamente. Eso no fue posible de hecho. Solo algunos de los Estados rezagados trataron de dar al caos una estructura aparentemente legal al ofrecer la posibilidad de “un registro preliminar” en línea de trabajo sexual y prostitución.

Este prerregistro, que tuvo lugar más allá del procedimiento legal sin asesoramiento, se intentó hacer aceptable para las interesadas con el argumento de que protegía estos registros provisionales, que habían sido confirmados por las respectivas autoridades territoriales, de consecuencias negativas durante los controles sobre el terreno. Baden-Württemberg, Bremen, Berlín, así como Turingia y Sajonia-Anhalt hicieron uso de esta posibilidad.

En Berlín, el formulario correspondiente del tribunal de distrito Tempelhof-Schöneberg con el título kafkiano de “Documentación sobre el intento de registro de acuerdo con § 3 ProstSchG” solo contenía 13 campos en los que previamente y sin asesoramiento las prostitutas tenían que dar amplia información personal ,

Incluía una dirección de contacto para ser notificadas tan pronto como el proceso regular de registro legal estuviera en progreso. El ejemplo del procedimiento de Berlín muestra muy rápidamente que todo se tejió con la aguja caliente y que la libertad ocupacional garantizada constitucionalmente era limitada. Por ejemplo, estados como Baviera se negaron a reconocer este documento, que no estaba legalmente previsto, por lo que las trabajadoras sexuales registradas en Berlín dependían de la buena voluntad de las autoridades en otros Estados federales. Por otro lado, en febrero de 2018 se anunció que los documentos provisionales emitidos solo deberían ser válidos hasta octubre de 2018, es decir, por un período limitado de tiempo.

En particular, la práctica del prerregistro de trabajadoras sexuales sin asesoramiento pone en evidencia la pauta de “el registro, lo primero“. Consultas como las de las autoridades de salud y la “sesión de información y asesoramiento” en las oficinas de orden público demostraron ser un folclore meramente molesto con el único propósito de proclamar el carácter protector de la ley. De hecho, se trata de capturar a las trabajadoras del sexo, todo lo demás es secundario a eso.

 

(6) La consulta como un accesorio molesto del negocio principal del registro de prostitutas

Las consultas obligatorias en las oficinas de salud pública, así como las llamadas conversaciones de información y asesoramiento en las oficinas de orden público sirven sobre todo para aumentar la aceptación del registro mediante una supuesta “entrada de umbral bajo” y una “confidencialidad especial”.

La funcionalización en particular de los “consejos de salud” está claramente en el hecho de que la implementación de la ley a menudo se asocia con una centralización, por lo que el asesoramiento sanitario y el registro regulatorio están bajo un mismo techo, generalmente solo improvisados separados espacialmente de forma improvisada para dar la apariencia de “especial confidencialidad” de los consejos de salud (como en Hamburgo, Schleswig-Holstein, Saarland y Mecklenburg-Vorpommern).

Mientras que Hamburgo afirmó, por ejemplo, que “no hubo intercambio de datos entre el consejo de salud y la oficina de registro”, esto no impide que la ciudad-estado agrupe los asuntos de salud y comerciales en una misma oficina y desde 2018 en “pisos funcional y espacialmente diferentes” de un mismo edificio, en Bremen, por otro lado, se dice sin disimulos:

“Ambas sesiones de consejería deben estar interconectadas de tal forma que se pueda llevar a cabo una coordinación mutua de los contenidos y un intercambio profesional”. Por consiguiente, el anuncio de trabajo para el solicitante: “La tarea se lleva a cabo en consulta con el colega, que es responsable del asesoramiento de salud según § 10 ProstSchG. Se proporciona el desarrollo conjunto de los procesos y la representación mutua.” (Anuncio de trabajo del Departamento de Salud de Bremen).

La “confidencialidad”, que en particular está destinada a caracterizar los consejos de salud, sirve como palanca para sintonizar con el propósito real del ejercicio: el registro. Al mismo tiempo, se abusó de esta confidencialidad para excluir a terceros (como ocurrió explícitamente en Baviera) y así privar a las trabajadoras sexuales del derecho universalmente válido de ir con un abogado (como sucedió en Bonn).

La calificación del personal para el llamado “consejo de salud” generalmente no es médica y, por lo tanto, cuestionable. Y rara vez existe la posibilidad de recurrir a expertos médicos durante las deliberaciones. La duración de las sesiones de asesoramiento de salud son, por ejemplo, en Baden-Württemberg, de 35 minutos escasos por razones de costo. En otros lugares, como en Berlín, los horarios de atención son tales que chocan con el ritmo de trabajo de las trabajadoras sexuales (3 veces por la mañana, una vez por la tarde).

Las consultas a menudo tienen lugar bajo condiciones de estigmatización. En Hessen, la reunión de información y consulta con las autoridades reguladoras se encuentra en el departamento de “seguridad aguda”, donde también se registran perros de combate, se encuentra la lucha contra la plaga de ratas y se emiten certificados de defunción. Lo mismo se aplica a Munich. En Marburgo, Hesse, el asesoramiento de salud de las trabajadoras sexuales se lleva a cabo por personas que también son responsables en el servicio de psiquiatría social para las personas con enfermedades mentales y sus familiares.

En Munich, la “Oficina de Igualdad de Género” consiguió que ese asesoramiento de las trabajadoras sexuales fuera realizado solo por mujeres con el argumento de que la mayoría de las prostitutas están traumatizadas por hombres y, por lo tanto, no se puede esperar que los hombres las aconsejen. En una carta de la Oficina de Igualdad de Oportunidades a la Oficina de Administración del Distrito, decía:

 “Una gran proporción de las prostitutas, tanto hombres como mujeres, están agobiadas por la violencia que generalmente experimentan de los hombres. En la mayoría de las prostitutas se debe sospechar estrés mental severo y trauma psíquico con las consecuencias correspondientes. Por lo tanto, para no sobrecargar la situación de asesoramiento con posibles consecuencias traumáticas, etc., el asesoramiento solo debería ser llevado a cabo por mujeres en principio. Por lo tanto, las vacantes en esta área deberían restringirse solo a las mujeres “.  

¡Sin duda una victoria del feminismo bávaro!

Especialmente sorprendente es el presunto, pero realmente ficticio, “carácter protector” de la Ley de Protección de Prostitutas cuando se trata de prostitución migrante. Con el fin de ahorrar costos, las trabajadoras sexuales en el futuro cercano se vuelven cada vez más objeto de “servicios de interpretación de video” (por ejemplo, Hamburgo y Bremen). El trasfondo es que cualquier consulta que involucre intérpretes tomaría más de una hora. Parece que no hay dinero ni tiempo disponible.

En otros lugares, las trabajadoras sexuales deben traer sus propios intérpretes (Wiesbaden) o pagar sus propios servicios de interpretación (distrito de Bergstraße en Hesse).

En Frankfurt / Main, una “sesión de información y asesoramiento” en la oficina pública demora 15 minutos. En la ciudad multicultural de Main, los intérpretes son prácticamente considerados superfluos en las “charlas de información y asesoramiento”. El motivo principal fue: “No queremos registrar a los traductores”.

 

(Continuará en próximas entregas)


1.- Este texto es la versión elaborada de una conferencia pronunciada por Doña Carmen eV en la “reunión de prostitución de Frankfurt” el 1 de junio de 2018

Todo lo que necesitas saber de prostitución para no ser un bocachancla

 

 

¿Dónde? En El estante de la Citi.

Más de 600 entradas a tu disposición. Utiliza la función “buscar” en lo alto de la página, o usa Google, añadiendo al término de búsqueda las palabras “estante citi”:

¡Contra la falsedad hipócrita, la verdad desnuda.!

¡Contra la cruzada moral contra las mujeres, el feminismo unido y liberador!

REVISTA AMOR Y RABIA Nº.71, «CONTRA EL ESTIGMA DE LA PROSTITUCIÓN»

 

 

23 de marzo de 2018

https://revistaamoryrabia.blogspot.com/2018/03/revista-amor-y-rabia-n71-contra-el.html

 

Introducción

 

(NOTA: En rojo se indican las páginas citadas del número 71 de la Revista Amor y Rabia)

 

En 2013 murió asesinada una mujer en Suecia, Eva-Marree Kullander Smith, madre de dos hijos, estaba casada con un marido drogadicto y violento, del que los servicios sociales aconsejaron que se divorciase; tras hacerlo, al tener que hacerse cargo de sus hijos, fue incapaz de ganar suficiente dinero como para poder mantenerse, por lo que decidió prostituirse. Esta situación durará tan sólo dos semanas, en las que tuvo cinco clientes; cuando se lo contó a su prima, esta lo denunció a los servicios sociales que, al comprobar que era cierto la impusieron una terapia. Como no se arrepentía, rápidamente la quitaron la custodia de sus hijos y se la dieron a su exmarido, que impidió que pudiera volver a verlos.

A partir de entonces se inició una lucha de años para recuperar la custodia de sus hijos o, al menos, el contacto, mientras el exmarido se dedicaba a acosarla y amenazarla. Tras un juicio en que quedó en evidencia el carácter violento y desequilibrado de su exmarido, logró que se la permitiese visitar a sus hijos, pero la sentencia no se ejecutó. Entre tanto, Eva-Marree se había convertido en un personaje cada vez más incómodo para el Estado sueco, al ser una destacada representante del movimiento que lucha contra la ilegalización de la prostitución. Fue entonces cuando los servicios sociales organizaron una visita para que pudiese ver a sus hijos. Pero, pese a que la ley sueca prohíbe que parejas enfrentadas coincidan en este tipo de visitas, y pese a que el padre tenía entre sus antecedentes incluso el haber agredido a un miembro de los servicios sociales, se le permitió estar presente durante la visita, que además tuvo lugar en los locales de los servicios sociales, donde Eva-Marree carería del menor control o protección. La visita duró poco: Tras insultarla y gritarla, el exmarido se dirigió a la cocina, cogió un cuchillo, y la mató de 32 puñaladas delante de sus hijos.

Ahí no acabó la tragedia. Por si esto no fuera suficiente, aunque el marido fue condenado a 18 años de prisión, se le concedió la custodia de los hijos y se negó a la familia de Eva-Marree tener el menos contacto con ellos (por haberse prostituido su hija). Para contener el escándalo, que dio lugar a manifestaciones de protesta ante las embajadas de Suecia por todo el mundo, los servicios sociales intentaron convencer a la familia que no hiciera un entierro público, y al no lograrlo, se declararon dispuestos a asumir los costes. En realidad, como se descubrió más tarde, esa oferta había sido una broma macabra del Estado: los servicios sociales pagaron los costes del entierro con el dinero de Eva-Marree, que habían heredado sus hijos a su muerte (p. 65-66).

 

ESTADO “FEMINISTA”, O LA INSTITUCIONALIZACIÓN DEL ESTIGMA

Esta historia, que es explicada en detalle en el documental “Donde las putas no existen”, emitido en el Canal Arte, es el mejor ejemplo de las consecuencias de disfrazar al Estado de feminista y darle la potestad de juzgar a las mujeres en función de lo que hagan con su cuerpo. Para el Estado sueco, que se califica a si mismo de feminista con la complicidad de un sector importante del movimiento feminista mundial, es incompatible que una mujer pueda ser al mismo tiempo madre y prostituta. Y fue eso lo que mató a Eva-Marree: el estigma de haber sido prostituta; o, mejor dicho, su negativa a arrepentirse de haber sido prostituta para poder sacar adelante a su familia.

A pesar de lo que pueda parecer, el estigma que acompaña a las mujeres que han ejercido o ejercen la prostitución es algo puramente cultural y está muy ligado a las religiones monoteístas (p. 87). En Europa, el paso del politeísmo al cristianismo estuvo ligado a la prohibición de la prostitución, representado en la Biblia con la figura de Maria Magdalena. La estigmatización de las prostitutas no fue ni inmediata ni uniforme: la emperatriz Teodora, esposa de Justiniano, uno de los principales emperadores romanos, había sido previamente prostituta, y San Agustín, cuyo pensamiento impregnó la Edad media, se declaró contrario a abolir la prostitución enLa Ciudad de Dios“La mujer pública es en la sociedad lo que la sentina es al barco y la cloaca al palacio. Cierra la cloaca y todo el palacio será infectado” (p. 51).

“Salvadnos de quienes nos quieren salvar”: Manifestación de protitutas en la India contra el abolicionismo

Esta situación cambiará al final de la Edad Media, cuando la Iglesia católica intentó imponer en Europa su hegemonía ideológica y política, algo representado simbólicamente con la Tiara y llevado a la práctica mediante la persecución de quienes consideraba herejes y la puesta en marcha de la Inquisición. Fue entonces cuando se condenó teológicamente la prostitución, y se pusieron en marcha los mismos mecanismos de estigmatización que se acababan de aplicar a los judíos: encerrarlas en guetos, imponerlas el uso de una vestimenta especial y obligarlas a llevar símbolos que permitiesen reconocerlas, prohibirlas tocar comida y frutas en los mercados, etc. (p. 55); eran básicamente las mismas reglas que se habían impuesto previamente a los leprosos para separarlos del resto de la sociedad, y las consecuencias fueron similares: a partir de entonces, las prostitutas pasaron a sufrir el desprecio de una sociedad que, al mismo tiempo, era incapaz de lograr que desapareciesen. El mismo resultado, por cierto, que ha logrado producir en la sociedad sueca la prohibición de la prostitución.

Lo cierto es que la prostitución, calificada de “oficio más viejo del mundo”, ha existido siempre en todas las culturas y civilizaciones, y ha demostrado una formidable capacidad para sobrevivir a todos los intentos de erradicarla. Lo único que han logrado sin excepción todos los esfuerzos represivos para acabar con ella ha sido situar a las prostitutas al margen de la sociedad, marcándolas para toda la vida. La prostitución en cambio ha seguido existiendo, aún bajo las peores circunstancias, para volver a expandirse rápidamente tras relajarse la legislación.

El movimiento obrero también declaró entre sus objetivos la erradicación de la prostitución, pero al intentar llevarlo a cabo fracasó tan estrepitosamente como sus predecesores: así ocurrió en la Rusia soviética, donde tras encerrar a las prostitutas en campos de concentración se proclamó oficialmente que había desaparecido tras el fin del capitalismo, a pesar de que los informes internos del estado reconocían su existencia clandestina (p. 57); y así ocurrió en España durante la Revolución social y Guerra Civil de 1936-39, donde el anarquismo tenía claro que la prohibición de la prostitución no era una solución viable. Según explicaba Federica Montseny, Ministra de Sanidad por la CNT, “Considerábamos que no era posible terminar por Decreto con la prostitución, porque la prostitución representa un problema de carácter social que no se puede resolver radicalmente. (…) mientras no se consiguiera transformar la mentalidad de los hombres y de las mujeres, mientras España no superase la moral sexual,  la abolición de la prostitución era imposible“ (Mis primeros cuarenta años, Federica Montseny, 1987). La realidad de la guerra se impuso al idealismo, y de una etapa inicial en la que los anarquistas ejecutaron a los chulos del barrio chino de Barcelona y pusieron en marcha los llamados “liberatorios de prostitución”, se pasó a organizar prostíbulos en el frente para las milicias (p. 60).

En épocas más modernas ha ocurrido algo similar: tras la revolución y toma del poder en Cuba y Nicaragua se cerraron los prostíbulos e incluso se prohibió la prostitución (en la Nicaragua sandinista); pero tras una situación de clandestinidad, la prostitución volvió a hacer su aparición pública. El propio Fidel Castro, que en un discurso el 30 de noviembre de 1971 decía que “en nuestro país, la prostitución se erradicó hace muchos años. En nuestro país, todas esas tristes y horribles cosas de una sociedad explotadora, ya no existen”, tuvo que reconocer décadas más tarde la existencia de la prostitución: “nuestras prostitutas son las más sanas e instruidas del mundo”.

En Suecia la situación es similar: a pesar de la intensa campaña de propaganda a favor del nuevo abolicionismo, que ha logrado que se prohíba la prostitución en varios países de la UE, la realidad es tozuda. La policía sueca reconoce que sigue existiendo, pero de manera clandestina, y la ONU ha denunciado que esta situación pone en riesgo la vida de las prostitutas. El único resultado real ha sido lograr implantar el estigma contra la prostitución entre la mayoría de la población sueca, el mismo estigma que, institucionalizado, quitó los hijos a Eva-Marree cuando se negó a arrepentirse de haber sido prostituta, y finalmente la acabó matando.

 

MISERIA SEXUAL

Mientras no se combatan las causas que originan la prostitución, esta seguirá existiendo. Y no hay que confundir causa y efecto: el motivo de la prostitución no es el dinero, sino la miseria sexual. La prostitución cubre una necesidad humana básica, al ofrecer una salida al deseo, reprimido en todas las sociedades mediante las más diversas reglas, legislaciones y tabús. Esta realidad, origen de la imposibilidad de erradicarla, es asimismo mucho más compleja de lo que parece a primera vista; tras la revolución sexual que supuso el descubrimiento de la píldora al dar a las mujeres el control de sus capacidades reproductivas, la sexualidad perdió parcialmente el tabú que la rodeaba en occidente. Esto ha hecho visibles aspectos de la sexualidad reprimida que antes estaban silenciados, que han dado lugar por ejemplo a la asistencia sexual a las personas discapacitadas (p. 83-86), un 60% de las cuales son mujeres en España, un 60% de las cuales son mujeres en España, o a servicios sexuales para calmar a personas internadas en centros psiquiátricos (p. 86).

Ambos son ejemplos perfectos de pago de dinero por sexo, y por tanto prostitución ¿hay que prohibirlos también? Y, en caso contrario, ¿cuál es la diferencia? Y, más importante aún, si la prostitución consiste en el intercambio de sexo por beneficios materiales ¿cómo puede reconocerse, dónde está el límite? Basta echar un vistazo a otras regiones del mundo para darse cuenta de la insostenibilidad de juzgar comportamientos sociales mediante la visión judeocristiana. En Guinea Ecuatorial, antigua colonia española, existe la llamada semiprostitución, mediante la cual las mujeres mantienen relaciones sexuales con hombres para recibir  favores o regalos sin que exista una tarifa fija (p. 81). Este modelo de intercambio de sexo por diversos beneficios materiales ha dificultado enormemente la implantación del modelo occidental de prostitución, basado en prostíbulos que no son sino un vago recuerdo de los guetos medievales donde se concentraba a las prostitutas; y, más importante aún, la práctica de la semiprostitución está socialmente aceptada, careciendo del estigma occidental.

Aquí puede reconocerse de manera nítida el imperialismo cultural occidental, que intenta imponer su paradigma social al resto del mundo, lo que implica necesariamente imponer su visión de la sexualidad a todo el planeta, algo tan imposible como poco recomendable. Porque, en el fondo, la visión de la prostitución que tienen las sociedades occidentales, incluidos amplios sectores de la izquierda y del movimiento feminista actual, está impregnada del estigma medieval. Es cada vez más difícil reconocer la menor diferencia entre la visión puritana del cristianismo con la censura sobre la exposición del cuerpo femenino que últimamente pretende imponer un sector aparentemente mayoritario del movimiento feminista.

“Hylas y las Ninfas”, cuadro de John William Waterhouse retirado de un museo de Manches- ter por “cosificar a la mujer”

Un ejemplo de o problemático de esta visión de las cosas es la reciente decisión deretirar en un museo de Manchester la exposición del cuadro “Hylas y las ninfas”, de John William Waterhouse, acusado de “cosificar a la mujer”. En realidad, el cuadro representa el secuestro de Hylas, el amante de Hércules, que al ir en busca de agua, es secuestrado para siempre por las ninfas de un manantial, que deseaban al joven por su belleza. Las depredadoras son las mujeres, no Hylas. Potter Steward, juez del Tribunal Supremo de EEUU, dijo en una sentencia en 1964 “No sabría definir la pornografía pero la reconozco cuando la veo“, y esta sentencia puede aplicarse igualmente al sexismo, cuyas fronteras son líquidas, más allá de los casos evidentes.

En los años 60-70, poder llevar una minifalda (es decir, que una mujer pueda vestirse como quiera) fue motivo de lucha del movimiento de liberación de la mujer. Hoy día, bajo el barniz ideológico de una supuesta defensa de la mujer se oculta el tradicional rechazo de la cultura judeocristiana a la exposición pública del cuerpo femenino, el estigma de la Iglesia medieval que considera la sexualidad algo sucio y la convirtió en un tabú sobre el que no puede hablarse abiertamente. El mismo tabú que da lugar a la miseria sexual, y sienta las bases de la existencia de la prostitución.

 

DERECHOS Y EXPLOTACIONES

Frente a la identifación de la prostitución con esclavitud de un amplio sector del feminismo, en las últimas décadas ha surgido un fenómeno global tan singular como inesperado: prostitutas que se rebelan contra el estigma, se declaran feministas y se organizan para defender su derecho a acceder al sistema de seguridad social y cotizar para recibir una pensión. Enarbolando el lema “My body, my business” (Mi cuerpo, mi negocio), las prostitutas feministas reclaman el derecho a usar su cuerpo como las dé la gana, y denuncian que el feminismo abolicionista pone en peligro sus vidas, al querer llevarlas a la ilegalidad, además de intentar forzarlas a integrarse en un mercado laboral precariezado. En el movimiento anarquista y la izquierda de países como EEUU, Canadá, Irlanda, Reino Unido o Australia amplios sectores han declarado abiertamente su apoyo a la lucha por los derechos de los trabajadores y trabajadoras sexuales (p. 7-35).

Y es que es innegable que la pretensión de imponer un modelo sexual por medios represivos es indefendible desde una perspectiva anarquista, además de irracional: no hay ejemplo en la historia de un sistema social, religioso o político que haya logrado abolir la prostitución, de la misma manera que no se conoce sociedad alguna en la que no haya existido. Más indefendible aún desde un punto de vista anarquista (y feminista) es la pretensión de presentar a la mujer como un ser débil, una víctima que hay que proteger, como plantea el feminismo abolicionista. Basta escuchar las voces de las prostitutas mismas (p. 36-50) y los datos de que se dispone sobre la prostitución para darse cuenta de que sólo una minoría (1 de cada 7) es víctima de las redes de trata de blancas, algo que no es prostitución sino esclavitud pura y dura.

“No me hables de máquinas de coser. Hablame de los derechos de las trabajadoras” Pancarta de una manifestación de trabajadoras sexuales del sudeste asiático rechazando trabajar en las factorías textiles de la región, conocidas por sus condiciones laborales similares a la esclavitud

Usar el cuerpo para obtener beneficio económico en el contexto de un sistema económico basado en la injusta distribución de la riqueza ha sido siempre un medio de la mujer para mejorar sus condiciones de vida. Así ha sido en Occidente, como explica Silvia Federici (p. 28), así lo utilizaron las mujeres de la tribu de Ouled Nail, en el Sahara (p. 53), y así es hoy en Asia, donde las prostitutas son mujeres que prefieren vender su cuerpo a trabajar en un taller textil en condiciones infrahumanas, por un salario mísero y la amenaza constante de la muerte en accidente laboral o ser violada por un capataz. Y en Europa la situación no es muy diferente: “mejor puta que trabajar en un McDonalds”, dice una prostituta española, o “prefiero ser puta que trabajar 40 horas a la semana en una fabrica”, dice una prostituta francesa (p. 43). Recientes estudios las dan la razón, como demuestra el elevado porcentaje de trabajadoras de lalimpieza que sufren cáncer debido a su contacto continuo con sustancias químicas, en un sector tradicionalmente femenino y mal pagado.

Pero esto no es toda la historia. Aunque sus argumentos deslegitimizan –con razón- el discurso victimista del abolicionismo, la lucha para acabar con la ilegalidad y el estigma no deben impedir un análisis crítico de los resultados de la legalización, y para ello nada mejor que Nueva Zelanda, el primer país en legalizar la prostitución (p. 78). Sabrinna Valisce, exprostituta que se destacó en la lucha por acabar con la prohibición en Nueva Zelanda, se ha convertido hoy en una de sus principales críticas; rechazar el abolicionismo que hoy defiende no es motivo para no escuchar su crítica, muy distinta de las ideólogas burguesas del feminismo abolicionista que en su inmensa mayoría nunca han formado parte del mundo de la prostitución. Según Valisce, “la despenalización distanció a las trabajadoras y propició una competencia feroz que antes no existía” mientras que “Los burdeles implantaron rápidamente la tarifa ‘todo incluido’, por la que las prostitutas estaban obligadas a hacer todo lo que sus clientes deseaba” (p. 80).

En otras palabras: la salida de la ilegalidad dio paso a la normalización neoliberal de la prostitución. Y no solo eso. La escritora feminista Gloria Steinem ha advertido que normalizar el concepto de “trabajo sexual“ podría dar lugar a que el Estado neoliberal pudiese obligar a quienes reciben ayudas a aceptar ofertas de trabajo en el sector sexual, bajo la amenaza de, en caso contrario, perderlas.

Y hay que tener en cuenta también que, como todo oficio, la prostitución tiene una estructura piramidal: frente a quienes aseguran que los ingresos que se pueden ganar son muy superiores a los de otros trabajos, la realidad es hay grandes diferencias entre una minoría de clase media/alta dedicada a la prostitución de lujo, y una mayoría de prostitutas de clase baja que trabajan están sometidas a una competencia brutal que hunde los precios a la baja, como nos recuerda Valisce. De manera paralela a la lucha por su acceso a la seguridad social, a una pensión digna y a que se acabe la discriminación fruto del estigma, el sector más activista de las prostitutas, tan enemigo de los “chulos” como las abolicionistas, busca medios para asegurarse que nadie se quede con el dinero que ganan con su cuerpo, y para ello se han puesto en marcha prostíbulos autogestionados en Ámsterdam (p. 72), cooperativas de servicios sexuales en Ibiza (p. 75), cooperativas de ahorro comunitario, que tienen una amplia difusión por todo el mundo (p. 76) o incluso un banco en la India, que ha mejorado notablemente la situación de las prostitutas, al permitirlas comprarse casas, pagar los estudios de sus hijos, o poderse pagar operaciones médicas (ver p. 73-75). Estas iniciativas son similares a las iniciativas cooperativistas  que siempre favoreció el movimiento libertario, basta recordar la Cooperativa Cristalera de Mataró, en la queJuan Peiró (futuro Ministro de Industria) jugó un papel fundamental.

 

REFLEXIONES FINALES

En definitiva, este corto repaso de un tema enormemente complejo como es la prostitución pretende poner de manifiesto varios puntos:

  • Apoyar el abolicionismo es apoyar una distopía represiva y puritana que reproduce el estigma medieval y judeocristiano, y es inasumible por el movimiento anarquista.
  • Pretender negar a la mujer el derecho a decidir de manera consciente si usa su cuerpo para ganar dinero es contraria a la defensa anarquista de los derechos del individuo.
  • Acabar con la ilegalidad de la prostitución es acabar con la inseguridad de quienes lo practican, asegurándolas un acceso a la seguridad social y una pensión, lo que es un objetivo digno de ser apoyado.
  • La prostitución no puede desaparecer mientras exista una de las causas que dan lugar a su existencia: las desigualdades económicas, fruto de una injusta distribución de la riqueza, que impiden tomar libres decisiones sobre nuestras vidas.

Por último, la prostitución existe debido a la miseria sexual de un modelo de sociedad de carácter autoritario, que fomenta una moral sexual represiva y puritana. El anarquismo ha de luchar para acabar con ella, sustituyéndola por una sociedad sin propiedad privada en la que sea posible disfrutar de la sexualidad de la manera más libre posible. De alcanzarse ese objetivo, los motivos que dan lugar a la prostitución –la miseria económica y la miseria sexual- desaparecerían y, con ello, es posible que con ello dejase de existir. Pero, aunque carecemos de garantías de que ocurriese, ¿no merece acaso la pena luchar por ese modelo de sociedad en lugar de favorecer un modelo social y sexualmente represivo?

 

Enlace para comprarla ( 2 euros )

 

Enlace Mega para bajarse gratis el ejemplar

 

Enlace en Scribd

 

O, también, para recibirlo en formato PDF
basta con solicitarlo a nuestra dirección email:

colectivo.editorial.ayr@gmail.com

 

 

La mayoría de españolas y españoles se oponen a la penalización del consumo de prostitución

 

El abolicionismo —como ideología fundamentalista enemiga de las libertades fundamentales de españolas y españoles— no debería ser apoyado por la mayoría del pueblo español, maduro democráticamente y celoso defensor de las libertades recuperadas tras el franquismo. Una ideología que pretende mantener vivo el control patriarcal de la vida sexual de las mujeres no debería ser mayoritariamente respaldado por éstas. El abolicionismo del que el PSOE se proclama único defensor, no debería ser respaldado por esa mayoría de votantes del PSOE que se oponen a la violencia contra las mujeres y al control de su sexualidad y de su cuerpo.

Ha llegado a la vicepresidencia del Gobierno y al ministerio de Igualdad una abolicionista acérrima que apenas hace un mes propugnaba la gran importancia de “tomar decisiones ‘legales y contundentes’ para castigar a los proxenetas y a los hombres que van a la prostitución”. Ha sido nombrado ministro del Interior un abolicionista que asegura sin pestañear que el 99% de las mujeres que ejercen la prostitución son víctimas de trata. Pero ambos deberán estar atentos a las encuestas y escuchar lo que opinan españolas y españoles, opinión que no coincide precisamente con la suya.

Ha sido publicado recientemente el resultado de la encuesta sobre la “Percepción Social de la Violencia Sexual”, realizada por  Delegación del Gobierno para la Violencia de Género a través de 2.465 entrevistas, y los resultados son demoledores para las posiciones abolicionistas. Lo primero que queda meridianamente claro es que españolas y españoles distinguen claramente entre prostitución y trata, entre libertad y coacción, y de esta forma, así como “obligar a prostituirse a una mujer” la casi totalidad de los encuestados consideran que debe ser castigado por la ley, “pagar a una mujer por mantener relaciones sexuales (prostitución)” solo consideran que debe ser castigado por la ley una minoría del 35,0% (31,1% de hombres y 36,8% de mujeres). Es obvio que si españolas y españoles creyeran como el ministro del Interior que el 99% de las trabajadoras sexuales son obligadas a prostituirse, también la penalización del consumo de prostitución habría sido respaldada por la casi totalidad de encuestados.

El fundamentalismo abolicionista no puede llevar adelante sus planes en España por medios democráticos, porque la mayoría del pueblo no lo respalda. Sólo mediante decretos municipales arbitrarios y no contestados ante los tribunales y mediante una Ley Mordaza impuesta por el rodillo parlamentario del PP han podido hasta ahora imponer de forma parcial la prohibición de la prostitución (pues prohibición de la prostitución es penalizar a los clientes). Una Ley Mordaza, por cierto, que ahora el PSOE en el poder ya no piensa derogar, sino tan sólo “revisar”.

Las trabajadoras sexuales no están solas en la defensa de sus derechos: la mayoría electoral se opone a la penalización. No será precisamente “un cálculo electoralista” lo que lleve al PSOE a impulsar una ley de penalización de la prostitución en esta legislatura. Se limitarán, como hasta ahora, al ámbito municipal —sin ningún tipo de consulta popular previa, por supuesto— y a mantener vigentes los odiosos tres artículos antiprostitución de la Ley Mordaza.

 

Los principales resultados de la encuesta se pueden ver aquí (lo referente a trata y prostitución en página 14).

Y la encuesta completa aquí (lo referente a trata y prostitución en páginas 70, 71, 81 y 82).

 

Tiempos de lucha para las prostitutas: Fernando Grande-Marlaska nombrado ministro de Interior

 

Al nombramiento de Carmen Calvo como vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, se suma ahora el de Fernando Grande-Marlaska como ministro de Interior.

Fernando Grande-Marlaska, advierte que el 99% de la prostitución procede de la trata.

 

https://www.elboletin.com/nacional/140930/grande-marlaska-prostitucion-procede-trata.html

 

El juez y presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, advierte a quienes defienden el derecho a ejercer la prostitución de manera voluntaria que el 99% de esta práctica procede de la trata de seres humanos. Lo hace en las páginas de la revista Glamour España, en una entrevista exclusiva que se publicará en su totalidad el próximo mes de noviembre.

“No voy a amparar que en base a este tipo de prostitución, o por un feminismo mal entendido, se intente minimizar el problema de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, que es lo que ocupa el 99 por ciento de la prostitución”, aclara el juez. “No entiendo que con ello nadie pueda realizarse, ni incluso quedar indemne. Y no se puede difuminar la entidad de un problema tan grave que es, sin duda alguna, esclavitud en pleno siglo XXI”, sentencia.